Cómo pueden hackear tu móvil de forma remota

Cómo pueden hackear tu móvil de forma remota

Javier Jiménez

En nuestro teléfono móvil podemos almacenar información de todo tipo. Tenemos datos confidenciales como contraseñas para iniciar sesión, registros en cuentas bancarias, contactos… A fin de cuentas, si alguien tiene acceso a nuestro teléfono podría comprometer seriamente la privacidad. Ahora bien, ¿podrían hackear nuestro móvil de forma remota? Vamos a explicar qué opciones tiene un ciberdelincuente.

Métodos para atacar un teléfono remotamente

El hecho de que usemos el móvil para prácticamente todo hace que los piratas informáticos pongan aquí sus miras. Podemos realizar pagos, enviar correos, recibir SMS de autenticación en dos pasos para iniciar sesión, etc. Es, por tanto, un dispositivo muy valioso que debemos proteger en todo momento.

Redes públicas

La primera opción que tiene un pirata informático para acceder a información personal del móvil y a los datos de navegación de forma remota es mediante redes Wi-Fi públicas. No necesitan tener acceso físico al dispositivo, sino simplemente que no conectemos a esa red que han creado para estafar o que han atacado previamente.

Por ejemplo hablamos de un Wi-Fi en un aeropuerto o centro comercial. Puede haber intrusos que están preparados para recopilar todo tipo de datos que enviamos. Esto incluye los sitios que visitamos, los mensajes que mandamos y que no van cifrados, contraseñas, métodos de pago…

Phishing

También pueden atacarnos mediante Phishing. Esto puede llegar a través de enlaces en sitios de terceros o un simple SMS. Hacemos clic, ponemos nuestros datos o bajamos algún archivo y pueden lograr tener acceso a todo el contenido. Esto lo hacen de forma remota, simplemente colocando enlaces maliciosos en sus servidores.

Los ataques Phishing están relacionados frecuentemente con el robo de contraseñas. Sin embargo también se pueden utilizar para ganar acceso a dispositivos o tener un control sobre archivos que pueda haber en un sistema.

Robar el acceso a la SIM

Esto es más complicado y lo cierto es que en los últimos años la seguridad ha aumentado mucho, al menos en el caso de España. No obstante, lo que se conoce como SIM swapping es un problema importante. Un atacante puede suplantar nuestra identidad y crear un duplicado de tarjeta SIM.

De esta forma podría usar ese número de teléfono como si fuéramos nosotros. Podría recibir SMS para iniciar sesión en plataformas como Gmail, Facebook, etc. Tendría el acceso a cuentas bancarias y cualquier otro servicio en la red.

Malware por correo

También hay que mencionar virus y software malicioso en general que nos llegue por correo electrónico. Pueden mandarnos archivos que simulan ser legítimos, como un documento Word o un PDF. Sin embargo, al abrirlos realmente estamos descargando malware en el sistema y vamos a poner en riesgo la seguridad.

Es un método que también van a usar de forma remota para hackear nuestro teléfono. Si por ejemplo cuelan un troyano, van a ganar control sin necesidad de estar físicamente junto al teléfono. Van a poder leer datos personales, enviar mensajes en nuestro nombre o instalar programas.

Malware a través del correo

Aplicaciones falsas

Precisamente los programas falsos son otro problema muy presente. Pueden usar el cebo de una aplicación cualquiera para que la instalemos y poder tener así acceso a nuestros datos personales. Incluso podrían ser la vía de entrada para que se cuelen diferentes variedades de virus o troyanos.

Es esencial que instalemos únicamente programas desde fuentes fiables. De esta forma protegeremos nuestro móvil frente a posibles ataques remotos que puedan tener el control y afectar a la privacidad. Es importante proteger el móvil del trabajo, más allá de únicamente el de uso personal.

En definitiva, es muy importante proteger el móvil. Recomendamos instalar siempre un buen antivirus, además de tener los dispositivos actualizados. Solo así estaremos protegidos para detectar malware y poder corregir posibles vulnerabilidades que puedan ser explotadas por terceros.

¡Sé el primero en comentar!