Cómo saltarse el bloqueo de una web

Cómo saltarse el bloqueo de una web

Javier Jiménez

Cuando navegamos por Internet podemos encontrarnos en ocasiones con problemas que nos impiden acceder a un sitio web. A veces se trata de un error de nuestra conexión, del software que usamos o del dispositivo. Sin embargo podría ser un problema de la propia web que incluso nos esté bloqueando. Es algo que puede ocurrir por determinadas causas pero podemos hacer uso de diferentes servicios y métodos para saltarnos el bloqueo de una página. Vamos a dar algunas recomendaciones si nos encontramos con este problema para poder navegar con normalidad.

Las páginas web pueden bloquear a los usuarios

Seguro que en muchas ocasiones hemos intentado entrar en una página web y nos aparece algún mensaje de error indicando que no podemos acceder. Las causas, lógicamente, pueden ser muchas. Podría ocurrir que simplemente el servidor esté caído en ese momento, que estén llevando a cabo alguna actualización o que nuestro navegador no la ha cargado correctamente. El error puede ser de parte del usuario, pero también de la propia página.

Ahora bien, también podría ocurrir que ese sitio web tenga bloqueado el acceso a un determinado usuario. Incluso podría prohibir acceder desde determinadas ubicaciones geográficas o al utilizar una operadora en concreto.

Esto obligaría a los usuarios a tener que llevar a cabo alguna acción, utilizar algún programa y poder saltarse ese bloqueo de alguna manera. Por suerte tenemos diferentes métodos a nuestra disposición con los que podemos evitar ese bloqueo y poder acceder a una página web con total normalidad.

Cómo evitar el bloqueo de una web

Como decimos, tenemos a nuestra disposición determinados servicios y programas que podemos usar en nuestros sistemas y así poder evitar el bloqueo de una página. Esto es algo que podemos utilizar sin importar el tipo de dispositivo o sistema operativo, ya que el bloqueo de una web es independiente.

Utilizar VPN

Una de las opciones más interesantes que podemos usar si hemos sufrido el bloqueo al intentar acceder a una página web es un servicio VPN. Es además algo muy usado hoy en día, ya que nos permite cifrar la conexión y evitar problemas de seguridad cuando nos conectamos a un Wi-Fi público o a una web sin cifrar.

Los programas VPN lo que hacen es ocultar nuestra dirección IP real. Esto significa que si ese sitio web ha bloqueado un rango de IPs, algo que puede ocurrir en ocasiones por error, podríamos entrar sin problemas. Pero también vamos a poder entrar si existe una restricción geográfica, por ejemplo no poder entrar a una web desde un determinado país.

En estos casos una VPN va a poder ayudarnos a evitar el bloqueo al intentar conectarnos a un servicio online o abrir una página web. Podemos usar opciones como Shurfshark, NordVPN o ExpressVPN, entre otras muchas opciones. Las hay tanto gratuitas como de pago, aunque desde RedesZone no recomendamos la primera opción, ya que en muchos casos nuestros datos no están bien protegidos y podemos tener problemas.

Siguiendo el mismo camino de las VPN también podríamos optar por utilizar una VPN descentralizada, ya que tienen la característica especial de ser una mezcla entre una VPN tradicional y la red Tor. Por lo que, al usarlas podremos obtener lo mejor de ambas soluciones, ya que podremos hacer uso tanto de los protocolos y la seguridad que nos ofrecen las VPN como los nodos descentralizados que utiliza la red Tor. Lo que hace que esta opción sea bastante suculenta al momento de navegar y evitar prácticamente cualquier tipo de bloqueos.

Aun así, debemos destacar que su uso, probablemente en este momento sea para usuarios un poco más avanzados, ya que para utilizar este tipo de VPN como Orchid por ejemplo, es necesario tener a la mano criptomonedas y eso hace que la historia se complique un poco, ya que a pesar de ser una excelente opción, hacen falta más que conocimientos básicos.

Pero, en el caso de que seas un usuario avanzado, una vez que hayas hecho todo funcionar, te darás cuenta de que es una excelente opción para evitar bloqueos de prácticamente cualquier sitio web. De hecho, es probable que las VPN que conocemos hoy en día, migren hacia algo parecido a las descentralizadas en algún momento gracias a su versatilidad.

Servidores proxy

Una alternativa parecida es la de conectarnos a través de un servidor proxy. Aquí también vamos a tener un abanico de posibilidades muy amplio. Hay muchos disponibles en Internet, tanto gratuitos como de pago. En este caso nuestra conexión pasa a través de un intermediario. Es decir, si conectamos nuestro ordenador o móvil a una web, antes pasa por el proxy.

Al pasar por el proxy la dirección IP cambia. Básicamente llegamos al servidor de la web con la IP de ese proxy, por lo que nunca podrán saber cuál es la nuestra real y, en caso de estar bloqueada, podríamos saltarnos la restricción.

Esta opción también es interesante si queremos conectarnos a una web alojada en otro país. Así podremos evitar posibles restricciones geográficas que puedan impedir acceder a determinados sitios. Eso sí, una vez vamos debemos elegir correctamente qué servicio vamos a usar, ya que el rendimiento puede ser diferente.

Shadowsocks

Otra opción es que utilicemos el protocolo Shadowsocks, ya que es un protocolo que fue especialmente diseñado para poder pasar mediante un túnel, el bloqueo excesivo que tiene china sobre el internet de los usuarios.

Aunque ese fue su propósito principal, podemos utilizarlo también como un proxy, pero a diferencia de los proxys convencionales, Shadowsocks también tiene la capacidad de encriptar nuestra conexión para ocultarla, con esto debemos tener especial cuidado, ya que el protocolo nos protege de ser visto, pero no nos protege de ser atacado mientras lo utilizamos.

Cambiar los DNS

Podemos decir que los DNS actúan como traductores. Son una pieza fundamental para poder entrar en cualquier sitio web. Se encargan de traducir los nombres de dominio (RedesZone, por ejemplo), en direcciones IP. De esta forma los usuarios no necesitan memorizar una gran cantidad de números (que sería la IP) y simplemente pueden entrar poniendo el nombre de la página.

Normalmente los usuarios utilizan los servidores DNS que vienen con la operadora de Internet. Esto podría ser la causa de que haya algún tipo de bloqueo y no nos permita entrar en una web. Por suerte tenemos un gran abanico de posibilidades para poder configurar en nuestro equipo.

Para cambiar los DNS en Windows tenemos que ir a Inicio, entramos en Configuración, accedemos a Red e Internet y pinchamos en Wi-Fi o Ethernet, la tarjeta de red que estemos usando. Posteriormente le damos a Cambiar opciones del adaptador, pinchamos en la tarjeta correspondiente y vamos a Propiedades. Después entramos en Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4) y allí nos aparecerán los DNS que estamos usando. Hay que marcar la opción de Usar las siguientes direcciones de servidores DNS y ponemos las que nos interesen. Por ejemplo podemos poner las de Google, que serían 8.8.8.8 y 8.8.4.4.

Cambiar los servidores DNS

Utilizar el navegador TOR

El navegador TOR también permite modificar la dirección IP real. Es considerado además como uno de los mejores navegadores para mantener la seguridad a la hora de navegar por la red. Por tanto, si vemos que al intentar entrar en un sitio estamos bloqueados, este programa puede ser la solución para poder entrar.

El navegador TOR, además, está disponible para dispositivos móviles y equipos de escritorio. Es gratuito y cuenta con interesantes funciones que pueden servir en nuestro día a día.

Archive.org

Una opción más para poder entrar en una página web que nos tiene bloqueado es Archive.org. Sin embargo es una alternativa muy distinta, ya que lo que hacemos es entrar en un servicio que nos muestra cómo era un sitio en un determinado momento.

Esta plataforma es muy popular para ver páginas antiguas, ver los cambios que ha habido. Por ejemplo podemos entrar y ver cómo era RedesZone hace 10 años. Ahora bien, también podemos entrar y ver un sitio web que está bloqueado en un determinado país, por ejemplo, pero se puede acceder a través de Archive.org.

Evitar el bloqueo web

Otros métodos

A mayores de los métodos que indicamos anteriormente en esta entrada, existen algunos que pueden resultar un poco más complejos, pero que en algunas ocasiones nos pueden dejar ver el contenido de la página.

El primero que vamos a ver consiste en usar la caché, esta nos sirve para cuando el sitio web está bloqueado y cuando está caído, pero, su gran inconveniente es que puede no funcionar en todas las páginas web. Pero es una opción. Para ello solo tendríamos que acceder al enlace indicado abajo, y pegando la dirección de la página web justo al final de la misma.

  • http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:tuURL

Esta lo que hará es ver la copia de seguridad de los servidores de un gran número de páginas, eso sí, está puede no ser la versión más reciente, pues se trata de una visión de cuando se realiza la copia de seguridad. Esta será más o menos actual dependiendo de cada cuanto tiempo se realice dicha copia.

Otra de las opciones es usar servicios como Pocket o Instapaper, los cuales nos permiten guardar los enlaces de las páginas que no podemos ver como tal. Estas aplicaciones lo que hacen es mostrarnos el contenido en modo lectura, como si de una hoja en blanco se tratara. No es un método infalible, pero puede saltarse algunos bloqueos.

Algo similar a lo anterior, es transformar la página en PDF. En internet hay algunos servicios como Web2PDF, que se encargan de pasar casi cualquier URL a un PDF. Debemos tener en cuenta, que esto, de nuevo, solo vale para leer el texto de la página y no para visualizar otros contenidos como enlaces, imágenes, entre otros. Y por último, podemos usar un acortador de URL. En algunas ocasiones es posible que acortar una dirección nos permite saltarnos un bloqueo.

Ante todo, debemos recordar que estos métodos no son infalibles, pues pueden no funcionar y mostrarnos algunos errores en el navegador en cuanto a las conexiones de las páginas, pero sí que en algunas ocasiones nos pueden quitar de un apuro.

En definitiva, estas son algunas de las principales opciones para evitar el bloqueo de un sitio web. Así podremos saltarnos la restricción en caso de que nuestra dirección IP esté bloqueada por algún motivo y no podamos navegar con normalidad. Es algo que podría ocurrir en un determinado momento y ser un problema importante para nuestro día a día.

¡Sé el primero en comentar!