Métodos para llevar Internet a otras habitaciones en la casa

Métodos para llevar Internet a otras habitaciones en la casa

Javier Jiménez

Tener acceso a Internet hoy en día es algo esencial para cualquier usuario. Son muchas las acciones del día a día que serían inimaginables sin tener conexión a la red. Podemos conectarnos de forma inalámbrica y a través de cable. Tenemos muchos dispositivos con acceso a Internet en nuestros hogares. Sin embargo hay que tener en cuenta que no siempre es fácil conectarse desde toda la vivienda. En ocasiones la red inalámbrica no llega o la calidad es débil. En este artículo vamos a hablar de cómo llevar Internet a otras habitaciones del hogar.

Cómo llevar Internet a otros lugares

Por suerte tenemos diferentes opciones para poder conectarnos desde otros sitios en casa. Es muy común que el router esté en una habitación y la red inalámbrica no llegue bien o que incluso no llegue nada a otras zonas. Especialmente puede ocurrir si tenemos varias plantas o si hay muchas paredes y muros por el medio.

Como decimos, hay varias opciones para poder enviar la conexión a otras zonas del hogar. Podremos conectarnos desde otros lugares y desde una gran cantidad de dispositivos.

Cables de Internet

Una manera básica y muy recurrida es la de extender cables Ethernet por nuestro hogar. De esta forma podremos llevar el Internet de nuestro router a un ordenador que se encuentre en otra habitación, a cualquier otro dispositivo compatible o incluso a otro router que pueda repartir igualmente Internet.

Lógicamente en este caso vamos a tener que llevar a cabo ciertas medidas logísticas. Será necesario llevar el cable a otra habitación o zona del hogar, algo que puede suponer muchos metros. Podríamos tener que realizar alguna pequeña obra para canalizar esos cables o aprovechar algo ya existente.

Sin duda esta opción nos va a permitir aprovechar al máximo la velocidad, ya que no vamos a perder recursos disponibles. Sin embargo hay que tener en cuenta que no es la opción más práctica en muchos casos. Va a requerir de una instalación y cierta infraestructura que no en todas las ocasiones va a ser posible.

Repetidores Wi-Fi

Una alternativa más recurrida es la de usar amplificadores Wi-Fi. Tenemos varias opciones en este caso. Básicamente consiste en disponer de uno o varios receptores que posteriormente ofrecen conexión inalámbrica a otros dispositivos.

Hay que tener en cuenta que algunos modelos también ofrecen la posibilidad de conectarnos por cable. Esto quiere decir que podremos conectar dispositivos que no tengan conexión Wi-Fi, como pueden ser algunos televisores o consolas. En este caso tendremos un abanico de posibilidades más amplio para que todos nuestros equipos puedan mejorar la velocidad y calidad de la conexión.

Os dejamos un artículo con los mejores repetidores Wi-Fi.

Repetidor Wi-Fi

PLC

Otra opción muy interesante son los PLC. Es una alternativa que mantiene muy bien la calidad y velocidad de la conexión. Se basa en la red eléctrica. Consiste básicamente en dos dispositivos. Uno de ellos está conectado al router y es el que recibe la señal que posteriormente pasa por el cableado eléctrico para, en el otro extremo y desde el segundo dispositivo ofrecer conexión.

Es una alternativa más para tener Internet en otras habitaciones y zonas del hogar. Los sistemas PLC tienen además ciertas ventajas frente a los repetidores anteriores. Hay que mencionar que hay modelos que ofrecen Wi-Fi y otros que simplemente ofrecen cable, algo ideal para aquellos que vayan a conectar dispositivos de esta forma.

Os dejamos una lista con algunos dispositivos PLC sin Wi-Fi.

Sistemas Wi-Fi Mesh

Una última alternativa para poder llevar el Internet a otras zonas del hogar son los sistemas Wi-Fi Mesh. Está compuesto por un dispositivo principal, que es el punto de acceso o router, y una serie de satélites que pueden ser desde simplemente uno a varios. Hay muchos modelos, como también diferencias en calidad, velocidad y qué puede aportarnos.

Cada satélite está conectado al resto. Esto se diferencia de los repetidores inalámbricos, ya que aporta más calidad a la conexión y no hay cortes. Básicamente nos conectaremos al que más calidad y velocidad ofrezca en cada momento según nos movamos por un edificio.

Gracias a los sistemas Wi-Fi Mesh podremos llevar también la conexión de Internet a otros lugares de la vivienda. Os dejamos los mejores sistemas Wi-Fi Mesh.

Sistema Wi-Fi Mesh

Aprovechar un router viejo

Es muy común que tengamos por casa algún router viejo que ya no utilicemos. Puede que hayamos cambiado de compañía y nos hayan dado uno nuevo o tal vez hayamos decidido comprar uno más potente, con más capacidad. Sin embargo ese router que ya no estamos usando puede tener utilidad para llevar la conexión a otras habitaciones.

Podemos decir que actúa como un repetidor. Si disponemos de cableado en nuestra vivienda podemos conectar ese router antiguo en otro lugar para que a su vez reparta conexión a otros dispositivos. Además podremos conectarnos tanto por cable como por Wi-Fi, algo que es muy útil para determinados equipos.

De esta forma no solo estaremos mejorando la conexión de nuestro hogar, sino que también le daremos una segunda vida a un aparato que posiblemente terminaría olvidado en un cajón de nuestro hogar, sin darle ningún uso. Eso sí, debemos tener presente que no todos los routers van a ser compatibles y que no todos van a ofrecernos realmente una buena calidad de conexión. Esto hay que tenerlo en cuenta y en este caso habría que optar por otra de las alternativas que hemos mencionado para llevar Internet a otros lugares.

En definitiva, estas son las mejores opciones que tenemos para llevar Internet a otros lugares del hogar. Así podremos conectarnos en todo momento. Es una realidad que hoy en día las necesidades para tener conexión han cambiado mucho respecto a hace solo unos años. Es muy común que tengamos muchos dispositivos en nuestra vivienda, especialmente con el auge del Internet de las Cosas, que son todos aquellos aparatos que utilizamos en nuestro día a día y que tienen acceso a la red. Por ello es importante siempre lograr que la conexión funcione lo mejor posible, con buena estabilidad y velocidad.