Borra el historial de búsqueda de Gmail y Outlook

Borra el historial de búsqueda de Gmail y Outlook

Javier Jiménez

Mantener la privacidad a la hora de navegar por Internet es un factor muy importante. Nuestros datos personales pueden verse comprometidos si no tomamos ciertas medidas básicas. Es el caso del correo electrónico, por ejemplo. Siempre que almacenamos un e-mail y accedemos a él, queda un registro en el historial de búsqueda. Por ejemplo cuando buscamos un archivo adjunto que hemos recibido. En este artículo vamos a explicar cómo eliminar el historial de búsqueda de Gmail y Outlook.

Por qué borrar el historial de búsqueda del correo

La razón principal para eliminar el historial de búsqueda en Gmail o en Outlook es la privacidad. Con el paso del tiempo almacenamos muchos correos de todo tipo. Algunos pueden contener archivos adjuntos importantes o que tengan datos personales que pueden afectar también a terceros.

En un momento dado puede que nos interese eliminar ese historial y que no nos muestre las búsquedas que hemos realizado. Por ejemplo si se trata de una cuenta de correo empresarial y que compartimos con otros usuarios, tal vez prefiramos que ese registro se elimine periódicamente.

El propio proveedor de correo electrónico puede usar ese historial para mostrarnos resultados según lo que hayamos buscado previamente. Es información que pueden recopilar y que, una vez más, pueden afectar a la privacidad.

Pero otro motivo puede ser simplemente tener una limpieza de la cuenta. De esta forma, todo el registro de las búsquedas realizadas se eliminará. Esto lo podemos hacer periódicamente o cuando realmente nos interese. Es un proceso que, como veremos, es sencillo en ambas plataformas.

Pasos para eliminarlo en Outlook

En primer lugar vamos a hablar de qué hacer para eliminar el historial de búsquedas almacenado en Outlook. Es sin duda una plataforma muy usada tanto por usuarios particulares como también a nivel empresarial. Esta opción está disponible sin tener que realizar nada complicado.

Tenemos que entrar en la web de Outlook e iniciar sesión con nuestros datos. Una vez estemos dentro, hay que ir al apartado de Configuración, que aparece en la parte de arriba a la derecha. Posteriormente entramos en Ver toda la configuración de Outlook.

Cuando estemos dentro hay que ir al apartado General, que aparece a la izquierda. Le damos a Privacidad y datos y se abrirá la sección que nos interesa.

Borrar historial de búsquedas de Outlook

Como vemos en la imagen de arriba, nos aparecen diferentes opciones y una de ellas es la de Eliminar historial. Pero también podemos exportarlo, si nos interesa tenerlo descargado. Esto permitirá que lo guardemos y podamos acceder a él en cualquier momento.

Si decidimos darle a eliminar, automáticamente se borrará el historial de búsquedas que hay almacenado en Outlook. A partir de ese momento comenzará de nuevo a registrar las búsquedas que hagamos, por lo que tendríamos que eliminarlo de forma periódica si queremos que esté limpio.

Cómo borrarlo en Gmail

Lo mismo que hemos visto de Outlook lo podemos hacer en el servicio de correo electrónico de Google. Vamos a ver los pasos para borrar el historial de búsquedas de Gmail. Una vez más, el objetivo es mejorar la privacidad y evitar que haya datos que puedan ser utilizados por el propio servicio, aunque sea para algunas mejoras de usabilidad.

En este caso podemos usar la aplicación de móvil de Gmail. Tenemos que ir al menú de arriba a la izquierda, entramos en Ajustes, Ajustes generales y pinchamos en los tres puntos que aparecerán arriba a la derecha para que se despliegue un menú, como vemos en la imagen de abajo.

Borrar el historial de búsquedas de Gmail

Una de esas opciones es la de Borrar historial de búsquedas. Solo tenemos que pinchar y continuar el proceso. Es sencillo y rápido. Esto lo podemos hacer tanto desde dispositivos con Android como también con iOS. Desde ese momento, el historial de búsquedas se vaciará en Gmail.

En definitiva, borrar el historial de búsquedas en Outlook y Gmail es muy sencillo. Simplemente tenemos que seguir los pasos que hemos mencionado. Es una medida más para poder mejorar la privacidad y evitar que nuestros datos puedan ser utilizados por el servicio o por un tercero.

Consejos para mejorar la privacidad en el correo

Hemos hablado en este artículo de algo muy concreto como es el hecho de borrar el historial de búsquedas tanto en Gmail como en Outlook. Ahora vamos a mostrar algunas recomendaciones con las que podemos mejorar la privacidad general de la cuenta y evitar problemas.

No exponer la dirección

Lo primero es de sentido común: es importante no hacer pública la dirección de correo electrónico. Por ejemplo hablamos de no poner un comentario en un foro público o artículo en una web y dejar puesto el e-mail para cualquiera, incluyendo bots, pueda registrar la dirección sin que lo sepamos.

Esto podría suponer que pudieran incluirnos en campañas de Spam e incluso ser víctimas de ataques Phishing una vez conocen determinados datos personales. Por tanto, es esencial proteger la dirección y que no esté disponible para cualquiera.

Crear contraseñas seguras

Esto es algo primordial hoy en día. Generar contraseñas lo más seguras posibles es una de las primeras medidas de seguridad en la que debemos pensar. Siempre es bueno establecer la mayor variedad de caracteres posible, y aplicar ciertos parámetros que si bien van hacer más complicado recordarla, hará que esta sea mucho más segura ante cualquier ataque que pueda surgir.

Esto es especialmente importante si en algún momento tenemos que utilizar alguna aplicación de terceros para poder acceder a nuestro correo electrónico, ya que no todas cuentan con la seguridad que requiere servicios como el de Microsoft o Google en este caso. Para crear las contraseñas, podemos optar por herramientas en línea, las cuales nos ayudan a generar claves siguiendo algunos parámetros, los cuales pueden ser muy variados.

Por otro lado, algo también relacionado con las contraseñas, pero no con la complejidad de las mismas, es la herramienta de recordar datos. Estas pueden ser peligrosas, y más si no utilizas algún sistema de doble factor de autenticación. Los cuales son totalmente recomendables. Si activamos el recordar, cualquiera que pueda acceder a nuestro equipo y entre al servicio de correo, puede iniciar sesión directamente, por lo cual es bueno el dejar esta opción desactivada siempre.

Retirar extensiones

Las tiendas de los navegadores, tienen miles de extensiones las cuales sirven para ayudarnos en ciertos aspectos en lo que al correo se refiere. Por lo cual es muy importante saber bien si las que vamos a utilizar son todo lo seguras que deberían. Normalmente siempre se pueden encontrar opiniones en Internet acerca de estas.

Pero, siempre y cuando alguna de las que tenemos, la dejemos de utilizar, es importante desinstalar. Esto nos certifica que ya no puede acceder al correo o al parámetro en el que esta nos puede ayudar. Esto es recomendable tanto si las extensión es fiable o no. Si no se utiliza, lo mejor es desinstalar.

Usar solo aplicaciones oficiales

Por supuesto, otro punto importante y a tener en cuenta es usar solo programas que sean oficiales. Debemos en todo momento instalar aplicaciones seguras y de sitios fiables, ya sea de Gmail, Outlook o cualquier otro servicio de e-mail que estemos utilizando en nuestros dispositivos.

Esto evitará que instalemos software que ha podido ser modificado por terceros y que contengan virus o cualquier amenaza. Evitaremos complicaciones que supongan un riesgo para la privacidad.

Contar con programas de seguridad

También debemos tener en cuenta la importancia de instalar un buen antivirus. Por ejemplo hablamos de Windows Defender, Avast, Bitdefender o cualquier otra opción que tengamos. Esto va a proteger también los programas que tengamos instalados, como sería el propio para iniciar el correo.

Pero además, en caso de que descarguemos un archivo malicioso sin darnos cuenta, un antivirus puede bloquearlo. De esta forma evitaremos que pueda colarse algún virus que afecte al rendimiento del equipo o que incluso llegue a robar contraseñas.

Tener todo actualizado

Por otra parte, es imprescindible tener las últimas versiones instaladas. Esto aplica al sistema operativo y también a cualquier programa que tengamos instalado, que podría ser el de Gmail o el de Outlook, por ejemplo.

En muchas ocasiones surgen vulnerabilidades que debemos corregir. Esos fallos podrían ser la vía de entrada de un atacante. Podrían enviarte un e-mail con un archivo adjunto que, al descargarlo, inicie un proceso en el sistema que se aproveche de un fallo sin corregir.

En definitiva, borrar el historial de búsquedas de Gmail y Outlook puede ayudar a mejorar la privacidad. Hemos visto también algunos consejos esenciales para evitar problemas que puedan comprometernos en nuestro día a día.

¡Sé el primero en comentar!