3 consejos sencillos para proteger nuestros datos personales

Escrito por Javier Jiménez

Tener nuestros datos protegidos es vital. Existen muchas amenazas externas que puedan poner en riesgo el buen funcionamiento de nuestro equipo. Podemos perder datos importantes, infectar nuestros dispositivos con malware o incluso no poder utilizar los terminales. Pero también hay muchas maneras en las que podemos protegernos y cuidar todos los archivos personales. En este artículo vamos a hablar de 3 maneras simples para proteger nuestros datos personales. Consejos útiles para el día a día.

E-mail

Como sabemos existen muchas formas de propagación de virus y todo tipo de malware. Pero una de las fuentes de entrada más importante es a través del e-mail. Conocer las posibles amenazas que nos lleguen por correos electrónicos es importante para mantener seguros nuestros equipos.

Lo ideal es saber identificar estos correos falsos y que no traen más que problemas a los usuarios. Generalmente es muy sencillo reconocerlos. Primero debemos de mirar la dirección. Las organizaciones oficiales traerán su nombre y son fácilmente identificables. Por el contrario un e-mail fraudulento puede contener añadidos a ese nombre, letras o números sin sentido y otras palabras que nos haga sospechar.

Es posible que se trate de correos de phishing. Nunca debemos responder. Si lo hacemos confirmamos al responsable de esa cuenta que está ante un correo verdadero.

Hay que fijarse en posibles errores ortográficos también, así como en la forma de escribir. En ocasiones recibimos un e-mail desde una organización extranjera y éste viene mal traducido, por ejemplo. Son detalles que nos indican que estamos ante un fraude.

Nunca debemos de hacer clic en posibles enlaces que vengan junto a estos correos. Tampoco descargar o ejecutar archivos adjuntos. Por ejemplo un banco nunca nos mandará un e-mail para que introduzcamos nuestros datos personales.

Contraseñas

Esto es algo esencial y ya hemos hablado en más de una ocasión de ellos. No basta con tener una clave para acceder a nuestras cuentas. Esta contraseña debe contener caracteres que aumenten lo máximo posible su complejidad. Hay que evitar nombres, palabras que nos relacionen, datos personales como la fecha de nacimiento. También evitar palabras o cifras numéricas sin tener más contenido.

Lo ideal es una mezcla de letras (mayúscula y minúscula), número y otros caracteres. Tenemos que pensar que mientras más larga y compleja sea, más difícil es averiguar no sólo por las personas que puedan conocernos, sino por programas informáticos.

Se estima que más del 80% de las infracciones de seguridad en las empresas se debe a debilidades con las contraseñas.

Importante contar con claves seguras

Actualizaciones

Sin duda es algo muy importante. Tenemos que contar con programas y herramientas de seguridad, pero además deben de estar actualizados. Sólo así podremos hacer frente a posibles amenazas recientes. La mayoría de sistemas operativos están al tanto de vulnerabilidades y suelen sacar parches frecuentemente para mitigar estos problemas.

Con todo lo relacionado con Meltdown y Spectre, un aspecto clave fue la celeridad con la que los sistemas fueron parcheados.

Los ciberdelincuentes están al tanto de las vulnerabilidades que aparezcan para aprovecharse de la situación. Por ello contar con programas actualizados es vital para protegernos. Muchos programas y sistemas operativos envían actualizaciones periódicas y automáticas. Otras veces, por el contrario, tenemos que actualizarlos de forma manual.

Fuente > Hackread