¿No aparece la configuración del Wi-Fi en Windows? Prueba estas soluciones

A la hora de navegar por Internet hoy en día la mayoría de usuarios utilizan las redes inalámbricas. Si echamos la vista atrás hace solo unos años lo normal era conectarnos con un ordenador conectado por cable al router. Poco a poco han ido apareciendo nuevos dispositivos móviles que permiten conectarnos de forma inalámbrica y junto a la mejora de los routers han hecho que conectarse a través del Wi-Fi sea algo muy frecuente. Ahora bien, en ocasiones este tipo de conexiones dan problemas. Hoy vamos a hablar de cómo solucionar cuando no aparece la configuración del Wi-Fi en Windows 10.

El auge de las conexiones Wi-Fi

Como hemos mencionado cada día nos conectamos más a Internet a través de redes Wi-Fi. Esto hace que sea necesario contar con conexiones con un mínimo de calidad y estabilidad, además de una buena velocidad. Pero lo cierto es que las redes inalámbricas son más inestables, suelen ofrecer menos velocidad y dan más problemas.

A veces esos errores pueden estar en el hardware y en la capacidad física de los dispositivos. Puede ocurrir también que esos fallos sean debido a problemas con el software. A veces depende del sistema operativo que estemos utilizando, de posibles actualizaciones, etc.

Sin embargo lo normal es que esos problemas puedan ser resueltos por parte de los usuarios. Hoy nos vamos a centrar en el problema de que no aparezca la configuración del Wi-Fi en Windows 10. Esto deriva en que no podremos conectarnos de forma inalámbrica desde nuestro dispositivo.

Cómo solucionar cuando no aparece la configuración del Wi-Fi

Este es un problema que aparece en algunos usuarios. De repente la configuración del Wi-Fi no se muestra en Windows 10. No está el botón para poder ir a la configuración y, en definitiva, conectarnos a una red. Generalmente podemos solucionar este problema fácilmente siguiendo unos sencillos pasos que vamos a mencionar.

Actualizar el sistema y los drivers de red

Lo primero que recomendamos es mantener el sistema actualizado correctamente, así como tener las últimas versiones de los drivers de red. En ocasiones pueden surgir problemas si hemos actualizado Windows y esa versión no es compatible con la que tenemos de los drivers de red, o al revés.

Podría ocurrir también que hayamos dejado una actualización a medias y esto genere problemas. Por ello recomendamos en primer lugar comprobar que tenemos las últimas versiones instaladas tanto de los drivers de la tarjeta de red como del sistema operativo.

Una vez actualicemos todo lo mejor es reiniciar el sistema. De esta forma comprobaremos si al iniciarlo nuevamente se han solucionado los problemas.

Iniciar el solucionador de problemas

A veces simplemente basta con iniciar el solucionador de problemas de Windows. Puede ser muy útil para resolver ciertos problemas que puedan afectar a nuestros dispositivos. Para ello hay que ir a Inicio, Configuración, Red e Internet, Estado y Solucionador de problemas de red.

Solucionador de problemas de Windows

Comprobar que la tarjeta de red está conectada correctamente

¿Tenemos correctamente instalada la tarjeta de red Wi-Fi? Este es otro punto que debemos tener en cuenta. En ocasiones simplemente el problema se debe a que no está conectada correctamente. Esto puede pasar principalmente si se trata de una tarjeta externa que podemos desconectar.

Por tanto algo más que debemos tener en cuenta es el hecho de comprobar que la tarjeta de red esté bien insertada y lista para funcionar.

Mantener el sistema libre de malware

Esto es algo genérico. Cualquier tipo de malware puede comprometer el buen funcionamiento del sistema y afectar de maneras muy diversas. Debemos tener en cuenta siempre la importancia de contar con herramientas de seguridad. De esta forma podremos evitar la entrada de amenazas que comprometan nuestros sistemas. Un buen antivirus es importante.

En definitiva, estos son algunos pasos que podemos dar si no aparece la configuración del Wi-Fi en Windows 10. Como vemos son puntos sencillos y básicos que hay que tener presentes en caso de problemas.