Por qué se desconecta el router y no tengo Internet

Para poder conectarnos a Internet con normalidad un factor muy importante es el router. Es sin duda una pieza esencial para que podamos navegar, conectar nuestros dispositivos y tener conexión ya sea por cable o de forma inalámbrica. Sin embargo a veces hay problemas y este aparato no funciona bien. Incluso puede desconectarse de repente e impedirnos trabajar con normalidad. Vamos a explicar por qué puede ocurrir esto y qué hacer para intentar solucionarlo.

Problemas con el router al conectarnos a Internet

Son muchos los problemas que puede haber y que nos impiden navegar con normalidad por la red. A veces el fallo está en los equipos que usamos, como podría ser un ordenador o un dispositivo móvil, pero también podría ser un error de la conexión. Tal vez haya una mala configuración, algún malware en el sistema, cobertura mala…

Todo esto hace que no podamos navegar con normalidad. No podremos acceder a la red, conectar nuestros equipos y tener un funcionamiento adecuado. Pero a veces el problema no solo en un equipo, sino que afecta a toda la red. Podría ocurrir que el router se apague constantemente o deje de emitir señal.

Esto ocurre por causas muy diversas. A veces simplemente con llevar a cabo algunas pequeñas modificaciones podremos solucionarlos. Otras en cambio podría estar causado por algún problema importante con el hardware.

Sea cual sea la causa, es esencial que lo corrijamos lo antes posible para evitar problemas que afecten a nuestro día a día. Ya hemos mencionado que el router es una pieza fundamental y conviene que funcione lo mejor posible. De lo contrario podríamos tener una mala velocidad, calidad y estabilidad.

Arreglar problemas con el router

Motivos para que el router se apague

A veces navegando por Internet vemos que de repente no tenemos conexión. Abrimos el navegador y no hay acceso, intentamos desconectar el Wi-Fi y volver a iniciarlo, pero comprobamos que sigue igual. Una de las causas es que haya microcortes en el router. Pequeñas desconexiones que dejan sin Internet durante unos momentos. Incluso podríamos tener un apagón del aparato.

Intrusos en el router

Una de las causas principales cuando tenemos problemas con el router y se desconecta es que haya intrusos en la red. Esto podría generar muchos problemas de rendimiento, velocidad y calidad de la señal. Un intruso en la red no solo va a consumir recursos, sino que podría llevar a cabo malas acciones contra nuestros equipos y provocar que se desconecte.

La seguridad es por tanto una de las causas por las que pueden surgir problemas. Especialmente cuando hay algún tipo de acceso no deseado podría provocar que el router se apague o que la velocidad de la red sea muy limitada.

El aparato se sobrecalienta

Esta es otra causa común, especialmente en los routers más antiguos. Es cierto que con los nuevos modelos, especialmente con el mayor uso de la fibra óptica, esto ha mejorado bastante, pero si sigue siendo una de las causas.

El router está diseñado para estar funcionando durante semanas y meses sin problemas. Pero esto a veces podría generar sobrecalentamientos, especialmente en épocas como el verano. Influye mucho dónde tengamos conectado el aparato, ya que si lo tenemos junto a otros dispositivos podríamos incrementar este problema.

Firmware desactualizado

También podría haber problemas a la hora de gestionar las solicitudes y de cómo se envía la señal a nivel de software. Tener el firmware desactualizado puede traer complicaciones de este tipo. Podemos sufrir pérdida de cobertura, velocidad e incluso el apagón directo del aparato.

Tener el firmware obsoleto no solo va a provocar fallos, sino que incluso puede ser la entrada de intrusos y sufrir problemas de seguridad. Debemos en todo momento asegurarnos de que contamos con la última versión y reducir al máximo el riesgo.

Mala configuración

¿Hemos cambiado la configuración del router? Hay parámetros como el nivel de potencia que podrían influir en el buen funcionamiento del dispositivo. Tal vez hemos cambiado algo que no deberíamos y eso provoca que se sature, que no pueda resolver las peticiones adecuadamente.

A veces un pequeño cambio, algo que hayamos tocado sin darnos cuenta, puede afectar seriamente al funcionamiento del router. Podría lastrar el buen funcionamiento y poner en riesgo también la seguridad. Hay que observar muy bien todo lo relacionado con la configuración.

Problemas con el cable de red

Si nos conectamos por cable o incluso si tenemos otros equipos que se conecten por LAN, puede ser una de las razones por las que se apaga el router. Un cableado en mal estado podría generar interferencias e incluso dañar seriamente el aparato. Es un punto muy a tener en cuenta, ya que muchos usuarios utilizan cables antiguos que pueden estar dañados.

Ahora bien, ¿qué tipo de cable estamos usando? Aquí también debemos comprobar que se trata de un cable reciente, que va a funcionar adecuadamente. Hablamos principalmente de la categoría. Si queremos lograr velocidades Gigabit, el cable tiene que ser al menos CAT 5E.

Cómo evitar microcortes en el router

Hemos visto cuáles son algunas de las principales causas por las que se desconecta el router continuamente cuando estamos navegando. Ahora vamos a dar algunos consejos para evitar que esto ocurra y conseguir que todo funcione lo mejor posible.

Proteger el router

Un primer consejo que debemos dar es el de proteger el router adecuadamente. Una de las causas de que funcione mal es que haya intrusos. Debemos en todo momento mantener una buena contraseña para acceder al router, pero también para entrar en el propio aparato.

Esa clave debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Lo ideal es que sea totalmente aleatoria y por supuesto nunca mantener la que viene de fábrica cuando adquirimos el aparato.

Seguridad web

Mantener el firmware actualizado

Por supuesto también debemos mantener el firmware del router actualizado. En muchas ocasiones surgen vulnerabilidades que hay que corregir, pero además conviene para tener un rendimiento lo más óptimo posible. Debemos entrar en el aparato y asegurarnos de tener la última versión disponible. Es algo muy aconsejable para comprobar periódicamente y reducir así el riesgo de problemas.

Usar un firmware obsoleto puede servir a los piratas informáticos para entrar en nuestro equipo. Debemos siempre asegurarnos de tener la última versión disponible. Es algo realmente aconsejable.

Colocarlo en una buena ubicación

Otro punto muy importante es colocar adecuadamente el router. Es quizás uno de los fallos que más cometen los usuarios. En muchas ocasiones lo colocamos en cualquier lugar, junto a la televisión, reproductor de vídeo o cualquier otro aparato.

Lo ideal es que esté en un lugar alejado de otros aparatos eléctricos, donde no pueda sufrir sobrecalentamientos, donde no reciba la luz directa del sol o tenga humedad. Esto es importante para que todo funcione bien.

Reiniciar el aparato

Si se desconecta el router continuamente y tenemos problemas para navegar, algo que podemos hacer es reiniciar el aparato. Pero hay que hacerlo correctamente, ya que no basta con apagarlo y volver a encenderlo inmediatamente.

Para reiniciar el router bien hay que mantenerlo apagado al menos 30 segundos. Posteriormente lo encendemos y así lograremos que el reinicio haya sido completo y poder solucionar ciertos problemas que pueda tener.

Volver a los valores de fábrica

Una solución más extrema si el problema persiste es resetear el router por completo y volver a los valores que venían de fábrica. Podría ocurrir que hayamos configurado algo mal o que hubiera algún conflicto con el firmware del dispositivo. Al volver a utilizar el aparato tal y como venía al adquirirlo, podemos solucionar muchos errores.

Lógicamente si hacemos esto tendremos que volver a poner la contraseña, el tipo de cifrado y la configuración que hayamos modificado. No obstante, es una solución a tener en cuenta para evitar ciertos problemas.

En definitiva, estas son algunas soluciones que podemos dar en caso de que se apague el router y tengamos problemas para navegar por Internet. Una serie de recomendaciones sencillas de llevar a cabo y que pueden venir muy bien para mantener el buen funcionamiento en todo momento.

¡Sé el primero en comentar!