Lectores de huellas para proteger Windows 10: todo lo que debes saber

Los lectores de huellas han ganado una gran popularidad en los smartphones. Hoy en día cualquier móvil, incluso los de la gama más baja, cuentan con un lector de huellas que nos permite protegerlo de manera que solo podamos desbloquearlo con nuestra propia huella. Aunque en su día pasaron desapercibidos, estos lectores aparecieron hace ya mucho tiempo para PC, aunque eran grandes y poco prácticos y precisos. Ahora, tras el gran éxito de estos lectores en los smartphones, están volviendo a ganar popularidad en PC, siendo una forma muy segura y cómoda de proteger Windows 10.

Algunos portátiles de nueva generación ya montan en su propia carcasa un lector de huellas que nos permite usar nuestro dedo para desbloquearlo en segundos sin tener que introducir un PIN o una contraseña. Además, también han empezado a aparecer lectores de huellas nuevos, mucho más pequeños y cuidados que podemos colocar en cualquier ordenador para poder desbloquearlo usando los sistemas biométricos.

Windows Hello: la mejor forma de proteger nuestro PC con sistemas biométricos

Con la llegada de Windows 10, Microsoft anunció una nueva medida de seguridad para proteger nuestro ordenador de usuarios no autorizados y, además, poder simplificar la tarea de desbloquear nuestro ordenador: Windows Hello.

Windows Hello Windows 10

Desde Windows Hello podemos configurar todo tipo de sistemas para bloquear y desbloquear el ordenador, por ejemplo, utilizando nuestra huella dactilar (si tenemos un lector de huellas), un PIN, una contraseña, una contraseña basada en una imagen, etc.

También podemos configurar otras opciones para proteger nuestro ordenador, como, por ejemplo, el bloqueo dinámico para bloquear nuestro ordenador cuando nos alejamos del PC.

Qué debemos buscar en un buen lector de huellas para PC

Haciendo referencia al punto anterior, lo primero que debemos buscar a la hora de escoger un lector de huellas para nuestro ordenador es que sea compatible con Windows Hello. De esta forma, podremos conectar el lector a Windows 10 directamente, sin tener que instalar ningún controlador ni tener que depender de ningún software de terceros como ocurría con los lectores de hace años.

Otra característica importante es que el lector sea capaz de leer nuestra huella en 360 grados de manera que, coloquemos como coloquemos el dedo, este lector lo reconozca sin problemas. También debemos buscar que nos permita guardar hasta 10 huellas diferentes para poder registrar todos nuestros dedos y desbloquear el ordenador con el dedo que mejor nos venga a mano.

Si nos animamos a probar esta tecnología, los compañeros de HardZone nos brindan una lista con los mejores lectores de huellas para PC compatibles con Windows Hello de manera que podamos desbloquear cualquier PC en segundos usando solo nuestro dedo.

¿Necesito realmente un lector de huellas para Windows 10?

La verdad es que los lectores de huellas para Windows 10 pueden ser muy cómodos, aunque también pueden llegar a ser una molestia. Igual que ocurre en los smartphones, si, por ejemplo, tenemos el dedo demasiado frío o mojado no vamos a poder desbloquear nuestro PC usando la huella, teniendo que introducir el PIN para este fin.

Si nuestro portátil ya tiene un lector integrado, entonces no tenemos por qué gastarnos más dinero en este dispositivo, bastará con entrar a Windows Hello y configurar la huella para poder iniciar sesión con ella. Si tenemos un portátil y no tenemos lector de huellas, siempre que tengamos un USB libre podemos colocar cualquiera de los lectores que hemos visto antes, no siendo mucho más grandes que cualquier receptor de ratón inalámbrico. Los Macbook Pro y Air ya vienen con un Touch ID, por lo que no tendremos que comprar tampoco nada para ellos.

Por último, si tenemos un ordenador de sobremesa, lo más cómodo sería que nuestro teclado o monitor tuvieran un puerto USB libre para poder colocar el lector y tenerlo a mano. También podemos colocar el lector en la propia torre, aunque la verdad es que tenerlo aquí ya resulta bastante más incómodo.