Android P: las novedades de seguridad y privacidad que han llegado a este sistema

Escrito por Rubén Velasco

Android P va a ser la próxima actualización del sistema operativo móvil de Google, una actualización que, si los rumores son ciertos, debería llegar este mismo mes a todos los usuarios y que llegará con una gran cantidad de cambios y mejoras a todos los usuarios (al menos, a los usuarios que vayan a actualizar a ella) con el fin de seguir manteniendo su liderazgo como sistema operativo más utilizado. De entre todas las novedades y mejoras incluidas en esta actualización, que no son pocas, nosotros vamos a ver las mejoras que han llegado en cuanto a seguridad y privacidad.

Que una nueva versión de un sistema operativo cambie el fondo o haga que el móvil suene o vibre de una manera concreta la verdad es que no es precisamente algo vital, sin embargo, dados los ataques informáticos que constantemente están amenazando a los usuarios, todas las medidas de seguridad y privacidad que se incluyan en los sistemas operativos son pocas, y, a menudo, son una razón muy de peso para actualizar.

Smartphones Android P

Durante el desarrollo de Android P, Google ha estado trabajando para incluir en el sistema una serie de mejoras de seguridad y privacidad para que los usuarios que reciban esta nueva versión del sistema operativo puedan utilizarla de forma mucho más segura.

Las mejoras de seguridad y privacidad de Android P

Una de las mejoras de seguridad que va a llegar a esta actualización de Android es el uso por defecto del protocolo HTTPS, que cifrará las comunicaciones utilizando un cifrado TLS. Aunque, por motivos de compatibilidad, las aplicaciones seguirán pudiendo conectarse a través de HTTP. Junto con las conexiones HTTPS, Android P también viene preparado para utilizar DNS Over TLS y proteger así nuestra privacidad en las comunicaciones DNS.

Los métodos de autentificación biométricos (es decir, la huella dactilar) también se han mejorado, siendo ahora más rápidos, fiables y, además, estando mucho más integrado con todo el sistema y todas las aplicaciones, mostrando, hasta en las aplicaciones de terceros, una interfaz similar.

Android P ha mejorado también todo lo relacionado con el cifrado de los datos y el smartphone. A partir de ahora, las copias de seguridad de Android estarán completamente cifradas, teniendo que introducir nuestro PIN, patrón o contraseña antes de restaurar una copia de seguridad, evitando así que nadie pueda acceder a nuestros datos.

Dentro del menú de apagado de Android P se ha introducido una nueva función, llamada “lockdown”, que nos va a permitir bloquear nuestro dispositivo desactivando los sistemas de autenticación más débiles, como la huella, el PIN o el patrón de desbloqueo.

Dada la gran cantidad de aplicaciones de Android que accedían a recursos de los dispositivos cuando estaban en segundo plano, Google ha querido acabar con este problema (y, de paso, hacer inservible una gran cantidad de malware), y para ello, Android P impide que las aplicaciones en segundo plano puedan acceder al micrófono y a la cámara. También se han incluido nuevas funciones de seguridad para controlar los sensores y evitar que estos puedan revelar información sensible sobre nosotros.

Por temas de privacidad, cuando se esté grabando una llamada, Android emitirá un pitido cada 15 segundos, haciendo saber al emisor o receptor de la misma que la otra parte está grabando la llamada.

Por último, Android P también va a ser compatible con varias mejoras de seguridad a nivel de hardware. Así, por ejemplo, los dispositivos que lo incluyan podrán utilizar el módulo StrongBox Keymaster para gestionar todo lo relacionado con la criptografía y las claves de seguridad, así como un chip en el que se incluirá el número de serie del dispositivo de manera que este quede ahí siempre, pase lo que pase con el software.

Está claro que Google ha trabajado mucho para desarrollar esta nueva actualización de Android, y trae, sin duda, novedades muy interesantes y necesarias para poder utilizar sin peligro nuestros dispositivos móviles. El problema con el que va a encontrarse Android P es con que, si Android Oreo tiene actualmente una cuota de mercado prácticamente irrelevante, su adopción va a ser incluso mucho menor. Y en vez de lanzar tantas versiones de Android, el tema de la fragmentación es algo en lo que debería centrarse la compañía.

¿Qué te parecen las mejoras de seguridad y privacidad que van a llegar a Android P?