Evita el proxy y sal directamente a Internet con estas opciones

Para conectarnos a Internet y navegar podemos hacerlo de forma directa o también a través de proxy. Esta última opción consiste en un software o dispositivo que actúa como intermediario. Básicamente nuestra conexión pasa primero por un punto hasta llegar al servidor de destino. Es algo común en muchos puestos de trabajo, para ocultar la ubicación real o incluso evitar el bloqueo de algunas páginas. En este artículo vamos a explicar cómo saltarte el proxy y salir directamente a Internet.

Cómo funciona un proxy

Un servidor proxy funciona como un intermediario. A veces se confunde con una VPN y, aunque similares, tienen un funcionamiento distinto. En Windows podemos configurar un proxy para navegar a través de él, así como en otros sistemas operativos. Incluso la red entera de nuestra vivienda o lugar de trabajo puede funcionar a través de un proxy.

Este tipo de servicios puede actuar para bloquear el acceso a una determinada página web o conexiones. Pueden usarlo en centros universitarios, lugares de trabajo, etc. Configuran una serie de reglas y toda la conexión pasa a través de ellos y no salen directamente a Internet.

¿Cuáles son los problemas? Más allá de impedirnos acceder a determinadas páginas web, lo cierto es que podemos tener una conexión muy limitada. Podemos tener problemas importantes de velocidad e incluso llegar a sufrir bloqueos cuando intentamos abrir un programa o entrar en una web.

Pasos sencillos para saltarte el bloqueo

Entonces, ¿Podemos saltarnos el bloqueo de un proxy y navegar directamente por Internet? Tenemos diferentes opciones para ello, como vamos a explicar. El objetivo es justo lo que mencionamos: que la conexión no pase por un intermediario y de esta forma vaya más rápido.

Configurar la conexión automática en el navegador

Una primera opción sencilla es cambiar la configuración del navegador para que se conecte directamente a la red a través de la puerta de enlace y no mediante proxy. Esto lo podemos hacer en Mozilla Firefox, Google Chrome, Edge o cualquiera de los navegadores que tengamos instalados.

Configurar proxy en el navegador

No obstante, esto no siempre va a funcionar y se trata únicamente de un truco básico que en ocasiones sí que podría ayudarnos. Si hay un software de control bien configurado esto no podría ser suficiente. También dependerá de la configuración de red. Pero sí, es un primer paso que podemos dar.

Usar Google

Una de las opciones más sencillas y útiles que tenemos disponible es la de utilizar Google como un proxy web. Podemos hacer uso de su traductor o de GoogleWeblight, que es un servicio para cargar páginas de forma más rápida, aunque simplificando el contenido para que sea más liviano.

Esto nos permite entrar en una página web a través de estos servicios y no directamente a ellos. Por tanto, podemos saltarnos el proxy y bloqueo que pueda haber en nuestra red. No veríamos la página web en su aspecto original, pero sí muy similar.

Convertir una página a PDF o descargarla

Este truco también permite saltar el proxy. Lo primero es que podemos usar algún servicio online que permita convertir una web HTML en un archivo PDF. Lo que hacemos básicamente es descargarlo en PDF y poder leer el contenido sin que haya bloqueos. Un ejemplo es el servicio de Sejda.

Sejda

Una alternativa es descargar una página en PDF desde otro equipo o antes de conectarnos al proxy. De esta forma tendremos el archivo bajado y podremos acceder a él en cualquier momento y ver todo el contenido sin que haya ningún tipo de bloqueo que lo impida.

Opciones más complejas para evitarlos

Hemos hablado de algunos trucos sencillos que podemos poner en práctica fácilmente. No obstante, no es raro que estos pasos no nos ayuden realmente en muchas ocasiones. Por ello vamos a mostrar algunas alternativas más complejas, pero que con mayor probabilidad nos ayudarán a navegar directamente sin proxy.

Usar una VPN

Podemos optar por instalar una VPN y conectarnos a través de ella. Esto va a permitir cifrar la conexión, ocultar la dirección IP real y que sea este servicio el que nos envíe la información que realmente vamos a recibir en el equipo. Es una alternativa para que podamos navegar por la red cuando existe algún bloqueo.

Hay muchos programas disponibles, como pueden ser ExpressVPN, NordVPN o ProtonVPN, por nombrar algunos. Sea cual sea el que elijamos, es importante que evitemos los que son gratuitos, ya que en muchas ocasiones pueden ser un problema importante para la seguridad y no cifran bien las conexiones.

Túnel SSH

Otra opción es recurrir a un túnel SSH o SSH Tunneling. Es una configuración que permite cifrar todo el tráfico de nuestro equipo. Actúa básicamente como una VPN, por lo que evita que otras aplicaciones intermediarias puedan interceptar y analizar el tráfico, como podría ser un proxy.

Esto va a requerir una serie de configuraciones en el equipo y es un proceso más complejo. No obstante, es una alternativa para los usuarios más expertos que necesiten saltarse un proxy y quieran navegar sin restricciones por Internet.

Navegador Tor

También podemos optar por utilizar el navegador Tor. Es considerado como una opción privada para navegar por la red y una alternativa a otros navegadores como Chrome o Firefox. Es capaz de evadir los bloqueos de un proxy local y poder acceder a las páginas web sin problemas.

No es algo infalible, ya que si el proxy tiene bloqueadas las solicitudes DNS es probable que no solucione el problema. No obstante, es otra opción más que podemos usar. Tenemos que bajar el programa de forma gratuita desde su página web y lo podemos instalar en los diferentes sistemas operativos.

Compartir conexión con el móvil

Si estamos conectaos a una red Wi-Fi y esto nos obliga a navegar a través de un proxy, una alternativa más es compartir red con nuestro móvil. De esta forma estaremos navegando a través de datos móviles, sin ningún tipo de bloqueo y manteniendo siempre la privacidad a salvo.

Esto lo podemos hacer con cualquier móvil hoy en día. Básicamente tenemos que crear una red compartida y accedemos a ella desde el ordenador o cualquier dispositivo. Aconsejamos crear una contraseña que sea buena, para que no puedan acceder intrusos.

En definitiva, estas son algunas opciones que tenemos disponibles para poder saltar un proxy y navegar por Internet sin restricciones. Hemos visto que hay diferentes alternativas, aunque no todas ellas van a funcionar igual. Podemos probar hasta dar con la que nos puede ayudar realmente.

¡Sé el primero en comentar!