Estas son las VPN que no debes usar para proteger tu anonimato

Los usuarios cada vez somos más conscientes de que debemos proteger nuestra privacidad. Cada vez que entramos en Internet vamos dejando un rastro en forma de huella digital. Esta información es recopilada por empresas para luego enviar publicidad orientada, por nuestro proveedor de Internet o ISP y también por los gobiernos. En ese aspecto gracias a la información recopilada pueden crear un perfil nuestro bastante aproximado. Hoy en día la mejor forma de conseguir ese anonimato sería utilizando una VPN. No obstante, hay que ser cuidadosos a la hora de elegir la nuestra. En este artículo vamos a hablar sobre las malas VPN que debes evitar para proteger tu anonimato.

Si bien es cierto que es recomendable utilizar una VPN porque nos proporciona una mayor privacidad, no siempre es conveniente. La realidad nos indica que no debemos usar cualquiera. En el caso de querer utilizar alguna de las malas VPN el remedio podría ser peor que no utilizar ninguna. Ahora vamos con una serie de indicios a tener en cuenta.

Qué factores hacen que sean malas VPN

Ahora vamos a ir abordando una serie de factores en los que nos deberemos de fijar y por las que veremos que no todas son iguales y que hay malas VPN.

VPN según el país de origen y el registro de actividad

A la hora de conectarse a una VPN hay que tener en cuenta su ubicación. En ese aspecto no deberíamos conectarnos a un servidor VPN que se encuentre en las siguientes localizaciones:

  • EE.UU, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda (países de los 5 ojos).
  • Francia, Noruega, Países Bajos y Dinamarca (países de los 9 ojos).
  • Alemania, España, Bélgica, Italia y Suecia (países de los 14 ojos)

La razón es que los gobiernos de estos países espían a sus ciudadanos y a los de los demás. Por otra parte, también intercambian esa inteligencia entre sí o habilitan y fomentan la vigilancia de alguna manera.

En el momento que estamos conectados a una VPN todo nuestro tráfico se enruta a través de ese servidor VPN. Hay que señalar que algunos mantienen un registro de actividad mínimo como la IP desde la que se conectó y la hora de su conexión. No obstante, lo preocupante es que las malas VPN realizan un seguimiento completo de las páginas web visitadas, aplicaciones utilizadas y más.

La falta de OpenVPN y los términos del servicio

Las VPN pueden funcionar utilizando muchos protocolos como L2TP y PPTP. Sin embargo, alguno de los que se usan se pueden convertir en malas opciones para la privacidad. En ese aspecto el protocolo OpenVPN es de los mejores que podemos usar porque es de código abierto y ofrece un cifrado del tráfico de los más fuertes.

Por otra parte, los términos de servicio de una VPN van a describir lo que podemos esperar como usuario donde se nos indicará qué está prohibido, qué se registra y qué no. Aquí debemos prestar atención a:

  • Si registran algo relacionado con nuestra conexión como la IP.
  • En caso de que no bloqueen cuentas es muy posible que no tenga registros.
  • Si afirman que pueden bloquear cuentas sin registrar información y no hay una respuesta clara debemos asumir que hay registros.

Fugas de información, VPN gratuitas y la falta de pago anónimo

Los clientes VPN pueden ser mejores o peores en cuanto a fugas de información. Por lo tanto, debemos verificar esto periódicamente mediante las llamadas pruebas de fugas. Por poner algunos ejemplos podríamos utilizar IPLeak y las pruebas de fugas de DNS. Los VPN gratuitos su utilización entraña muchos riesgos. Estos servicios deben pagar los servidores y el ancho de banda de alguna forma. Por lo tanto deben generar ingresos de otra forma, y esto a menudo se realiza con la venta de información de los usuarios.

Otra cosa que se debe revisar es si permite el pago anónimo ya que con una tarjeta de crédito o cuenta de PayPal podrían llegar hasta nosotros. El pago con criptomonedas como el Bitcoin no dejaría rastros. Gracias a estos puntos que hemos comentado nos pueden ayudar a distinguir las malas VPN en relación a una serie de criterios.

Cuáles son algunas de las VPN que debemos evitar

Ahora llega el turno de mencionar las malas VPN que debes evitar:

  • Hola VPN: se descubrió que convertía los PC de sus usuarios en nodos de salida, lo que permitía a otros usuarios de Hola enrutar su tráfico a través de dichos nodos. Un servicio que nunca debe usarse.
  • HotSpot Shield porque interceptaba y redirigía el tráfico a sitios web asociados, incluidas empresas de publicidad.
  • Facebook Onavo VPN, se incorporó en Facebook para aplicaciones móviles y en realidad se trataba la VPN de Onavo que adquirió en 2013. En este caso recopila nuestros datos de tráfico móvil para mejorar los productos y servicios de Facebook.
  • Zenmate, en una prueba se desveló que sufría fugas de IP, eso significa que podría revelar su identidad incluso cuando usa Internet con una conexión VPN.
  • VPNSecure se encontraron fugas de IP y fugas de DNS en el servicio.
  • Opera VPN, gratuita a pesar del nombre, es más como un proxy web. Además Opera recopila datos de uso que pueden o no compartirse con terceros.
  • HideMyAss gracias a los registros de actividad se procesó a un pirata informático.
  • PureVPN, a pesar de la promesa de no registro de PureVPN mantienen suficiente información como para poder identificar a un acusado cuando cooperan con las autoridades legales.

En resumen, con esto ya tenéis unas pautas con las que podéis discernir cuáles son las malas VPN y podréis elegir una con un buen criterio.

1 Comentario