Así puedes mejorar la recepción de WiFi usando otra antena

Así puedes mejorar la recepción de WiFi usando otra antena

Javier Jiménez

Para tener una mejor velocidad de Internet cuando nos conectamos de forma inalámbrica, el receptor que utilicemos es clave. Debemos usar uno de garantías, que funcione bien y pueda proporcionarnos una buena calidad. Ahora bien, en ocasiones podemos mejorar el que ya tenemos y no vamos a necesitar comprar uno nuevo. No siempre será posible, pero sí que hay casos en los que sí. En este artículo vamos a hablar de por qué cambiar la antena a un receptor Wi-Fi puede ser muy útil.

Cambiar la antena puede mejorar la conexión Wi-Fi

Si tienes un receptor Wi-Fi USB, lo normal es que tenga una antena externa. También lo traen algunos que se conectan de forma interna en ordenadores de escritorio. Tener un tipo de antena u otro puede ser determinante para la cobertura y poder tener mayor potencia. Cambiar la que viene de fábrica puede ser interesante.

Sin embargo solo podrás cambiarla si efectivamente tiene antena y además ésta se puede quitar y viene con RP-SMA, que es un tipo de rosca. Principalmente lo vas a poder hacer en los adaptadores Wi-Fi USB, pero también en tarjetas PCI que no tengan antena incorporada, sino que pueda ser intercambiable.

En muchos casos los adaptadores Wi-Fi externos traen una antena pequeña, suficiente para conectarnos a la red de forma inalámbrica si no estamos muy lejos. Pero eso puede ser insuficiente si nos alejamos un poco o queremos una mayor potencia para poder conectarnos a la red sin problemas.

Esto va a permitir que mejore tu red inalámbrica. Vas a poder tener mejor velocidad, menos cortes y podrás también conectar más dispositivos sin problemas. Ahora bien, es necesario que la antena que compres realmente mejore la que ya tenías. Debes observar los dBi que tiene esa antena. Mientras más, mejor.

Consejos adicionales para mejorar el Wi-Fi

Pero cambiar la antena del adaptador Wi-Fi no va a hacer milagros para que la conexión mejore mucho. Sí es cierto que puede ayudarte en gran medida, pero debes identificar otros problemas y solucionarlos. De esta forma podrás conectarte mejor a la red y no tener limitaciones cuando navegues.

Es importante que recibas una buena cobertura y eso es algo que puedes mejorar también desde el propio router. Por ejemplo es importante que ubiques bien el aparato, que esté en un lugar central de la vivienda, desde donde pueda repartir bien la señal al resto de dispositivos que vayas a conectar.

También puedes mejorar el Wi-Fi a través de otros dispositivos. Por ejemplo utilizar un repetidor inalámbrico, un sistema Mesh o dispositivos PLC. En todos estos casos podrás llevar la conexión de un punto a otro de la vivienda y no tendrás que conectar los aparatos directamente al router.

Además, los dispositivos que utilices para conectarte deben estar preparados para recibir lo mejor posible la señal. Debes actualizar el sistema, para que no haya ningún problema y pueda utilizar los recursos más actuales. También actualizar los controladores de los adaptadores de red, para que puedas corregir problemas que pueda haber.

En definitiva, como ves cambiar las antenas del adaptador Wi-Fi puede ayudar bastante a mejorar la cobertura y tener mejor conexión. Sin embargo esto no va a hacer milagros y siempre puede que tengas que optar por otros cambios para tener una mejor red inalámbrica en el hogar.

¡Sé el primero en comentar!