Cómo reconocer si estamos ante un ataque DDoS y cómo protegernos

Cómo reconocer si estamos ante un ataque DDoS y cómo protegernos

Javier Jiménez

Son muchos los tipos de ataques que podemos sufrir en la red. Hay muchas variedades de malware y técnicas que utilizan los piratas informáticos para comprometer nuestros sistemas y dispositivos. Por suerte también tenemos diferentes herramientas con las que podemos defendernos. El problema es que a veces no sabemos si realmente somos víctimas de un ataque. En este artículo vamos a explicar cómo saber si estamos siendo víctimas de un ataque DDoS. También daremos algunos consejos para proteger nuestra red de este tipo de ataques.

Qué son los ataques DDoS

Los ataques DDoS son aquellos que tienen como misión hacer que un servidor no funcione correctamente. Significa denegación de servicio, si lo traducimos al español. Básicamente es eso, denegar el acceso al servidor y no ofrecer servicio a los usuarios. Por ejemplo un ataque contra una página web que quede inoperativa.

Aunque existen varias formas de llevar a cabo este tipo de ataques, lo más frecuente es que sea por saturación del servicio. Envían una gran cantidad de solicitudes y ese servidor no es capaz de atender a todas y se satura. Queda, en definitiva, inoperativo.

Para poder llevar a cabo ataques DDoS se necesitan múltiples dispositivos en red. Por eso ahí las botnets son importantes. De esta forma pueden realizar las solicitudes que lleguen a comprometer la estabilidad y el buen funcionamiento de ese servidor.

Generalmente utilizan ordenadores zombis o bots. Básicamente son equipos que han sido infectados previamente y son utilizados para este tipo de fines. Los usuarios de estos equipos no saben realmente que están siendo utilizados. Un conjunto de equipos infectados es lo que forman una botnet.

Cómo saber si somos víctimas de un ataque DDoS

Hemos visto qué es un ataque DDoS y ahora vamos a explicar cómo saber si estamos sufriendo uno. Podemos saberlo gracias a varios aspectos bastante visibles y que pasamos a explicar a continuación.

Una excesiva latencia de la página

Una de las formas más comunes de saber que estamos siendo víctimas de un ataque DDoS es que haya una excesiva latencia de la página. Esto significa que los navegadores de los usuarios finales y los servidores responden de manera lenta, hay mucho retraso en la carga y a la hora de navegar por el sitio.

Si esto ocurre podríamos estar ante un ataque de este tipo que esté provocando un mal funcionamiento de la página.

Monitorizar el tráfico

También podemos detectarlo gracias a monitorizar el tráfico web. Podemos tener un registro de todo el tráfico y cómo actúa. De esta forma podremos encontrar problemas, entradas de tráfico inusuales, que puedan indicar que estamos ante un ataque DDoS.

Es posible además monitorizar el periodo de impacto y con qué frecuencia se repite lo mismo dentro de un tiempo en concreto.

Ver un usuario sospechoso

Una muestra más es cuando vemos un usuario en concreto que está las 24 horas del día enviando solicitudes cada cierto tiempo, que suele ser unos pocos segundos. Esta sería una indicación de que podemos estar sufriendo un ataque DDoS, aunque no se refleje en un mal funcionamiento.

Tiempo de demora

Podemos verificar también cualquier comportamiento sospechoso con tráfico desconocido hacia nuestro dispositivo o servidor. Al verificar las cargas de tráfico, la cantidad de uso de CPU y el tiempo que puede demorar en dar servicio puede ser un indicio a tener en cuenta.

Protección contra ataques DDoS

Cómo protegernos de ataques DDoS

Por suerte podemos tener en cuenta diferentes factores para protegernos frente a los ataques DDoS. Vamos a nombrar una serie de recomendaciones que conviene tener en cuenta para evitar tener este tipo de problemas.

Configuración del firewall

Una de las barreras que podemos utilizar es la de configurar correctamente un firewall. De esta forma podremos monitorizar el tráfico entrante y definir diferentes pautas para decidir qué puede entrar y qué no.

Mantener nuestros equipos seguros

Otro paso importante para evitar que nuestros equipos se vean afectados por un ataque DDoS es mantenerlos seguros.

Con esto nos referimos a que se encuentren perfectamente actualizados y con programas de seguridad. A veces pueden surgir vulnerabilidades que son aprovechadas por los piratas informáticos para desplegar sus amenazas. Gracias a contar con los últimos parches de seguridad podremos evitar problemas como ataques DDoS.

Herramientas específicas

También podemos hacer uso de herramientas específicas que se encarguen de controlar y monitorizar nuestro tráfico. De esta forma podrán alertar de posibles anomalías e incluso bloquear tráfico que pueda ser malicioso.

Prevenir ante el primer síntoma

Por otra parte, siempre que tengamos una pista o sospecha de que algo va mal, hay que actuar. Por ejemplo si vemos que hay una serie de direcciones que constantemente intentan entrar en nuestro servidor. Siempre podemos actuar y bloquearlas.