Las aplicaciones de tu móvil pueden rastrearte incluso después de desinstaladas

Escrito por Rubén Velasco

Seguro que a menudo solemos descargar aplicaciones de la Play Store o la App Store en nuestros smartphones, aplicaciones que igual usamos uno o dos días (incluso puede que no lleguemos a usarlas) y que después quedan en nuestro teléfono hasta que, finalmente, un día nos cansamos de ellas y las borramos. Normalmente cuando eliminamos una aplicación esta desaparece de nuestro dispositivo y dejamos de saber nada de ella, sin embargo, un reciente estudio acaba de demostrar que, probablemente, esto no sea así, sino que es posible que algunas aplicaciones puedan seguir controlando nuestros dispositivos incluso después de eliminadas.

Las notificaciones push son una función de los sistemas operativos móviles que permiten a los desarrolladores actualizar las aplicaciones en segundo plano sin que los usuarios vean avisos en sus smartphones y enviar avisos a los usuarios cuando tengan notificaciones pendientes incluso antes de que la aplicación como tal se haya actualizado en segundo plano.

Las notificaciones push son muy útiles, no podemos negarlo. Sin embargo, un reciente estudio de Bloomberg acaba de demostrar cómo muchos desarrolladores se aprovechan de estas notificaciones para controlar los smartphones de los usuarios y saber si una aplicación está instalada o no. Esto es posible dado que cada smartphone cuenta con un ID único, por lo que si se intenta enviar una notificación push a este ID (como un ping) para controlar una determinada aplicación y esta notificación no se puede entregar implica que la app ha sido borrada del sistema.

Existen varias empresas dedicadas a ofrecer a los desarrolladores servicios de desinstalación de aplicaciones, como MoEngage, Localytics y CleverTap. Además, otras compañías, como T-Mobile y Spotify, usan estas notificaciones para intentar recuperar usuarios, sabiendo quién usa realmente sus aplicaciones y quienes no, pudiendo enviar promociones personalizadas a estos últimos.

Esta función viola claramente las políticas de privacidad de Android y iOS, pero a Google y Apple no les importa

Aunque parece algo típico de un malware o un troyano, en realidad esta es una función legal (nada prohíbe usar las notificaciones push). Además, a pesar de que este tipo de rastreo está claramente en contra de las políticas de privacidad de Google y de Apple, ambas compañías no hacen nada por evitarlo.

Estas notificaciones push son totalmente invisibles para el usuario, por lo que no podemos saber si cuándo se envían ni si están intentando averiguar las apps que tenemos instaladas o hemos borrado de nuestro smartphone. No hay ninguna forma de protegernos de esta práctica, por lo que, por desgracia, solo nos queda vivir con ello, tener un poco de cuidado antes de probar todo tipo de apps a lo loco y si vemos anuncios y promociones relacionadas con alguna aplicación que hemos usado en el pasado al menos saber a qué se debe.

¿Qué opinas de esta técnica utilizada por los desarrolladores?

Fuente > fossbytes