Por qué me va tan lenta la velocidad de subida y cómo mejorarla

¿Tienes problemas con la velocidad de subida? Es un error relativamente habitual. Como vas a poder ver, hay diferentes causas que pueden provocar esto. No obstante, también puedes llevar a cabo algunos pasos para intentar solucionar estos problemas y mantener una buena conexión en todo momento. De ello hablaremos en este artículo con el objetivo de que puedas subir archivos a la nube o enviar documentos sin problemas.

Qué causa una velocidad de subida lenta

Puede que en un momento dado notes que la velocidad de subida es muy inferior a la de bajada. Tienes contratada fibra óptica simétrica y debería llegarte lo mismo, pero a la hora de subir un archivo ves que hay problemas mientras que al bajarlo no. Esto puede pasar por diferentes motivos. Vamos a hablar desde aspectos relacionados con la conexión, hasta posibles errores a nivel de sistema y uso.

No tienes velocidad simétrica

La primera razón es tan simple como que no tengas contratada velocidad simétrica. Es cierto que cada vez es más habitual tener la misma velocidad de subida que de bajada con fibra óptica, pero hay tarifas que ofrecen una velocidad de bajada muy superior a la de subida. Eso dependerá de la compañía e incluso de cada tarifa concreta.

Por tanto, lo primero que debes verificar es si tienes o no contratada fibra óptica simétrica. Si por ejemplo has hecho un test de velocidad previamente y tenías lo mismo y el problema ha aparecido de repente, entonces la causa será otra distinta. No obstante, es lo primero que tendrás que comprobar.

Uso intenso en otro equipo

El ancho de banda disponible es limitado. Vas a tener 50 Mbps, 100, 300 o lo que tengas contratado. Si estás usando otros dispositivos conectados en la red, esa capacidad disponible va a tener que repartirse. Si por ejemplo estás usando un ordenador para subir grandes archivos a la nube, puede que afecte notablemente a la velocidad de subida en el resto.

Por tanto, tener muchos dispositivos conectados al router, y especialmente según el uso que le des, puede provocar también problemas en la velocidad de subida. Actividades como emitir vídeos en directo por redes sociales o subir archivos a la nube pueden afectar en mayor medida.

Problema con la cobertura

No debes descartar que haya algún problema con la cobertura. Si estás conectado por Wi-Fi puede que la señal llegue muy débil. Normalmente esto va a afectar tanto a la de descarga como a la de subida, pero podría ser más sensible en esta última en determinadas circunstancias y eso va a generar fallos cuando subes archivos, por ejemplo.

Esto especialmente puede ocurrir si te conectas a través de un repetidor. Aunque este tipo de dispositivos están diseñados para mejorar la señal, si te conectas a un modelo que no cuenta con características muy buenas es posible que la velocidad de subida esté limitada y tengas problemas en este sentido.

Problemas con la cobertura del Wi-Fi

Algún fallo en el router

Otra razón por la que la velocidad de subida va muy lenta es por algún error en el router. Puede que haya algún fallo en el firmware del dispositivo, que esté desactualizado o que tengas alguna configuración que hayas cambiado y ahora esté afectando a la calidad de la señal de Internet.

Además, podría tratarse de un problema físico. Por ejemplo que la antena Wi-Fi esté dañada o cualquier componente del dispositivo. Esto podría limitar igualmente la conexión y hacer que tengas fallos a la hora de navegar por la red.

Problemas con la operadora

Una causa también muy común es que haya algún problema con la operadora de Internet. Especialmente esto puede aparecer si se trata de un error que ha ocurrido puntualmente. Puede que haya alguna avería o una saturación excesiva de la red y hayan limitado el ancho de banda disponible y afecte a la subida.

En determinadas ocasiones puede haber caídas en la conexión. Pueden ser totales, lo cual no nos permitiría ni siquiera navegar, o parciales y afectarían únicamente al rendimiento, pero no nos quedaríamos completamente sin conexión.

Algún virus está interfiriendo

Hay muchos tipos de malware que pueden afectar a nuestros dispositivos. Muchos tipos de virus que de una u otra forma dañan el funcionamiento de los sistemas y aplicaciones que usamos. Y esto también podríamos aplicarlo a la propia conexión de Internet. Incluso si se trata de una amenaza que afecte al router, como pueden ser variedades de malware como TrickBot, que son capaces de controlar el dispositivo.

Es cierto que no es una causa muy extendida, ya que normalmente va a afectar a la velocidad de descarga también, pero no debes descartarla. Siempre puede ocurrir que se haya colado algún malware a través de algún archivo que hayas bajado de Internet o alguna aplicación insegura que hayas instalado.

Cómo evitar problemas

Después de explicar cuáles son los principales motivos por los que la velocidad de subida no funciona bien, vamos a hablar de qué hacer para evitarlo. Una serie de consejos que puedes poner en práctica para poder mejorar la conexión y evitar cualquier tipo de problema que afecte a la subida.

Mantén todo actualizado

Algo muy importante es tener siempre todo actualizado. Aquí debemos incluir el router, los adaptadores de red o el propio sistema. De esta forma podrás aprovechar al máximo el rendimiento y obtener mejoras. Además, podrás corregir posibles vulnerabilidades que puedan ser la entrada de atacantes.

Debes actualizar el firmware del router. Esto es vital para que funcione correctamente. Pero también los adaptadores de red, que es algo que muchas veces pasamos por alto. Para ello tienes que ir a Inicio, entras en Administrador de dispositivos y Adaptadores de red. Allí tendrás que seleccionar la tarjeta correspondiente, haces clic con el segundo botón del ratón y le das a Actualizar controlador.

Actualizar tarjeta en Windows 11

Protege tus equipos

Los virus o cualquier variedad de malware podrían estar detrás de los problemas en la velocidad de subida. Por ello es imprescindible siempre tener los equipos correctamente protegidos. De esta forma podrás evitar la entrada de intrusos y reducir el riesgo de que aparezcan problemas.

Para ello debes contar siempre con un buen antivirus. Por ejemplo Windows Defender es una buena solución. También otras como Avast o Bitdefender son muy utilizadas. Vas a encontrar un amplio abanico de opciones, tanto gratuitas como de pago. Debes elegir siempre una que sea de garantías y que proteja correctamente todo.

Mejora la cobertura

Si ves que la velocidad de subida es muy baja, algo que puedes probar es a mejorar la cobertura. Puedes instalar repetidores, sistemas Mesh o dispositivos PLC. En todos estos casos vas a poder llevar la señal de un lugar a otro de la vivienda y lograr así una mejora significativa en la cobertura.

Eso sí, debes asegurarte de que ese dispositivo que vas a usar funciona correctamente. Sería un error instalar algún equipo que limite la velocidad y te encuentres con un cuello de botella. Esto impedirá que aproveches al máximo la tarifa de Internet que tienes contratada y nunca te llegará lo que debería.

Tipo de cables para dispositivos PLC

Concentra el uso del ancho de banda

Un consejo más es que intentes no utilizar otros dispositivos al mismo tiempo si tienes un ancho de banda limitado. Especialmente debes evitar hacer un uso que pueda comprometer la velocidad de subida, como puede ser subir grandes archivos a la nube desde otro ordenador, ya que esto va a afectar.

Esto deberás tenerlo en cuenta principalmente cuando el ancho de banda que tienes disponible sea limitado. Por ejemplo si no tienes fibra óptica simétrica o la velocidad no es muy elevada. Ahí es donde vas a tener más dificultades para poder aprovechar al máximo la conexión.

En definitiva, si tienes problemas con la velocidad de subida de Internet, como has visto puede ocurrir debido a diferentes motivos. Es importante que tomes medidas para solventar la situación y puedas navegar con total normalidad sin que aparezcan esos molestos cortes al bajar un archivo, por ejemplo.

¡Sé el primero en comentar!