Motivos para usar DNS privados para navegar por Internet

Motivos para usar DNS privados para navegar por Internet

Javier Jiménez

Cuando navegamos por Internet podemos toparnos con muchos protocolos, muchas funciones y características. Algunas de ellas pueden ayudar a mejorar nuestra privacidad y seguridad en la red. Sin embargo en otras ocasiones podemos hacer uso de servicios que pongan en riesgo esos dos factores. Hoy vamos a explicar qué son los DNS y por qué es interesante usar DNS privados. Vamos a dar algunos consejos siempre para mejorar nuestra seguridad y privacidad.

Qué son los servidores DNS

En primer lugar vamos a comenzar explicando qué son los DNS. Podemos decir que es el sistema de nombres de dominio. Es un sistema que permite a los dispositivos conectados a la red traducir de alguna manera los nombres inteligibles para las personas. Cada servidor DNS utiliza una base de datos para asociar esa información a cada nombre.

Básicamente podemos decir que el protocolo DNS sirve para asignar nombres a direcciones IP. En vez de tener que poner una serie de números muy difíciles de memorizar, que serían las direcciones IP de cada sitio, simplemente ponemos la dirección web. Por ejemplo RedesZone, Google… en vez de su correspondiente dirección IP que es lo que traduce un servidor DNS.

Hay diferentes tipos de servidores DNS que podemos utilizar en nuestros dispositivos. Algunos inclusos pueden hacer que la velocidad de Internet sea mejor. También podría afectar de forma positiva o negativa a la seguridad. Podemos decir que hay servidores DNS privados y también los regulares.

En nuestro caso vamos a explicar las diferencias entre servidores DNS privados y normales. Vamos a hacer mención a los motivos por los cuales puede ser conveniente utilizar los primeros. De esta forma podremos tener más garantías a la hora de navegar.

DNS de Google como prueba ICMP

Por qué es interesante usar servidores DNS privados

Los servidores DNS normales o públicos, los regulares que pueden utilizar nuestra operadora, generalmente no cifran la conexión que permite traducir a la hora de escribir una URL. Es decir, cuando escribimos por ejemplo RedesZone.net en la barra del navegador, nuestro dispositivo lo que hace es conectarse a un servidor DNS. Este servidor actúa como una guía telefónica para reemplazar ese nombre que hemos puesto por la dirección IP que nos lleve al servicio. Esa conexión, ese proceso, normalmente no va cifrado.

Esto hace que muchos expertos aconsejen el uso de servidores DNS privados en vez de utilizar los públicos o genéricos en nuestros dispositivos. Eso sí, hay que tener en cuenta que no todos los equipos van a permitir el cambio de DNS, aunque hoy en día la mayoría sí. De esta forma podremos aumentar nuestra seguridad a la hora de navegar por la red y evitar así problemas que puedan afectar a nuestros dispositivos y, en definitiva, a nuestra privacidad.

¡Sé el primero en comentar!