Protege tu cuenta de Instagram y evita ataques
Javier Jiménez

Las redes sociales son plataformas muy utilizadas por los usuarios. Ofrecen un abanico de posibilidades como es el poder mantener contacto con amigos y familiares, compartir noticias, opiniones, seguir perfiles públicos para estar informados… En definitiva, son muy útiles en nuestro día a día tanto para usuarios particulares como, cada vez más, también para empresas y organizaciones. Sin embargo es muy importante proteger nuestros perfiles. En este artículo vamos a hablar de cómo mantener la seguridad en Instagram. Vamos a dar algunos consejos esenciales.

Por qué debes mantener la seguridad en Instagram

Hay que tener en cuenta que los piratas informáticos suelen poner sus miras en aquello que es más utilizado. Esto afecta lógicamente a servicios que cuentan con un gran número de usuarios en la red. Plataformas como Instagram están muy presentes. Por ello debemos evitar correr riesgos y mantener siempre nuestra cuenta protegida.

Pueden llevar a cabo diferentes tipos de ataques que ponen en riesgo nuestros dispositivos, exponen nuestra información y, en definitiva, nos dejan desprotegidos en Internet. Esto puede afectar a todo tipo de usuarios y sin importar qué dispositivo utilizamos. Si por ejemplo tenemos una cuenta de Instagram abierta, con información sensible pública, eso podría ser utilizado para suplantar nuestra identidad, intentar ataques Phishing para robar claves de acceso e incluso llegar a terceros a través de nuestra cuenta.

Tener una cuenta desprotegida significa que vamos a darle facilidades a los ciberdelincuentes. Van a tener acceso a información, a mensajes privados, contactos, imágenes… A fin de cuentas es una plataforma de comunicación, donde hemos podido estar en contacto con muchos usuarios, donde hemos subido muchas fotos, vídeos y todo tipo de datos. Esto podría provocar que puedan incluso acceder a otras cuentas secundarias.

Cómo proteger la cuenta de Instagram

Tenemos a nuestra disposición una serie de métodos, configuraciones y características que podemos utilizar para no poner en riesgo nuestras redes sociales. Esto es algo que suele ser común a todo tipo de plataformas que utilizamos pero que en este artículo nos vamos a centrar en el caso de Instagram.

Usar claves fuertes y seguras

Uno de los primeros pasos que debemos dar siempre a la hora de utilizar redes sociales es usar contraseñas que sean complejas. Esto lo debemos aplicar lógicamente a Instagram. Necesitamos crear claves que nos protejan. A fin de cuentas se trata de la principal barrera que tenemos y la llave para poder entrar en la cuenta.

Para que una contraseña sea segura debe contar con letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello además de forma aleatoria y que sea única. No debemos utilizar esa misma clave en otras plataformas, ya que en caso de problema se generaría un efecto dominó. Un ejemplo de contraseña segura sería 4Ju/(-d39cO-$d&. Como vemos, tiene una mezcla de todo tipo de dígitos, letras y símbolos. Nada nos relaciona con esa clave y hace que sea fuerte.

Habilitar la autenticación en dos pasos

Como barrera adicional, algo fundamental es habilitar la autenticación en dos pasos. Esto es algo que está cada vez más presente en los diferentes servicios que podemos usar en la red. Es, básicamente, un segundo paso que hay que dar para poder entrar en una cuenta. Por ejemplo un código que recibimos por SMS o a través de una aplicación.

Habilitarlo en Instagram es muy sencillo. Tenemos que abrir la aplicación, vamos a Configuración, entramos en Seguridad y pinchamos en Autenticación en dos pasos. Podemos habilitar una aplicación de autenticación o usar mensaje de texto. También tenemos la posibilidad de usar códigos de recuperación, para cuando no tengamos acceso al teléfono.

Habilitar la autenticación en dos pasos en Instagram

Controlar dónde hemos iniciado sesión

Otro punto interesante para controlar todo lo relacionado con la seguridad de la cuenta es controlar en qué lugares y desde qué dispositivos hemos iniciado sesión. Esto nos ayudará a comprobar si hay algo raro, si alguien ha podido entrar sin nuestro consentimiento. La zona geográfica donde se ha conectado un dispositivo o una cuenta puede delatar que existe algún tipo de problema de seguridad que debemos corregir lo antes posible.

Para comprobar esto es muy sencillo. Una vez más volvemos a Configuración, Seguridad y a Actividad de inicio de sesión. Ahí nos mostrará dónde y cuándo hemos iniciado sesión en nuestra cuenta de Instagram y nos ayudará a detectar posibles anomalías que puedan estar afectando a la seguridad.

Ver la actividad de Instagram

Usar la aplicación oficial de Instagram

Por supuesto algo muy importante es que siempre utilicemos la aplicación oficial. Esto es algo que debemos aplicar en todo momento. Siempre que vayamos a iniciar sesión hay que hacerlo desde el sitio oficial o su aplicación.

Es cierto que en ocasiones podemos hacer uso de aplicaciones de terceros que pueden tener más características o funciones. Sin embargo también podría exponer nuestra seguridad. Ese programa ha podido se creado con fines maliciosos, con el objetivo de robar nuestros datos y recopilar información para venderlo a terceros. Ya sabemos que todo esto tiene un gran valor en la red y en muchas ocasiones utilizan este tipo de software.

No iniciar sesión en páginas no oficiales

Hoy en día muchas páginas donde es posible registrarse, nos permiten usar las credenciales de otra red social para acceder a ella. Esto quedará como nuestra forma de acceso predeterminada, y siempre que regresemos a acceder a ese lugar, bastará con pinchar en iniciar sesión con Instagram, en este caso. Muchas veces, hacemos esto para un acceso concreto y temporal, y luego nos olvidamos que eso está ahí si no se cancela.

Si no desvinculamos estas aplicaciones, páginas o servicios, pueden quedarse recopilando información sobre nosotros y lo que subimos en la cuenta, y todo esto con nuestro permiso. Estas son sencillas de desactivar desde la configuración de Instagram, y accediendo a Seguridad podremos ver las aplicaciones y sitios web que disponen de estos datos para crear accesos. Todas estas se pueden desactivar y eliminar. También podremos ver las que tienen un acceso ya caducado, las cuales ya no tienen nuestros datos desde el momento de la caducidad, pero sí pueden tener los previos.

Cuidado con mensajes directos que recibimos

Los mensajes directos que recibimos, incluso si son de parte de contactos conocidos, podrían representar una amenaza. Pueden tener links fraudulentos que nos lleven a páginas maliciosas o que nos inviten a descargar archivos que en realidad son malware. Por ello hay que estar siempre alerta y no cometer errores.

Un ejemplo de amenaza que nos podemos encontrar a través de un simple mensaje directo son los ataques Phishing. Nos envían un link que nos lleva a una página para iniciar sesión en alguna red social, correo electrónico o cualquier plataforma. Sin embargo esa contraseña la estamos mandando directamente a un servidor controlado por los atacantes.

El Phishing, uno de los peores ataques

Sin duda el Phishing es un tipo de ataque que está muy presente en Internet y también en las redes sociales. Los piratas informáticos pueden lanzar campañas donde nos indican que nuestra cuenta tiene algún problema o que debemos solucionar un error.

Esto lo hacen para robar nuestras contraseñas y credenciales. Necesitamos en todo momento usar el sentido común y únicamente acceder desde fuentes oficiales. Nunca debemos iniciar sesión a través de un enlace que hemos visto en una página web o aplicación de terceros. Esto podría ser una trampa y servir como entrada para los cibercriminales.

Tener los sistemas y aplicaciones actualizados

Por último, algo vital pero que muchos usuarios pasan por alto es mantener los sistemas y también la aplicación de Instagram actualizados. A veces surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para desplegar sus ataques. Necesitamos instalar esos parches para evitarlo.

Corregir cualquier vulnerabilidad no solo va a mejorar la seguridad, sino que también puede ayudar a que los dispositivos funcionen correctamente. Es necesario para optimizar al máximo las conexiones y el funcionamiento de los equipos que usamos en nuestro día a día. Por tanto, debemos siempre verificar que contamos con la última versión disponible.

En definitiva, estos son algunos consejos fundamentales para evitar ataques en Instagram. Algunas recomendaciones que podemos poner en práctica para reducir al máximo el riesgo de sufrir problemas de seguridad en nuestra cuenta. Siempre debemos revisar que todo funciona correctamente y que no hemos dejado ningún cabo suelto.

Consejos para mejorar la privacidad en Instagram

Más allá de poder tomar medidas para mejorar la seguridad en Instagram, es igualmente importante mantener la privacidad. Por ello vamos a dar algunas recomendaciones interesantes que puedes poner en práctica. El objetivo es evitar que tu información personal pueda filtrarse y tener problemas al usar esta red social.

No vincular tu cuenta con Facebook

El primer consejo para ganar privacidad en Instagram es no vincular tu cuenta a Facebook. Está la opción de vincular ambas redes sociales, pero eso puede suponer que tus datos estén más expuestos. Lo primero porque van a poder encontrarte a través de la otra plataforma, pero también debes tener en cuenta que podría haber alguna filtración o problema con Facebook.

Lo ideal es aislar la cuenta de Instagram y no vincularla a la de Facebook. Para ello tienes que entrar en Configuración, accedes a Cuenta y pinchas en Compartir en otras aplicaciones. Ahí te aparecerán otros servicios donde puedes vincular tu cuenta de Instagram y simplemente tienes que asegurarte de que no la has vinculado a Facebook.

Deshabilitar el estado de actividad

Esta función lo que hace es permitir o no que otros sepan cuándo nos conectamos. Si no queremos que sepan que estamos conectados o cuándo fue la última vez que iniciamos sesión, la opción es deshabilitar el estado de actividad. Es una forma más de mejorar la privacidad en Instagram.

Para ello tienes que entrar en Configuración, vas a Privacidad y Estado de actividad. Una vez allí tienes que desmarcar la casilla que permite o no que otros puedan ver tu actividad en la red social.

Estado de actividad de Instagram

Quitar la ubicación

Es algo bastante frecuente en las redes sociales. Cuando compartes alguna foto, por ejemplo, puede aparecer la ubicación en la que te encuentras. Esto lo puedes configurar para que no aparezca y es un proceso bastante sencillo y que ayudará también a mejorar la privacidad al usar Instagram.

En este caso no tienes que configurar nada, ya que Instagram dejó de tener una función de este tipo que puedas modificar. Sin embargo sí que puedes evitar poner la ubicación cuando vayas a hacer una publicación. Simplemente debes asegurarte de eliminar la ubicación geográfica y listo. Subirás contenido, pero no estarás mostrando dónde te encuentras.

Evitar los bots y usuarios falsos

Los bots o perfiles falsos es un problema que está muy presente en las redes sociales. Esto podría afectar a nuestra privacidad. Pueden ser utilizados para robar datos personales, para comprometer nuestros dispositivos. Aparecen en muchas plataformas de este tipo y normalmente simulan ser un usuario legítimo.

Debemos tener cuidado con este tipo de usuarios falsos y tener en mente siempre cuál puede ser su objetivo. De ahí que también sea interesante evitar poner datos personales, ya que no sabemos realmente quién podría llegar a verlo en algún momento y para qué podría utilizarlo.

También debes seleccionar bien los contactos, especialmente si buscas que la cuenta sea privada y reducirlo a tu grupo de amigos o familiares. Esto significa que debes evitar agregar a cualquiera sin que conozcas realmente quién es.

Configurar la cuenta como privada

Sin duda algo muy interesante que puedes hacer es convertir en privada la cuenta. De esta forma evitarás que cualquiera pueda acceder a todo el contenido que has publicado, a tu lista de contactos, etc. Lo que haces es restringir todo eso para que únicamente los contactos que aceptes como amigos van a poder acceder a todo eso.

Para configurarlo tienes que ir a Configuración, entras en Privacidad y en la parte de arriba verás la función de Cuenta privada. Simplemente tienes que marcarla y automáticamente tu cuenta estará restringida. En cualquier momento puedes revertir la situación si quisieras y volvería a ser pública.

Controlar las fotos donde aparecemos

En nuestros perfiles de Instagram tenemos un apartado donde podemos ver las fotos en las que aparecemos y nos han etiquetado. Esto puede ayudar a que se puedan ver fotografías nuestras o de ciertos momentos que nuestros contactos comparten, lo cual puede llevar a muchos problemas diferentes, como, por ejemplo, compartir la ubicación casi en tiempo real o en un momento presente, para que todo el mundo pueda saber nuestro paradero.

Esto podemos configurarlo, de forma que no pueda etiquetarnos cualquier persona, y por lo tanto establecer fotos en este apartado. Instagram nos permite crear normas en este sentido, de forma que solo pueden etiquetarnos amigos directos, incluso negar esta acción a todos los usuarios. Para configurar esto, tendremos que acudir al apartado de etiquetas en el menú de Privacidad, y podremos establecer estos parámetros

En definitiva, con estos sencillos pasos puedes hacer que tu cuenta de Instagram proteja mejor tu privacidad. Así evitarás que tu información personal pueda filtrarse en la red y terminar en malas manos que puedan usarla para llevar a cabo ataques o incluso vender los datos a terceros.

¡Sé el primero en comentar!