Cifrado simétrico vs asimétrico: diferencias y cuál es mejor para proteger nuestro correo electrónico

Escrito por Javier Jiménez

El correo electrónico es un medio de comunicación que está muy presente en la vida de los internautas hoy en día. No importa si hablamos de usuarios particulares o de empresas. Es una manera sencilla, rápida y segura de contactar, enviar mensajes o archivos adjuntos. Eso sí, hay que tener en cuenta ciertos parámetros para preservar la privacidad de los datos y la seguridad del envío. Existen muchas plataformas para ello y no todas cumplen con lo que esperamos. En este artículo vamos a hablar sobre el cifrado de e-mails. Más concretamente vamos a ver las diferencias entre el cifrado simétrico y el asimétrico. Ya vimos servicios de correo cifrado.

Diferencias entre el cifrado simétrico y asimétrico

Gracias a poder cifrar nuestros correos electrónicos evitamos que posibles intrusos accedan a ellos. Podemos enviar archivos adjuntos o texto sin que otro usuario pudiera leerlo. En este sentido existen diferentes herramientas y servicios que nos ofrecen un cifrado. Ahora bien, tenemos la opción de contar con cifrado simétrico y cifrado asimétrico. Hay diferencias y de ello vamos a hablar.

Como en la mayoría de casos, cuentan con ventajas e inconvenientes. Quizás para un tipo de usuario sea mejor una opción que otra. Al final es cuestión de elegir lo que más se adapte a lo que realmente necesitamos.

Qué es el cifrado simétrico

El cifrado simétrico es el más simple de los dos, aunque seguro. Solamente utiliza una clave. Si queremos enviarle un correo a otro usuario, ciframos ese mensaje con una llave. Esa clave la tiene que poner el destinatario para poder descifrarlo. Podemos decir, por tanto, que en el cifrado simétrico tanto el emisor como el receptor utilizan una misma clave para ese mensaje. Lógicamente ambas partes tienen que conocer esa clave, tienen que comunicarse previamente para saber cuál van a introducir.

Una de las ventajas es justo eso, que solo es necesario conocer una clave. Es más fácil de usar. Este método de cifrado, además de usarlo para un e-mail, también es útil para archivos personales. Simplemente necesitamos una única clave para ello. El inconveniente más importante de utilizar el cifrado simétrico es que hay que compartir la clave. Es necesario extremar las precauciones en este sentido para que nadie más pueda acceder a esa clave. Algunos de los algoritmos para crear cifrado simétrico son AES, DES, 3DES o RC4.

Cifrar correo electrónico

Qué es el cifrado asimétrico

La principal diferencia es que utiliza dos claves en este caso. Una de ellas es privada y otra es pública. La clave pública sirve para cifrar ese correo y la privada para descifrarlo. Si queremos mandar un correo a otro usuario de manera cifrada, necesitamos saber la clave pública del destinatario y así cifrar el correo. El destinatario lo que hace es usar su clave privada para descifrar ese mensaje.

Si otra persona nos quiere mandar un correo cifrado, necesita conocer nuestra clave pública. Una vez lo recibamos, nosotros usamos nuestra clave privada para descifrarlo. Sin duda la principal ventaja en este caso es que es más fácil distribuir las claves. También es más segura. Nuestra clave privada solo se utiliza para nosotros, no la utilizaría nadie más.

También cuenta con inconvenientes, claro. Uno de ellos es que las claves tienen que ser más largas que en el caso de la simétrica. Además hay que tener en cuenta que el mensaje ocupa más espacio y se necesita más tiempo para procesar. Utiliza algoritmos como DSA o RSA.

En definitiva, estas son las principales cuestiones que hay que conocer para saber diferenciar entre cifrado simétrico y asimétrico en un correo electrónico.