Conoce estas extensiones para convertir Chrome en un proxy

A la hora de navegar por Internet podemos encontrarnos con problemas de privacidad en muchas ocasiones. Por ejemplo al navegar a través de redes Wi-Fi públicas. Existen herramientas que podemos usar para cifrar la conexión, ocultar la dirección IP y, en definitiva, mejorar la privacidad. Habitualmente utilizamos una VPN, pero también podemos lograr algo similar con un proxy. En este artículo vamos a mostrar cómo convertir Google Chrome en un proxy.

Cómo funciona un proxy

Un proxy es básicamente un intermediario entre nuestra conexión y el servidor de destino. Por ejemplo, si intentamos entrar en una página web desde el navegador, estamos mostrando cuál es nuestra dirección IP, ubicación, etc. Un proxy actúa como intermediario y saldríamos de la conexión con sus datos.

Podemos utilizar diferentes tipos de proxy. Son muy usados para acceder a páginas que puedan estar restringidas geográficamente, por ejemplo. Esto ocurre si estamos de viaje y queremos entrar en algún sitio web que no esté disponible en ese país. Podemos conectarnos a través de un proxy y solucionar este problema.

Pero también para lo que mencionábamos de la privacidad. Son útiles para ocultar la dirección IP real con la que vamos a entrar en una web. No obstante, hay que tener en cuenta que este tipo de herramientas generalmente van a ralentizar la conexión. Lo podemos usar en un momento dado, pero en muchas ocasiones podríamos tener limitaciones.

Complementos para convertir el navegador en un proxy

Más allá de configurar el sistema operativo para que funcione a través de un proxy o instalar aplicaciones, podemos simplemente convertir nuestro navegador Chrome en un proxy. Para ello existen diferentes complementos. Los podemos descargar de la tienda oficial del navegador, algo que recomendamos para evitar problemas.

Oxylabs Proxy Manager

Un ejemplo es Oxylabs Proxy Manager. Cuenta con las funciones necesarias para convertir Chrome en un proxy. La interfaz es sencilla y permite agregar todos los proxies que necesitemos de cualquier proveedor y gestionarlos desde el propio navegador.

En pocos pasos podremos instalar y configurar un proxy. Una vez añadamos la extensión, automáticamente aparecerá el icono en la barra de arriba. Si pinchamos, podremos ver un botón para añadir un proxy nuevo.

Oxylabs Chrome

Ahí tendremos que añadir los datos correspondientes, como el nombre, el puerto, etc. Podemos agregar todos los que queramos y simplemente tenemos que pinchar en Save changes, para que los cambios se almacenen correctamente.

Crear proxy con OxyLabs

Metrow Proxy Manager

Otra opción más para convertir Chrome en un proxy es la extensión Metrow Proxy Manager. Nos permite crear y navegar mediante diferentes perfiles proxy. Es una herramienta intuitiva y sencilla de utilizar. Uno de los puntos más interesantes es que podremos seleccionar el país desde el que nos queremos conectar. Esto es muy útil para saltarnos el bloqueo geográfico y entrar en un sitio web que pueda estar limitado.

Simplemente a través de un clic podremos conectarnos y desconectarnos cuando nos interese. Lo podemos descargar desde la tienda de Google Chrome. Solo tenemos que darle a Añadir y nos aparecerá en la barra del navegador. Hay que hacer clic y darle a Add.

Metrow

Posteriormente hay que rellenar los datos, como podemos ver en la imagen de arriba. Poner el nombre, ubicación, etc. Es todo muy intuitivo y solo tenemos que aceptar los cambios y listo. A partir de ese momento ya lo tendremos listo para funcionar en Chrome.

Proxy SwitchyOmega

Una tercera extensión que podemos instalar en Google Chrome para convertir el navegador en un proxy es SwitchyOmega. Una vez más, la encontramos en la tienda oficial de Chrome. Veremos que cuenta con más de un millón de descargas, ya que se trata de una herramienta popular.

Podremos administrar diferentes proxies y cambiar de uno a otro fácilmente. No tendremos que ir a la configuración del navegador y gestionar allí todo, sino simplemente a través de este complemento. Incluso podemos configurarlo para que use un proxy en concreto a la hora de acceder a una página web determinada. Muy útil si vamos a entrar en un sitio web de otro país y justo en ese momento nos interesa que sí que se conecte a través de un proxy.

Proxy Switcher

Un complemento similar es Proxy Switcher. El objetivo es el mismo: cambiar de un proxy a otro con facilidad desde Google Chrome. Una vez agreguemos la extensión, nos encontraremos con diferentes categorías, entre las que se encuentra elegir cuándo cambiar de uno a otro.

Estas categorías van a permitir que automaticemos el uso del proxy, por ejemplo, así como configurarlo de forma manual según nos interese. Todo esto lo podremos gestionar desde el icono que aparecerá en la barra del navegador cuando lo instalemos. Allí nos mostrará un cuadro de diálogo con la configuración. Lo podemos bajar de la tienda del navegador.

Conclusiones para usar estas extensiones

En definitiva, como hemos visto podemos tener diferentes extensiones para convertir Google Chrome en un proxy. Son complementos gratuitos, con un funcionamiento similar, y que permiten configurarlos más o menos, según cual sea la opción que elijamos.

Bajo nuestro punto de vista, uno muy interesante es Proxy SwitchyOmega. Su facilidad de uso y el poder elegir fácilmente a qué país nos vamos a conectar, hace que sea realmente útil para la mayoría de usuarios. A fin de cuentas, utilizar un proxy en el navegador suele ser para poder entrar en una página que esté bloqueada y sepamos a qué país pertenece.

Ahora bien, ¿Pueden sustituir estos complementos a una VPN? Aunque a veces puedan parecer lo mismo, lo cierto es que son herramientas diferentes. Cada una tiene su función y una VPN es mucho más completa. Vamos a poder cifrar la conexión completa del equipo y no solo a través del navegador. Por tanto, si realmente queremos mejorar la privacidad y seguridad al navegar, poder entrar en una red Wi-Fi pública y no tener problemas, lo ideal es instalar una buena VPN, como puede ser ExpressVPN, NordVPN, ProtonVPN o alguna similar.

No obstante, para algo concreto, para algo que no requiera de obtener unos resultados extraordinarios, estas extensiones para Chrome que hemos visto pueden ser muy interesantes para navegar a través de un proxy de una manera sencilla.

¡Sé el primero en comentar!