Por qué reescribir la contraseña es sinónimo de ataque

Por qué reescribir la contraseña es sinónimo de ataque

Javier Jiménez

Las contraseñas son la principal barrera que tenemos para evitar la entrada de intrusos en nuestras cuentas. Los piratas informáticos buscan la manera de robar nuestras credenciales a través de métodos muy diversos. De esta forma podrían tener el control total de nuestras cuentas, acceder a servicios y plataformas que utilicemos. Ahora bien, lo principal para evitar este problema es el sentido común y no cometer errores. ¿Por qué es una señal de estafa si nos piden reescribir la contraseña? Vamos a explicar esto.

Reescribir la contraseña puede ser sinónimo de estafa

Esto que mencionamos puede ocurrir en servicios muy variados como redes sociales, correo electrónico o cualquier plataforma que utilicemos. En ocasiones los piratas informáticos pueden utilizar técnicas y estrategias para robar las claves de las víctimas. Una de ellas es a través de pedir que los usuarios reescriban su contraseña. Es decir, esto significa que de repente mientras usamos un servicio nos aparece que volvamos a poner la contraseña.

¿Qué ocurre con esto? En realidad no estamos enviando esa contraseña a la plataforma en la que estemos registrados e iniciado sesión. Esa clave la estaremos mandando a un servidor controlado por los piratas informáticos. Esto puede ocurrir si por ejemplo estamos en Facebook u otra red social y accedemos a un enlace para ver contenido determinado y vemos que nos vuelve a aparecer la pantalla para iniciar sesión.

En realidad no hemos salido de la red social y no hay motivo para que tengamos que introducir nuevamente nuestra contraseña. Lo que ocurre es que hemos entrado en un enlace que ha sido creado con el único objetivo de robar nuestras claves. Los piratas informáticos buscan engañar a la víctima y que tengan que introducir su clave de nuevo. Es un ataque Phising clásico.

Métodos para robar contraseñas en Internet

Cómo evitar este tipo de problemas

Por suerte, como hemos indicado, lo importante aquí es el sentido común. Hay que tener presente que si de repente mientras navegamos nos aparece un mensaje, una página, para volver a introducir nuestra contraseña puede ser una estafa. Es importante estar alerta y nunca exponer nuestra información.

Siempre es esencial acceder a nuestras cuentas directamente desde la página oficial, así como las aplicaciones legítimas. Hay que evitar entrar desde enlaces de terceros, que podamos encontrarnos a la hora de navegar por otras páginas, por ejemplo. Incluso dentro de una página legítima puede que nos topemos con un link malicioso que nos redirija a una página maliciosa.

También es importante que creemos contraseñas que sean fuertes y complejas. Éstas deben contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello de forma aleatoria. Además es conveniente cambiarlas de forma frecuente, ya que no sabemos si han podido estar presentes en alguna filtración de datos. Además, como consejo adicional, es interesante activar la autenticación de dos factores siempre que sea posible. Así agregaremos una barrera extra de seguridad.

Os dejamos un artículo con todo lo necesario sobre cómo crear contraseñas seguras. Una serie de consejos interesantes para ello.