Así puedes bloquear la conexión Wi-Fi de cualquier dispositivo en el router

Si tu conexión a Internet se ha vuelto lenta de repente, ya sea vía cable Ethernet o vía WiFi, es posible que tengas demasiados dispositivos conectados a la red inalámbrica, incluyendo los vecinos que se están enganchando a tu conexión y consumiendo ancho de banda. También es posible que no queramos que un determinado dispositivo se conecte a Internet, o solamente en un cierto horario que nosotros definamos. Actualmente los routers domésticos nos permiten realizar muchas configuraciones relacionadas con permitir o bloquear la conexión WiFi, hoy en RedesZone os vamos a enseñar todo lo que puedes hacer para que un cierto dispositivo por WiFi no se conecte nunca, o solamente en un cierto horario.

 

¿Por qué debo controlar los dispositivos conectados?

Controlar el listado de clientes conectados a nuestro router es muy importante para tener el mejor rendimiento, por nuestra seguridad y también por nuestra privacidad. Es muy importante saber en todo momento qué dispositivos cableados tenemos conectados a nuestra red local, y si realmente estos dispositivos deben estar conectados o no, identificándose por su dirección MAC y también por el nombre del host o «hostname» que nos aparecerá en el router cuando entremos en su configuración y veamos el listado de clientes conectados.

Aunque controlar los dispositivos cableados es muy importante, es mucho más importante controlar los dispositivos inalámbricos que hay conectados. En este caso, es posible que no solamente nosotros y nuestros dispositivos estén conectados a la red inalámbrica, sino también nuestros vecinos o cualquier persona que tenga nuestra red inalámbrica a su alcance. Si alguien ajeno a nosotros es capaz de conectarse a nuestra red inalámbrica, corremos un verdadero riesgo a la hora de navegar por Internet, y es que nos van a poder realizar diferentes tipos de ataques:

  • Capturar todo el tráfico de red: un atacante podría capturar todo el tráfico de red y ver todas las webs que nosotros visitamos, datos que descargamos y en definitiva, todo lo que hacemos en Internet. Aunque estemos usando conexiones HTTPS, en determinadas circunstancias también se pueden «hackear» y ver todo lo que hay en el interior de la conexión cifrada, este tipo de ataques se denominan SSLstrip.
  • Capturar y modificar el tráfico de red: un atacante también podría capturar el tráfico de red y modificarlo al vuelo, esto permite a un atacante a «enviar» a la víctima a una web específicamente diseñada por él, con el objetivo de robarnos las credenciales de acceso de nuestro correo, banco, redes sociales y cualquier otra identidad digital que tuviéramos.
  • Control total de la red: un atacante dentro de la red principal tendrá el control total de toda la red, pudiendo levantar su propio servidor DHCP para proporcionar las direcciones IP que quieran, controlando las solicitudes DNS a nivel de red, e incluso bloqueando los dispositivos de la red local que el atacante quiera, por lo que estaremos un verdadero peligro, no solamente para el uso normal de Internet, sino porque nuestros datos se pueden ver vulnerados.

Tal y como podéis ver, un atacante en nuestra red local doméstica es un verdadero peligro, no solamente nos veremos perjudicados por el consumo de ancho de banda, sino porque podrá robarnos todas nuestras credenciales de acceso.

 

Cómo ver los clientes conectados a la red

Si queremos ver y comprobar todos los clientes conectados a la red local doméstica, ya sea vía cable o vía WiFi, podemos hacerlo de dos formas diferentes. La primera de ellas es accediendo directamente al router WiFi, aquí nos aparecerá un listado completo de todos los clientes conectados en un determinado instante. La segunda forma es utilizando programas específicos para Windows, Android o iOS que nos permitan ver todos los clientes conectados a la red local.

 

Ver los clientes desde el router

Si quieres ver a los clientes desde el router, lo primero que debes hacer es entrar a él a través de la puerta de enlace predeterminada. Para saber cuál es la dirección IP de tu router, debes pinchar en el botón de «Windows» y buscar «cmd» o «símbolo del sistema». A continuación, deberás introducir el siguiente comando:

ipconfig

La puerta de enlace predeterminada nos aparecerá de la siguiente forma:

De forma general, la dirección IP de los routers domésticos suelen ser:

  • 192.168.1.1
  • 192.168.0.1
  • 192.168.2.1
  • 192.168.50.1 (para todos los routers ASUS).
  • 192.168.178.1 (para todos los routers AVM FRITZ!Box).

Una vez que hayamos accedido al router, podemos ver el listado de clientes conectados en la sección de «Red». En el caso de los ASUS lo tenemos en el menú principal, en la sección de «Clientes» pinchamos en ver el listado, y nos aparecerán todos y cada uno de los clientes que están conectados actualmente, junto con la dirección IP, MAC asociada, nombre del host e incluso si están conectados vía WiFi o cable. Si nos vamos al menú de «Registro del sistema / Asignaciones DHCP» podéis ver las asignaciones del servidor DHCP con la MAC y también el nombre del host.

Una vez que tengamos el listado, tendremos que ir equipo por equipo comprobando que son nuestros dispositivos. En cuanto haya algún dispositivo que no lo tengamos localizado, es probable que sea un intruso.

En el caso de los routers de AVM, tenemos que irnos al menú de «Red local / Red«, en este menú veremos un listado completo de todos los clientes cableados y WiFi que están conectados. En este caso en el menú solamente veremos el nombre del host, la forma de conexión, la dirección IP y la velocidad de sincronización. Si queremos ver la dirección MAC tenemos que pinchar en «Editar» que está en la parte derecha. En este nuevo menú podemos ver la MAC en «Información sobre el dispositivo».

Tal y como podéis ver, comprobar qué dispositivos tenemos conectados a través del router es muy sencillo, lo único complicado es saber si son dispositivos nuestros o no.

 

Usar programas para ver todos los dispositivos

Actualmente hay muchos programas para ver qué dispositivos hay conectados a la red local doméstica en un determinado instante, nuestra recomendación es que uséis Angry IP Scanner ya que es uno de los más rápidos, fáciles de usar y completamente gratis. Lo descargamos de la web oficial y lo instalamos como cualquier otro programa de Windows, una vez instalado, lo abrimos y veremos un menú donde debemos poner un rango de direcciones IP, este rango de direcciones se debe corresponder con la de nuestro router.

Por ejemplo, si nuestro router tiene la IP 192.168.1.1, entonces podemos escanear toda la red desde la 192.168.1.0 hasta la 192.168.1.255. Pinchamos en «Comenzar» y empezará a escanear todos los dispositivos que tenemos conectados, también podemos ver la dirección MAC asociada a cada dirección IP, para localizar si hay algún intruso.

Otros programas que también son gratuitos y que podéis utilizar son los siguientes:

  • Colasoft MAC Scanner: permite escanear toda la red local enviando mensajes ARP, para comprobar los clientes conectados, ya sea vía cable o WiFi.
  • Advanced IP Scanner: este programa es gratis y tiene las mismas características que los anteriores, es igual de fácil de utilizar, además, permite personalizar también las columnas.

Una vez que hayamos localizado la dirección MAC o direcciones que queremos bloquear, nos tenemos que meter en el router para hacerlo.

 

Métodos para bloquear un dispositivo WiFi

Los routers actuales disponen de varios métodos para bloquear los diferentes dispositivos inalámbricos, no obstante, dependiendo de lo que queramos realizar, el enfoque a seguir debe ser diferente:

  • ¿Tenemos un intruso en la red inalámbrica WiFi? Si este es tu caso, entonces debes cambiar la contraseña de acceso cuanto antes, y solamente la contraseña WPA2-Personal o WAP3-Personal. Por supuesto, si tienes el WPS (Wi-Fi Protected Setup) habilitado, entonces debes desactivarlo cuanto antes para estar protegido.
  • ¿Es un dispositivo tuyo el que quieres bloquear? En este caso puedes configurar el filtrado MAC. El motivo de no usar filtrado MAC con un intruso es porque se puede clonar la dirección MAC de un cliente legítimo de forma muy fácil, por lo que no es un método que nos proporcione seguridad.

El filtrado MAC nos permite configurar un listado de direcciones MAC permitidas o denegadas. En el caso de crear un listado con MAC permitidas, todas las direcciones MAC que no estén en este listado no tendrán permitida la conexión. En el caso de crear un listado MAC prohibidas, todas las direcciones que estén en este listado serán bloqueadas, y cualquier otra no será bloqueada.

Una vez que ya hemos pensado en qué escenario estamos, vamos a ver cómo configurarlo.

 

Configurar el filtrado MAC con lista negra

Todos los routers disponen de un filtrado MAC, algunos modelos permiten crear una lista negra y una lista blanca. En el caso de los routers de ASUS, nos permiten dos modos de filtro MAC: aceptar o rechazar.

  • Si seleccionamos «Aceptar» todos los clientes del listado se podrán conectar a la red inalámbrica, y el resto de clientes WiFi que intenten conectarse se les denegará.
  • Si seleccionamos «Denegar» todos los clientes del listado no podrán conectar a la red inalámbrica, el resto de clientes sí se les permite.

Simplemente tenemos que ir dando de alta las diferentes direcciones MAC en el listado, pinchando en el botón de «+» y posteriormente en el botón de «Aplicar».

Este tipo de filtrado solamente lo deberíamos usar si los dispositivos a bloquear son nuestros, y queremos permitir todos menos ciertos equipos conectados.

En el caso de los routers de AVM, no tenemos la posibilidad de crear una lista negra de direcciones MAC, solamente podemos crear la lista blanca, y el resto que no esté en el listado se le deniega la conexión.

 

Configurar la lista blanca del filtrado MAC

En el caso de los ASUS podemos crear la lista blanca eligiendo el modo de «aceptar» como hemos visto anteriormente. En este caso los routers de AVM sí nos permite configurar la lista blanca, para hacerlo debemos irnos al menú de «Wi-Fi / Seguridad / Cifrado» e irnos abajo del todo, donde veremos la opción de «Solo permitir el acceso a la red inalámbrica Wi-Fi a los dispositivos conocidos». De esta forma, todos los dispositivos WiFi del listado que vemos justo arriba se podrán conectar, el resto no se podrá conectar hasta que no lo demos de alta nosotros manualmente pinchando en «Añadir un dispositivo Wi-Fi» e indicando la dirección MAC.

Tal y como podéis ver, el uso de listas blancas es muy usado para permitir solamente que ciertos dispositivos del listado se puedan conectar, y denegar el resto de clientes WiFi. Debemos recordar que este método solamente se recomienda en el caso de que quieras bloquear tus propios dispositivos, porque si quieres bloquear a un atacante lo mejor que puedes hacer es cambiar la contraseña de acceso WiFi del router, ya que un atacante podría clonar una dirección MAC legítima y conectarse.

 

Cambiar la contraseña del WiFi

Esta es la opción más recomendable si tienes intrusos en tu red local doméstica, de hecho, es lo único que podrás hacer junto con deshabilitar el protocolo WPS para estar protegido. En este caso es necesario verificar que el tipo de protocolo de cifrado es WPA2-Personal o WPA3-Personal, una vez que hemos verificado que el protocolo es robusto, entonces tenemos que introducir una clave segura.

Para poner una clave segura es recomendable que cumpla con los siguientes requisitos:

  • Tenga una longitud mayor de 16 caracteres.
  • Combine mayúsculas, minúsculas, números y símbolos.

Es recomendable usar un generador de contraseñas aleatorio para luego copiar y pegar la contraseña de acceso, de esta forma, tendremos la mejor seguridad posible.

Cambiar nombre de red en el router Movistar HGU

Todos los routers tienen un menú similar con respecto a cambiar el SSID y también la contraseña, una vez introducida la contraseña nueva tendremos que aplicar cambios. Al cambiar la clave, todos los clientes WiFi conectados se desconectarán, tendremos que volver a conectarlos uno por uno, ya sea la Smart TV, el TV Box, cámaras IP domésticas, smartphones y tablets etc.

 

Bloquear los dispositivos en cierto horario

Si quieres bloquear ciertos dispositivos en un cierto horario, entonces tendrás que hacer uso del control parental de tu router, si es que te permite esta posibilidad. Hoy en día muchos routers domésticos disponen de la funcionalidad de control parental basado en tiempo, esto significa que en un determinado horario estaremos bloqueando el acceso a Internet de un determinado dispositivo. Aunque esté conectado a la red local doméstica vía cable o WiFi, no podrá salir a Internet porque el control parental lo impide.

En el caso de los ASUS y AVM tenemos un control parental basado en tiempo y también en contenidos, pero lo que a nosotros nos interesa es configurar el control parental basado en tiempo con el objetivo de permitir en un determinado horario los dispositivos conectados, y bloquearles en otro horario diferente. Para realizar esto, es necesario entrar en el router con permisos de administrador y seguir los siguientes pasos de forma general:

  1. Activar el control parental
  2. Crear un perfil de tiempo donde se permita o deniegue el acceso.
  3. Aplicar este perfil a los diferentes dispositivos que nosotros queramos.

Cuando hayamos aplicado el perfil, si estamos fuera del horario entonces no tendremos conexión a Internet, aunque sí tenemos la posibilidad de comunicarnos a través de la red local doméstica, por lo que debemos tener en cuenta que un control parental permite o bloquea el acceso a Internet pero no a la red local.

 

Conclusiones

Mantener bajo control los dispositivos que tenemos conectados a la red local es fundamental, sobre todo los dispositivos conectados vía WiFi porque la señal inalámbrica podría llegar hasta nuestros vecinos y tener intrusos no deseados. Hay diferentes formas de ver a los clientes conectados, ya sea a través del propio router en el menú de DHCP, como también a través de programas e incluso aplicaciones para dispositivos móviles Android y iOS que realizan esta misma funcionalidad.

En el caso de que queramos bloquear algunos dispositivos que están bajo nuestro control, usar el filtrado de direcciones MAC es lo más cómodo que podemos hacer. Sin embargo, esto no sirve para un intruso porque podría clonar la dirección MAC de manera realmente fácil y rápida. Si quieres bloquear la conexión WiFi de los intrusos, la mejor forma de hacerlo es cambiar la contraseña WPA2 o WPA3 de tu router y desactivar el protocolo WPS si es que lo tienes activado.

En caso de tener intrusos, es fundamental echarles cuanto antes, no solamente porque consumen ancho de banda de nuestra conexión a Internet, sino por los riesgos de seguridad y privacidad que vamos a sufrir si no lo hacemos rápido, ya que podrían capturar todo el tráfico de Internet nuestro e incluso modificarlo, robándonos también las contraseñas del email, redes sociales e incluso datos bancarios. Un atacante con acceso a nuestra red WiFi, también podría infectarnos nuestro equipo con un malware e incluso con un ransomware, por lo que es muy recomendable seguir las instrucciones que os hemos dado.

¡Sé el primero en comentar!