No aparece mi red Wi-Fi pero sí el resto: cómo solucionar este problema

A la hora de navegar por Internet podemos conectarnos tanto por cable como por Wi-Fi. En los últimos años esta última opción ha ganado una mayor importancia. Tenemos más dispositivos compatibles y eso hace que debamos contar siempre con una buena red, que ofrezca buena cobertura, velocidad y estabilidad. Ahora bien, esto también hace que surjan problemas en muchas ocasiones. Vamos a hablar de por qué no aparece la red Wi-Fi de nuestra vivienda y sí el resto, además de dar consejos para poder solucionarlo.

La red Wi-Fi del router no aparece

Muchos usuarios se han encontrado alguna vez con el problema de que, al realizar una búsqueda de redes inalámbricas, el router de su Wi-Fi no aparece. También podría ocurrir en la oficina o lugar de trabajo. Esto puede deberse a diferentes motivos y generalmente se soluciona de una manera sencilla.

Es frustrante intentar conectarnos a la red, ya sea desde un ordenador o cualquier otro dispositivo, ver que ese Wi-Fi al que intentamos acceder no aparece. Sabemos cuál es el nombre, es nuestro propio router, pero de repente deja de estar disponible y no podemos conectarnos.

Esto puede ocurrir en determinadas ocasiones tanto por fallos a nivel de hardware como también por una mala configuración o fallo de software. Debemos corregirlo lo antes posible para poder navegar con normalidad y no tener problemas en nuestros equipos.

Vamos a ver cuáles son los motivos principales que pueden provocar que no aparezca la red Wi-Fi de nuestro hogar y qué podemos hacer para solucionarlo y poder conectarnos con normalidad.

Problema con el router

Sin duda una de las causas principales es que haya algún problema con el router. Estamos hablando de que la red ha dejado de aparecer por algún motivo, pero sin embargo sí podemos ver el Wi-Fi del vecino o cualquier otro que esté cerca.

Por tanto, un primer paso es asegurarnos de que no hay ningún problema físico con el router. Lógicamente lo primero será comprobar que está encendido correctamente, que por ejemplo no se ha apagado por haberse desconectado de una regleta o similar.

Pero más allá de este primer paso básico, debemos probar a reiniciar por completo el router. Para ello no basta con apagarlo y volver a encenderlo; tenemos que mantenerlo apagado al menos durante 30 segundos y posteriormente volver a encenderlo para que el reinicio sea correcto.

Intrusos en la red

¿Podríamos tener intrusos en la red? Esta puede ser otra de las razones por las cuales no aparece nuestro Wi-Fi al buscar. Puede que un atacante haya tenido acceso a la red y la haya ocultado. Esto evitaría que aparezca para cualquiera que intente buscar.

También podrían haber cambiado el nombre de la red y la contraseña. Esto podría hacer que no encontremos la red tal y como era antes, aunque sí esté operativa para el atacante.

Para evitar este problema debemos proteger siempre el router y la red inalámbrica. Debemos utilizar contraseñas que sean fuertes, que cuenten con todo tipo de símbolos y por supuesto un cifrado seguro. Además, el dispositivo debe estar actualizado correctamente para corregir vulnerabilidades que pueda haber.

Estamos fuera de rango del Wi-Fi

Otro punto básico por el cual podríamos tener problemas para ver el Wi-Fi de nuestro router es que nos encontremos muy lejos. Puede que estemos en otra habitación y aparezcan redes de vecinos que se encuentren más cerca o tengan una mayor potencia, pero en cambio nuestra propia red no salga.

En este caso deberíamos verificar que este es el problema al acercarnos más al aparato. Si vemos que se trata de este error, podríamos probar a utilizar dispositivos con los que mejorar la cobertura. Por ejemplo podemos usar repetidores Wi-Fi, sistemas Mesh o dispositivos PLC.

La lista no se ha actualizado correctamente

Tal vez la lista de redes no se haya actualizado bien. Es otro error básico que podría aparecer e impedir que veamos nuestro Wi-Fi. Hacemos clic en el icono de la red inalámbrica en Windows o el sistema operativo que utilicemos y vemos que aparecen muchas redes pero no la nuestra. Sin embargo el problema en realidad es a nivel de sistema, que simplemente no se ha actualizado bien.

Lo que podemos hacer en este caso es desactivar momentáneamente el Wi-Fi y volver a activarlo. Esto lo podemos hacer en el ordenador o móvil, ya que es algo que podría ocurrir en ambos casos. Es un proceso rápido y sencillo, pero que en muchas ocasiones puede ayudarnos a solventar pequeños fallos como este que comentamos.

Problema con la tarjeta de red

También podría ocurrir que se trate de un problema puntual de la tarjeta de red. Es posible que por algún fallo no muestre todas las redes. Podría tratarse de que está desactualizado el firmware y hay algún conflicto después de haber instalado una nueva versión del sistema o que incluso el dispositivo no esté bien configurado.

En este caso lo que haremos es asegurarnos de que tenemos la tarjeta de red correctamente actualizada. En Windows tenemos que ir a Inicio, entramos en Administrador de dispositivos, Adaptadores de red y allí seleccionamos la tarjeta que nos interesa. Hacemos clic con el segundo botón del ratón y le damos a Actualizar controlador.

Actualizar drivers de la tarjeta de red

Otro paso que podemos dar, en caso de que veamos que se trata de un fallo de la tarjeta y su configuración, es restablecer la red. Volvemos a ir a Inicio, entramos en Configuración, vamos a Red e Internet y allí seleccionamos Restablecimiento de red.

Restablecer la red

Tipo de cifrado no compatible

Una causa más por la que podría no aparecer la red Wi-Fi pero sí otras que tenemos cercanas es que el tipo de cifrado que utiliza no sea compatible con nuestro dispositivo. Esto ocurriría si estamos usando un aparato antiguo, que no sea compatible con los cifrados inalámbricos más modernos.

En este caso la red no nos aparecería ya que no la detecta y no podremos conectarnos. Tendremos que asegurarnos de tener el dispositivo correctamente actualizado, pero lo más normal es que en este caso no nos quede más remedio que alterar el tipo de cifrado que utiliza nuestra red, algo que no sería recomendable.

En definitiva, estas son algunas causas que podrían provocar que la red Wi-Fi no aparezca pero sí salgan otras muchas. Hemos explicado qué podemos hacer para evitar quedarnos sin red y no poder navegar correctamente por Internet.