Qué es el HDMI con Ethernet y por qué apenas se utiliza

Qué es el HDMI con Ethernet y por qué apenas se utiliza

Javier Jiménez

Es posible que utilices el estándar HDMI en tu día a día. Lo puedes encontrar en televisiones, ordenadores, videoconsolas, monitores o incluso en servidores NAS. Básicamente sirve para conectar dispositivo, como puede ser un ordenador portátil a un monitor. Es un estándar de conexión audiovisual bastante extendido. Pero en este artículo vamos a hablar de una variante que se conoce como HDMI Ethernet Channel. Vamos a explicar cómo funciona, en qué dispositivos lo puedes encontrar y por qué no ha tenido mucho éxito.

En qué consiste el HDMI Ethernet Channel

El estándar HDMI Ethernet Channel, también conocido simplemente como HEC, no es algo nuevo, ya que se introdujo en la versión HDMI 1.4 en el año 2009. Ese mismo año introdujeron también la característica ARC, que es muy importante para los sistemas de sonido. Pero, ¿por qué surgió realmente HEC? El objetivo era poder conectar dispositivos que tuvieran conexión de Internet entre sí y usar para ello este cable. Una manera de cubrir una necesidad para poder tener conexión de red en más aparatos.

Básicamente la idea fue aprovechar el cable por donde viaja el sonido y la imagen, para que también pudiera enviar y recibir Internet. Un “todo en uno” con una velocidad máxima de 100 Mbps. Claro, hoy en día el estándar habitual es Gigabit Ethernet, que tiene capacidad para alcanzar 1 Gbps. Si tienes fibra óptica, esta tecnología no va a permitir que la aproveches realmente.

Pero ten en cuenta que no todos los cables HDMI van a tener esta característica. Vas a encontrarte con modelos que simplemente sirven para enviar audio e imagen, mientras que otros sí que permiten también la conexión de Internet. La idea es que otros aparatos puedan obtener conexión de Internet simplemente con conectarse a un dispositivo que tiene acceso a la red. Una manera de ahorrar espacio y facilitar todo, ya que simplemente haría falta un cable y no varios.

Podemos decir que el estándar HDMI Ethernet Channel surgió en una época en la que aumentaban considerablemente los dispositivos que necesitaban acceso a Internet, pero al mismo tiempo no estaba tan extendido el uso del Wi-Fi. Al menos, las redes inalámbricas no funcionaban con la misma velocidad y calidad que vemos actualmente. Había muchas más limitaciones, los cortes eran frecuentes y no siempre podíamos conectar los aparatos por este medio.

Cable HDMI

Para qué dispositivos se utiliza

¿En qué dispositivos puedes usar HDMI Ethernet Channel? Son muchos los aparatos que pueden ser compatibles. Por ejemplo una televisión, videoconsola, TV Box, monitores, ordenadores portátiles, etc. Puedes encontrar muchos equipos tanto recientes como más antiguos que podrían conectarse por este medio. Algunos de ellos los usas en tu día a día.

Un uso común es conectar otros aparatos a la televisión a través de HEC. Una Smart TV puede tener Internet, ya sea a través de cable Ethernet o Wi-Fi, mientras que otros dispositivos cercanos necesitarían conectarse a la red de alguna forma. En vez de tener que conectarlos todos ellos a través de cable Ethernet (recuerda que surgió en 2009, cuando el Wi-Fi no estaba tan extendido), simplemente los conectamos por HDMI a la televisión.

Por tanto, la televisión actuaría como un hub, un equipo central al que posteriormente vamos a conectar otros aparatos de todo tipo. La televisión sí debería estar conectada al router o punto de acceso, pero el resto de aparatos no sería necesario y podrían conectarse por medio de este cable a la TV.

Por qué no ha tenido éxito

Como ves, este estándar surgió en el año 2009. La idea era buena, ya que en esa época cada vez necesitábamos más conexión a Internet. Los routers en muchos casos apenas tenían uno o dos puertos Ethernet y la red Wi-Fi no era tan estable y veloz como ahora. Poder conectar varios dispositivos a la televisión a través de un cable y que tuvieran acceso a la red era algo interesante.

Pero en la práctica esta tecnología no tuvo un gran impacto. La tecnología Wi-Fi empezó a crecer mucho, aparecieron más dispositivos que podían conectarse de forma inalámbrica y realmente no era necesario contar con la tecnología HDMI Ethernet Channel. Además, también hay que contar con que la mayoría de dispositivos para los que estaba pensado esta tecnología ya contaban con su propio puerto Ethernet. No había mucha necesidad de conectarlos a otro aparato cuando se podía simplemente enchufar por cable Ethernet al router.

Además, hay que contar con una limitación muy importante: 100 Mbps de velocidad máxima. Un dispositivo, como puede ser una televisión, que cuente con puerto Gigabit Ethernet va a aprovechar mejor la velocidad de fibra óptica actual. No va a estar limitado a esos 100 Mbps máximos. Incluso al poder conectarnos por Wi-Fi vamos a ver una mejora importante en cuanto a velocidad.

Aunque HEC no se utiliza hoy en día, sí se usa ARC. Incluso podemos ver en la actualidad eARC, que es una versión mejorada que se usa en las Smart TV actuales. Ten en cuenta que HDMI ARC y HEC utilizan los mismos pines y son compatibles. De todas formas, la mayoría de cables que vas a ver hoy en día usan ambos estándares.

Pero HDMI Ethernet Channel tiene una utilidad que sí que puede ser interesante en algunos casos y es poder transmitir contenido multimedia a una gran distancia a través de cable de red. Para ello necesitas un conversor de HDMI a Ethernet.

También podría llegar a ser una opción interesante por seguridad. Si necesitas tener Internet pero la red Wi-Fi que tienes disponible no es fiable, puedes conectar algún aparato por cable Ethernet y aprovechar la tecnología que ofrece HEC para conectar otros aparatos vía cable y evitar así conectarlos de forma inalámbrica. Eso va a aportar mayor seguridad y evitar ciertos problemas.

Cable Ethernet para la TV

Las redes Wi-Fi copan las conexiones actuales

Si vemos cómo nos conectamos hoy en día y la cantidad de dispositivos que utilizamos, podemos ver que sin duda el Wi-Fi es lo más habitual. Conectamos la televisión de forma inalámbrica al router, el portátil sin necesidad de usar cable Ethernet, así como una gran cantidad de dispositivos de domótica que usamos en nuestro día a día.

Esto no quiere decir que los cables Ethernet dejen de existir o que no sea interesante utilizarlos en determinadas ocasiones. Pero sin duda sí que podemos ver una tendencia clara al aumento de las redes inalámbricas y dejar a un lado estándares como HDMI Ethernet Channel, que actualmente tienen menos sentido salvo para usos muy concretos.

El Wi-Fi, además, puede equipararse ya al cable de red en cuanto a velocidad y estabilidad. Podemos lograr una gran velocidad tanto de bajada como de subida, baja latencia y olvidarnos de los cortes que sí que teníamos hace unos años. Además, la cobertura cada vez es mejor o incluso podemos potenciarla gracias a repetidores, sistemas Mesh o dispositivos PLC.

Estándares como el Wi-Fi 6 han traído mejoras importantes. La conexión inalámbrica llega más lejos, pero también logramos una velocidad más estable y más cercana a la que podemos obtener si hacemos un test de velocidad conectados por cable.

Conclusiones

En definitiva, podemos decir que el protocolo HDMI Ethernet Channel o HEC surgió con la idea de poder conectar dispositivos entre sí por cable y tener Internet en una época en la que las conexiones inalámbricas no estaban tan extendidas. La idea, que era buena en 2009 cuando apareció, no llegó a tener un gran éxito por los cambios tecnológicos.

Actualmente puedes encontrar sin problemas cables HDMI compatibles con este estándar, pero básicamente vas a usarlos para conectar algún dispositivo a un monitor y poder enviar audio e imagen, pero no usarlo para conectarte a Internet. Para ello puedes conectarte directamente al Wi-Fi o bien usar cable Ethernet si el aparato que usas es compatible, como puede ser una televisión u ordenador que sí suelen tener puertos Ethernet.

¡Sé el primero en comentar!