Descubren cómo ganar privilegios y ejecutar código en los sistemas utilizando las extensiones de los editores de texto más conocidos

Escrito por Rubén Velasco

Hoy en día podemos encontrar una gran variedad de editores de texto que sirven para mucho más que para escribir, y es que la mayoría de ellos cuenta con funciones como resaltado de sintaxis o auto-completar para muchos lenguajes de programación, algo que es de mucha utilidad para aquellos usuarios que buscan el mejor entorno para programar aplicaciones o diseñar páginas web. Estas funciones normalmente se incluyen en los editores de texto mediante plugins, similares a los de un navegador, aunque, según un informe, parece que estas características pueden estar poniendo en peligro la seguridad de nuestro ordenador.

Hacer una aplicación universal (ya sea un navegador, un editor de imágenes, e incluso un editor de texto) que se adapte a los gustos y las necesidades de cada usuario es una tarea muy complicada, e incluso inviable, porque el tamaño final del programa sería enorme. Por ello, hoy en día sería imposible imaginarnos aplicaciones, como Google Chrome, Firefox, Photoshop, WordPress, o simplemente estos editores de texto, sin extensiones que permitieran a los usuarios adaptar las plataformas según sus gustos y necesidades, como, por ejemplo, la sintaxis de un mensaje de programación que vayamos a utilizar.

Sin embargo, a pesar de su indudable utilidad, la mayoría de las extensiones y plugins para las aplicaciones están desarrolladas por terceros, y casi nunca son revisadas, por lo que, si no prestamos atención, podemos llegar a ejecutar código de otra persona en nuestro sistema, código que fácilmente puede ponernos en peligro.

Encuentran vulnerabilidades críticas en la forma de cargar las extensiones para los editores de texto

Hace algunas horas se daba a conocer un informe de seguridad de la empresa SafeBreach en el que se informa sobre una serie de vulnerabilidades críticas encontradas al utilizar algunos editores de texto, como Sublime Text, Vim, Emacs y Gedit (aunque podría haber más editores afectados) con extensiones de terceros.

Sublime Text Windows

Las vulnerabilidades que se han dado a conocer pueden llegar a permitir a un pirata informático ganar fácilmente privilegios en un sistema operativo, aunque este utilice una cuenta de usuario normal, que finalmente puede terminar permitiendo la ejecución de código en la memoria con el máximo nivel de privilegios.

Esto se debe a que estos editores de texto cuentan con sistemas de carga de extensiones mal programados, en los que no se diferencia entre una instancia del editor ejecutada con permisos de usuario y otra instancia ejecutada con permisos de administrador, o root, algo bastante frecuente (aunque no recomendado) entre algunos desarrolladores que necesitan probar código. De esta manera, si abrimos un archivo con permisos de administrador, o root, dentro del programa, este cargará todas las extensiones con permisos de root, igualmente, dando a la extensión control absoluto sobre nuestro sistema, pudiendo, por ejemplo, crear una tarea CRON que se encargue de descargar y ejecutar algún tipo de malware, o realizar configuraciones permanentes en el sistema.

Igualmente, si el pirata informático consigue copiar una extensión a la carpeta de usuario del editor, y la extensión pide permisos de administrador, cuando el usuario ejecute manualmente el editor, la extensión de cargará, pedirá la contraseña de superusuario, y finalmente conseguirá los permisos de root para tomar el control del sistema.

Cómo podemos protegernos de estas vulnerabilidades

Los investigadores de seguridad que han dado con este problema aseguran haber podido demostrar el ataque con editores como Sublime Text, Vim, Emacs y Gedit ejecutados en Linux, sin embargo, es muy fácil que otros editores (como Atom, o Visual Studio Code) puedan funcionar de manera similar, incluso que con algunas técnicas se pueda llevar este vector de ataque a otros sistemas, como Windows.

La mejor forma de protegernos de estos problemas es bloqueando, si podemos, los permisos de escritura en el directorio de las extensiones de nuestros editores, para evitar que una extensión maliciosa pueda llegar, sin permiso, a nuestro sistema, y, además, asegurarnos de descargar e instalar siempre extensiones de confianza.

Además, próximamente los desarrolladores de los principales editores de texto personalizables lanzarán nuevas actualizaciones que mitiguen este problema de seguridad.

¿Qué opinas de este vector de ataque?

Fuente > thehackernews

Últimos análisis

Valoración RZ
6
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8