Evita que tu operadora te rastree en Internet y mejora la privacidad

La privacidad es uno de los factores más importantes para los usuarios en Internet. Hoy en día los datos e información personal tienen un gran valor en la red. Muchas empresas buscan la manera de recopilarlos. Por suerte también tenemos métodos para prevenir ser víctimas de este tipo de problemas y poder mejorar nuestra privacidad. En ocasiones incluso nuestra propia operadora puede tener interés en recopilar datos y venderlos a terceros. En este artículo vamos a explicar qué podemos hacer para evitar ser rastreados por nuestra operadora. Una serie de consejos interesantes.

El gran valor de los datos e información en la red

Hoy en día es una realidad que nuestros datos e información tienen un gran valor en Internet. Muchas empresas de marketing pueden utilizarlos para enviar publicidad orientada, por ejemplo. Pueden rastrearnos a la hora de navegar por Internet, utilizar plataformas y servicios en nuestro día a día.

Hay que tener en cuenta que no importa si utilizamos dispositivos móviles o equipos de escritorio, ya que en ambos casos nuestros datos pueden estar comprometidos. Existen también aplicaciones que pueden estar desarrolladas con fines para recopilar información.

Muchas empresas, aplicaciones o servicios que utilicemos en la red pueden comercializar con nuestros datos. Hemos visto casos de grandes plataformas como Facebook que ha vendido esa información a terceros. Una manera de lucrarse a costa de sus usuarios.

Sin embargo puede ocurrir que incluso nuestra propia operadora nos rastree. Tienen la capacidad de saber en qué páginas navegamos, que servicios o plataformas utilizamos y, llegado el momento, vender esa información. Vamos a explicar qué podemos hacer para evitar que nuestra operadora nos rastree y ganar privacidad en este sentido.

Privacidad para navegar en la red

Cómo evitar que nuestra operadora nos rastree en Internet

Si nos preguntamos qué puede recopilar una operadora, hay que tener en cuenta que el abanico de posibilidades es grande. Podría tener información sobre la fecha y hora a la que utilizamos Internet, la ubicación que tenemos, los sitios web que visitamos o lo que descargamos.

Esto es algo que puede ocurrir frecuentemente. Nuestras operadoras pueden recopilar datos de navegación de los usuarios. Pueden, llegado el momento, vender esa información a terceros para lucrarse. Vamos a ver qué podemos hacer para evitar ser rastreados y ganar privacidad.

Usar un servicio VPN

Una de las mejores formas que tenemos para evitar ser rastreados por nuestra operadora es utilizar un servicio VPN. Como sabemos existen opciones tanto gratuitas como de pago, pero son las primeras las más fiables y que realmente pueden ayudar a ser anónimos en la red. El objetivo no es otro que cifrar nuestras conexiones y evitar que puedan rastrearnos.

El uso de un servicio VPN evitará que nuestra operadora tenga la capacidad de recopilar los datos que mencionábamos antes, como saber dónde estamos, por dónde navegamos, etc. Además, podríamos navegar por determinados sitios que nuestra operadora podría bloquear en ese país.

Servicios proxy

En ocasiones pueden confundirse con los servicios VPN. Hay que tener en cuenta que no son lo mismo, pero sí podrían utilizarse para un mismo fin. Gracias a usar servicios proxy también podemos ganar privacidad en la red y evitar que puedan rastrearnos.

Es, en definitiva, otra forma de evitar que nuestra operadora pueda rastrear todo tipo de datos a la hora de navegar. Eso sí, hay que tener en cuenta que no dispone de todas las capas de seguridad que sí podríamos tener con una VPN. Es una opción algo más básica pero que podría servir.

Prueba otro navegador

Sin duda una de las formas más frecuentes de rastrearnos por Internet hoy en día es a través de nuestro navegador. Allí se recopilan datos muy variados de las páginas que visitamos, por dónde nos movemos, qué servicios utilizamos…

La mayoría de usuarios utilizan navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox. Sin embargo hay muchos más disponibles de manera gratuita. Según qué navegador utilicemos también vamos a tener mayor privacidad y seguridad al navegar. Un consejo más para evitar que nuestra operadora nos rastree es utilizar navegadores como TOR, que están basados en la privacidad.

Cualquier dispositivo puede ser rastreado

Lo mencionamos anteriormente. Cualquier equipo puede ser rastreado por nuestra operadora. Esto significa que podrían saber si utilizamos una televisión para navegar y qué contenido vemos.

Por tanto esto significa que debemos proteger nuestra privacidad en todos los aspectos. Una buena idea podría ser utilizar una VPN que cubra toda nuestra red, más allá de simplemente proteger el uso de nuestro ordenador o móvil.

En definitiva, estos son algunos de los principales pasos para evitar que nuestra operadora nos rastree a la hora de navegar por la red. Así podremos mejorar nuestra privacidad en Internet.