Mi experiencia personal tras el fin del roaming en Europa

Escrito por Javier Jiménez

El pasado junio tuvo lugar lo que muchos llevábamos años esperando: el fin del roaming en Europa. Para muchos ha sido algo positivo, para otros no tanto. En este artículo voy a contar mi experiencia personal y cómo ha cambiado desde que entró en vigor esta normativa. He podido probarlo en diferentes países antes y después y puedo hablar de si he encontrado mejoría o no en cuanto al servicio.

Mi experiencia con el roaming

En los últimos años he tenido la oportunidad de visitar los 28 países de la Unión Europea (sigamos contando a Reino Unido) y en la gran mayoría de ellos me he conectado a Internet con mi móvil. Lo he hecho antes de que fuera gratuito conectarnos con nuestra tarjeta española y también después de entrar en vigor la nueva normativa.

Tengo que decir que durante estos años y también estos meses desde que es gratis usar Internet en los 28 países de la UE así como algunos asociados, he probado diferentes compañías. Por tanto no es cosa de una ni de dos. He probado bastantes, tanto compañías low cost como las tradicionales.

Mi experiencia en roaming antes de que fuera gratis en otros países fue más que positiva. Era muy raro el momento en el que no me iba Internet. Era de pago, claro. Pagaba por cada mega consumido. Por suerte en los últimos años poco a poco fue bajando el coste. En más de media Europa me he conectado con diferentes compañías antes del pasado junio.

Internet en el extranjero

Muy diferente desde junio

Sin embargo mi experiencia personal ha sido muy diferente desde junio. Se podría pensar que es una compañía puntual, un usuario, etc. Pero la verdad es que desde entonces he viajado a varios países comunitarios, con diferentes compañías, así como amigos míos también con compañías muy variadas. El resultado es que desde junio conectarse en roaming en Europa ha empeorado en cuanto a calidad.

Es cierto que es gratis. No he pagado ni un céntimo desde entonces y han sido bastantes gigas los que he consumido. Sin duda eso es algo que demandábamos muchos viajeros desde hace años y que por fin ha entrado en vigor.

Lo malo, al menos en mi experiencia personal, que vuelvo a repetir ha sido con varias compañías y varios países distintos, así como la de amigos míos, es que la calidad del servicio ha empeorado bastante. Y cuando hablo de calidad me refiero a la velocidad, a que haya momentos que incluso enviar un simple WhatsApp sea una tarea muy complicada (aunque la cobertura sea máxima).

De esto se ha escuchado mucho en los últimos meses. De que las compañías restringen el acceso a las tarjetas extranjeras para poder mantener la calidad en sus usuarios nacionales. Y yo tengo que decir que es así, pero en ocasiones al nivel extremo.

Pérdida de calidad

He llegado a estar el pasado fin de semana en Nuremberg, Alemania, una ciudad un poco concurrida de gente y no poder utilizar Internet en ciertos momentos.

Puede ser una ciudad o país puntual. Una compañía que no vaya bien, etc. Pero por la zona donde vivo suelo ir mucho a Portugal, y he podido experimentar un mismo sitio, con la misma compañía, cómo me iba Internet antes y después de junio. La realidad es que desde que entró en vigor el roaming gratuito la velocidad ha disminuido hasta tal punto que en ocasiones me es imposible navegar.

¿Qué experiencia habéis tenido vosotros desde que entró en vigor el roaming gratuito? Nos interesa conocer si otros usuarios han experimentado cambios desde entonces.