DNS vs DDNS: ¿En qué se diferencian?

DNS vs DDNS: ¿En qué se diferencian?

Javier Jiménez

Internet está compuesto por muchas características que forman todo su conjunto. Hay muchas nomenclaturas que podemos encontrar en sus diferentes herramientas. Algunas en ocasiones pueden confundirse. Por ello en este artículo vamos a hablar de qué diferencias hay entre DNS y DDNS. Vamos a explicar qué significa cada uno y cuál es su función dentro de las conexiones de red.

Qué es DNS

En primer lugar vamos a explicar qué es DNS. Vamos a hablar de qué significan estas siglas que tanto vemos en Internet. Al español lo podríamos traducir como el sistema de nombres de dominio. Es un sistema de nomenclatura para dispositivos conectados a la red, ya sea Internet o una red privada, mediante IP.

Básicamente su función es asociar la información de los nombres de dominio a una serie de números, que sería la dirección IP. Es decir, en vez de escribir una dirección con numerosos números y que sería difícil de recordar, podemos simplemente poner la dirección web con nombres más reconocibles, como puede ser RedesZone, Google, etc.

Por tanto podemos decir que los DNS actúan como “traductores” de alguna manera. Permite que los usuarios pongan el nombre de la página web, algo que estamos acostumbrados a hacer y que podemos recordar fácilmente, en vez de tener que introducir una larga dirección IP que sería mucho más complicado de memorizar.

Si no existieran los servidores DNS tendríamos que escribir a mano cada una de las direcciones IP cada vez que quisiéramos entrar en una página web. Sin duda esto generaría mucha confusión, errores al poner un número que no es, etc. Nuestros navegadores, al introducir la dirección web, lo que hacen es realizar una petición DNS a un servidor. Esos servidores se encargan de responder al a petición y mostrar los resultados esperados, que en este caso es la página a la que intentamos acceder.

Más allá de esto que mencionamos podemos encontrar diferentes tipos de servidores DNS. Estos servidores pueden ser primarios, secundarios o locales o caché. Podemos decir también que los DNS es un directorio global, como si fuera una guía telefónica.

También hay que tener en cuenta que no todos los servidores DNS son iguales y funcionan de la misma manera. Podemos encontrarnos con algunas opciones mejores y que por tanto sea aconsejable utilizar. Os dejamos un artículo donde hablamos de los mejores servicios DNS.

Qué es DDNS

Por otra parte tenemos el término DDNS. En ocasiones se confunde. Podemos decir que es una extensión de DNS. Sin embargo tiene una diferencia clave para entender todo esto. Como hemos visto los servidores DNS son un directorio global, fijo, algo estático que no cambia. Sin embargo los DDNS tiene un procedimiento diferente. En este caso la asignación de direcciones IP son dinámicas y apuntan a dominios específicos. Esto lo que hace es automatizar la coordinación con las bases de datos DNS del proveedor de Internet.

La función del DDNS es detectar posibles modificaciones que se lleven a cabo en la dirección IP y de actualizar los registros DNS, en definitiva.

Podemos decir que el proceso funciona de la siguiente manera: primero el router informa al servicio DDNS sobre la dirección IP asignada por el proveedor de Internet. Lo que hace es clasificar el nombre y por tanto ese dominio está disponible. Posteriormente si pasa un tiempo y la dirección IP ha cambiado, el servicio DDNS obtiene esa nueva dirección IP de forma automática.

Las utilidades de los DDNS son varias. Por ejemplo nos permite acceder a nuestro ordenador desde cualquier lugar a través de un escritorio remoto, gestionar varios sistemas operativos en un mismo dispositivo, ofrecer contenido en Streaming o acceder a otros servicios.

En definitiva, como hemos visto hay diferencias entre DNS y DDNS. Son dos términos que en ocasiones pueden parecer similares y confundirse, pero sin embargo hay diferencias, como hemos visto.

Os dejamos un artículo donde explicamos cómo cambiar los servidores DNS de Windows 10.