Cómo evitar la suplantación de identidad en redes sociales y servicios online

La suplantación de identidad es uno de los problemas más serios que pueden ocurrir en Internet. Puede pasar en redes sociales, algo que es más frecuente de lo que parece, pero también en cualquier otro servicio en la red. Es conveniente tomar algunas precauciones para evitar que nuestros datos estén disponibles y sobretodo evitar que algún intruso acceda a nuestras cuentas. Vamos a dar algunos consejos para mejorar la seguridad y permitir que la privacidad de nuestras cuentas siga intacta.

Cómo evitar la suplantación de identidad en la red

No responder a correos Spam

Algo que buscan los posibles intrusos que quieran suplantar nuestra identidad es justamente obtener nuestros datos. Saber nuestro nombre, confirmar la identidad. A veces este tipo de amenazas llega a través de correos Spam. Buscan que el usuario interactúe de alguna forma. Puede ser descargando algún archivo, entrando en un link o simplemente respondiendo a ese e-mail.

Nuestro consejo es nunca responder a correos Spam. Si lo hacemos estaremos confirmando que detrás de esa cuenta hay un usuario activo. Hay que evitar interactuar con este tipo de correos.

Cuidado con las redes Wi-Fi públicas

Algo muy común para los ciberdelincuentes es utilizar las redes Wi-Fi públicas o incluso crear las suyas propias. De esta forma pueden utilizar la conexión para sustraer datos de los usuarios que se conecten.

Hay que tener cuidado a la hora de utilizar este tipo de redes que podemos encontrar en centros comerciales, aeropuertos, etc. Nunca debemos de introducir datos personales que puedan acabar en malas manos. En caso de necesidad, podemos utilizar algún servicio VPN para cifrar las conexiones.

Utilizar contraseñas seguras

No puede faltar esta recomendación. Si utilizamos claves inseguras o débiles, un intruso podría entrar en nuestras cuentas y suplantar la identidad fácilmente. Nuestro consejo es siempre utilizar contraseñas que sean únicas y difíciles de averiguar.

Hay que evitar introducir datos personales, cifras o nombres que nos relacionen. Lo ideal es que la clave cuente con letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres. Es importante que sea aleatoria y lo más larga posible.

Almacenar nuestros datos de forma segura

Tampoco debemos dejar de lado la manera en la que almacenamos nuestros datos. Pongamos por ejemplo que tenemos nuestro DNI escaneado. ¿Lo guardamos correctamente? Es importante que ningún intruso pueda acceder a documentos de este tipo. De lo contrario tendría en su mano suplantar la identidad.

No publicar nuestros datos de forma abierta

Es muy importante también evitar poner nuestros datos en Internet de forma pública. Por ejemplo evitar poner nuestro e-mail, nombre y apellidos o DNI en foros públicos o en redes sociales. Algún intruso podría utilizarlos de manera malintencionada para suplantar nuestra identidad. Incluso podemos crear e-mails desechables.

En definitiva, estos son algunos consejos básicos para evitar la suplantación de identidad tanto en redes sociales como en cualquier servicio online. Es importante el sentido común y evitar que nuestros datos puedan ser utilizados con fines maliciosos y que comprometan nuestra privacidad y seguridad.