Cómo comprobar los puertos en uso en Windows

Navegar por Internet significa enviar y recibir información constantemente a través de nuestros dispositivos y la red. Se envía y se reciben datos a través de procesos que utilizan puertos TCP y UDP para comunicarse con la red. Por ejemplo, las aplicaciones que utilicen Internet necesitarán conectarse a una serie de puertos. El propio sistema operativo asigna estos puertos para que la conexión sea correcta. Sin embargo puede ocurrir que haya conflictos. Por ejemplo puede pasar que haya varios procesos intentando conectarse a través del mismo puerto. Esto crearía un problema. En este artículo vamos a explicar cómo saber qué puertos están en uso en Windows 10.

Antes de saber qué puertos están en uso en Windows 10, debemos hablar sobre qué es un puerto. Los puertos se encuentra en la capa de transporte de la pila de protocolos TCP/IP, los puertos pueden ser de origen y destino, y pueden ser TCP o UDP. Dentro del protocolo TCP y UDP, en su cabecera, es donde encontraremos tanto el puerto de origen como el de destino. La capa de transporte (con TCP y UDP) es la primera capa con comunicación punto a punto, desde nuestro ordenador a un host remoto. Con los «puertos» lo que se consigue es que la comunicación fluya, ya que en nuestro equipo tendremos que abrir un socket para recibir la comunicación, o para enviarla.

Cómo saber los puertos que están en uso en Windows

Actualmente el sistema operativo para equipos de escritorio más utilizado es Windows 10. Por ello hemos querido hacer este artículo para poder ayudar a los usuarios que necesiten saber qué puertos están en uso en el sistema operativo o si simplemente quieren saberlo por curiosidad. Para ello hay que seguir una serie de pasos que vamos a explicar. Es un proceso sencillo y apenas tardaremos unos minutos. Podremos comprobar qué puertos están en uso en Windows 10 y qué aplicaciones los están utilizando.

Puertos en uso desde el Símbolo del sistema en Windows 10

Lo primero que vamos a hacer es entrar en el Símbolo del sistema de Windows 10. Para llegar aquí tenemos que ir a Inicio y escribimos cmd. Posteriormente accedemos al Símbolo del sistema. Tenemos que ejecutarlo como administrador.

Cuando estemos dentro tenemos que ejecutar el comando netstat –ab. Damos a Enter y se ejecutará el comando. Este proceso puede tardar bastante rato. Comenzarán a aparecer una serie de procesos, una larga lista. Veremos, en general, dos direcciones IP. Casi todas serán la que se conecta con el router, nuestra IP privada. Esta dirección será 192.168.0.xx por ejemplo. Siempre empezará por 192.168.x.x.

Los puertos en uso vienen reflejados por el número que está justo a continuación de la dirección IP y los dos puntos. Por ejemplo 192.168.1.30:50479. En ese caso el puerto es 50479. Así con todos. Los que vienen marcados con estado Listening son los puertos que están en uso.

En la captura de arriba podemos observar las diferentes conexiones que hace el equipo. Desde a sí mismo (127.0.0.1), hasta las de la propia IP del equipo al exterior (192.168.0.17). Cuando el equipo muestra la IP (127.0.0.1 y o 0.0.0.0) significa que el proceso se comunica con la red, pero sin usar ninguna interfaz de red, es decir no se comunica realmente con ningún otro equipo.

En cambio, la mayor parte de los procesos como podéis ver en la primera imagen sí tienen una dirección IP, en este caso (192.168.0.17) ya que se comunica con otros equipos de la red. Otro dato interesante es que, si queremos saber que puerto está en escucha, es el indicado después de la dirección IP con: xxxx (xxxx es el número de puerto en escucha).

Comprueba los puertos en uso en Windows 11

Si utilizas la última versión del sistema operativo de Microsoft, Windows 11, también puedes ver qué puertos tienes abiertos de una manera sencilla. Es muy similar al caso anterior y también vas a poder hacerlo desde los propios recursos del sistema, sin necesidad de instalar nada adicional.

En este caso tienes que ir a Inicio, escribes PowerShell y lo abres. Es importante que lo inicies con permisos de administrador. Una vez allí, tienes que ejecutar el comando netstat –ab. Automáticamente comenzará el proceso de mostrar los puertos en escucha. Los puertos que están en uso aparecerán reflejados a través del número que aparece junto a la dirección IP.

Eso sí, ten en cuenta que la información no va a salir de forma inmediata. Poco a poco irá mostrando diferentes puertos en uso, hasta que, unos minutos después, termine el proceso y ya puedas ver todos completamente. A partir de ahí podrás analizar cuáles están en ejecución, ver si hay algo extraño que no debería y puede ser un problema para tu seguridad, etc.

Lo puedes hacer de forma similar si en vez de entrar en PowerShell accedes al Símbolo del sistema. También debes ir a Inicio y allí buscas Símbolo del sistema o CMD. Igualmente tienes que ejecutarlo en modo administrador y verás la información necesaria para comprobar los puertos en uso en Windows 11. El proceso también va a tardar unos minutos hasta que te muestre la información completa.

TCPView

Este es el método más sencillo que podemos utilizar para comprobar los puertos en uso en Windows 10. Podremos averiguar cuáles están ocupados en un momento determinado y evitar así posibles conflictos entre aplicaciones. Sin embargo, también podemos hacer uso de aplicaciones independientes. Si no queremos utilizar el Símbolo del sistema de Windows 10, como hemos probado en nuestro caso, existen herramientas de terceros. Su fin es el mismo: mostrar al usuario qué puertos están en uso en un momento dado. De esta forma tendremos un mayor conocimiento sobre los mismos.

TCPview es una aplicación donde obtenemos mucha más información de todo lo que sucede con nuestras conexiones. Podemos obtener información de las aplicaciones que usan la red, que puerto usan, que protocolo, a donde va dirigida la petición y el estado de la petición. Podemos descargar TCPView desde aquí.

En la imagen de arriba podemos ver un ejemplo de todo lo que puede mostrar la aplicación TCPView. Usaremos de ejemplo en este caso la aplicación Word, donde el programa lo primero que nos muestra es el proceso “winword.exe”, el número de proceso, el protocolo usado, el nombre del equipo que usa esta aplicación, el puerto local que usa, la dirección ip de destino, el protocolo que usa el equipo de destino y el estado de la misma conexión si está operativa o no. Además, si estuviera transmitiendo mostraría la cantidad de paquetes enviados y recibidos en tiempo real.

Como podemos ver muestra una gran cantidad de información, pero ahí no acaba todo lo que puede realizar el programa. Una opción muy interesante es que si clicamos con el botón derecho sobre el proceso nos da la opción de cerrar el proceso, cerrar la conexión, también en propiedades te dice donde está ubicado el programa que usa dicho proceso. Como vemos muchas opciones muy útiles e ideales si tenemos la sospecha de que algo raro ocurra en nuestro equipo o por el simple hecho de querer cotillear nuestra red. Si decidimos optar por instalar alguna herramienta de este tipo, nuestro consejo siempre es descargarla de sitios oficiales. De esta forma podemos evitar el riesgo de instalar software que haya podido ser modificado de forma maliciosa y comprometa nuestros sistemas.

CurrPorts

Otra herramienta, también muy sencilla de utilizar, es CurrPorts. Es totalmente gratuita y la podemos descargar para Windows 10. Es portable, por lo que no vamos a tener que instalarla en nuestro equipo. Simplemente hay que bajarle, instalarla y ejecutarla. Allí veremos, como en el caso anterior, diferentes columnas que nos muestran información referente a los puertos que tenemos abiertos.

Podemos ver una columna con el nombre de cada proceso, el protocolo que utiliza, el puerto local, la dirección IP local y remota, así como el estado de esa conexión.

Ver puertos en uso con CurrPorts

Vemos que en este caso aparecen muchos procesos relacionados con el navegador Google Chrome. De la misma manera aparecerán todos los procesos que tengamos usando la red en nuestro dispositivo. En la parte de arriba veremos también opciones, funciones para crear informes y algunos cambios de configuración que podemos realizar. Es un programa intuitivo y sencillo de utilizar en Windows 10.

Si pinchamos en un proceso en concreto y le damos clic con el segundo botón podremos obtener algunas opciones que podríamos utilizar, como crear un informe concreto de ese proceso.

Monitor de recursos

El propio sistema operativo de Windows cuenta con otra función integrada para poder ver los puertos en uso. Se trata del monitor de recursos y podemos acceder a él y ver qué puertos están utilizando las aplicaciones en ejecución en ese momento. Es una alternativa a las opciones que anteriormente hemos mencionado.

Para acceder al monitor de recursos hay que ir a Inicio, escribimos monitor de recursos y lo abrimos. Posteriormente se iniciará una nueva ventana con diferentes apartados y nos interesa el de Red. Pinchamos ahí y posteriormente le damos a Puertos de escucha. Se desplegará una larga lista con los diferentes puertos en uso en ese momento.

Monitor de recursos

Tal y como habéis visto, con estas herramientas tan sencillas podremos realizar un seguimiento de todas las conexiones TCP y UDP que tiene actualmente nuestro ordenador, con el objetivo de detectar posibles problemas de seguridad. Es muy importante saber tanto las direcciones IP de origen y destino, como también los puertos de origen y destino, ya que, de esta forma, podrás acotar posibles problemas de seguridad en tu equipo o red local.

Qué puertos utiliza Windows

Muchas de las configuraciones de Windows, sobre todo las que vienen por parte de la propia Microsoft, se transmiten por puertos específicos. Algunos de estos no son configurables, pero si hay algunos los cuales se pueden personalizar. Estos también son usados para los filtrados que ejecutan herramientas como el Firewall, enrutadores, Proxys o IPsec.

De forma predeterminada, se utiliza un puerto HTTP para que se realice la configuración del sistema, en este caso, es el puerto 80. En el caso de HTTPS se utiliza el 443. Pero estos se pueden cambiar en las propiedades de los propios puertos.

Tipos de puertos no configurables

  • Comunicación sitio a sitio. Utilizada para implementar perfiles de certificados mediante puntos de registro.
  • Servidores de sitio a sistema de sitio. Se encargan de mover las bibliotecas a diferentes ubicaciones para liberar espacio en los discos duros.
  • Puertos del Configuration Manager, al proveedor de SMS.
  • Los correspondientes a la Configuration Manager hacia Internet.
  • Conexiones con servicios en la nube.

Todos estos servicios mencionados, cuentan con sus propios puertos, tanto UDP como TCP, y donde algunos de ellos son dinámicos. Como podemos ver, la consola de Configuration Manager está muy presente en este apartado, pues es la encargada de realizar operaciones muy importantes para el sistema a través de internet. Como por ejemplo:

  • Descargar actualizaciones.
  • Crear vínculos con la documentación de las cintas de opciones.
  • Descargar elementos de los centros de Comunidad.

Luego podremos ver los puertos dinámicos, los cuales modifican el intervalo de números definido por la propia versión del Sistema Operativo. También se les conoce como puertos efímeros. Estos no son los únicos, pues Microsoft utiliza muchos puertos diferentes para realizar muchas funciones, como puede ser el compartir recursos entre un cliente y un servidor, o realizar conexiones a SQL Server. Muchas de estas funciones, están inicialmente orientadas a sus propios servicios de Azure.

Qué ocurre si están todos los puertos abiertos

Puede darse el caso de que al revisar los puertos en uso de Windows, nos encontremos que están todos abiertos. Algunos de ellos son necesarios en ese estado para que las aplicaciones funcionen de la forma más óptima posible. Pero puede llevar a que nos preguntemos el motivo por el cual se encuentran abiertos, o si esto puede comprometer a nuestro sistema.

Si nos basamos en la premisa de que la seguridad total, en internet, no existe, incluso con un solo puerto abierto podemos estar expuestos a ataques o usos maliciosos del mismo. Por lo cual si todos están abiertos hay más posibilidades de que estos se lleven a cabo. Por eso mismo es necesario tener un control sobre estos aspectos, y tener abiertos únicamente los que sean necesarios, de forma que el sistema no se compromete más de lo necesario. En internet podemos buscar información al respecto, ya que muchas compañías que suministran las aplicaciones, nos facilitan la información de los puertos que usan.

Hoy en día, la seguridad es muy importante porque cada vez manejamos datos más sensibles desde nuestros equipos. Son muchos los ataques que se pueden hacer hacia estos datos, muchos tipos de malware que pueden comprometer el sistema. Por lo cual es recomendable tener nuestra red protegida de forma que no la pongamos en riesgo y su rendimiento sea óptimo.

También hay algunas cuestiones a tener en cuenta, como por ejemplo para el juego en línea. Los juegos pueden usar diferentes puertos, pues no a todos les funcionan bien los mismos, y si tenemos en cuenta que hay miles de puertos, podemos juntar muchos de ellos abiertos. Por lo cual debemos informarnos todo lo posible sobre estos aspectos, pues en algunos juegos tampoco basta con eso, si no que podemos llegar a configurar cosas tales como el DMZ.

Realmente con las propias funciones que hay en Windows 10 y Windows 11 vas a ver los puertos en uso. Sin embargo, si optas por alguna de las herramientas que hemos mostrado vas a poder tener más información y poder controlar todo mejor. TCPView o CrruPorts son programas muy útiles, completos y que pueden servir para controlar bien qué puertos hay en uso en el sistema operativo de Microsoft.

¡Sé el primero en comentar!