Cómo cambiar el nombre o SSID de una red WiFi

Cómo cambiar el nombre o SSID de una red WiFi

Javier Jiménez

Uno de los cambios más habituales que podemos hacer en nuestro router es poner otro nombre de la red WiFi. Esto es incluso muy aconsejable, como veremos en este artículo. Vamos a explicar qué pasos debemos dar para cambiar el SSID o nombre de la red inalámbrica y también explicar por qué deberíamos hacerlo siempre en nuestro dispositivo y mejorar así la seguridad y evitar ciertos problemas.

¿Qué es el SSID y cómo encontrarlo en mi router?

Son las siglas en inglés de Service Set IDentifier, que en español lo podemos traducir como identificador de paquetes de servicio. Se trata del nombre que tiene cada red Wi-Fi y sirve para identificarla frente a otras que haya dentro del mismo rango. Por ejemplo si hacemos una búsqueda en nuestra vivienda, nos aparecerá el SSID de nuestra red, así como otras de otros vecinos.

A la hora de enviar un paquete, éste va acompañado también por esta información. Esto va a permitir que en todo momento se sepa a qué red de origen pertenece. De esta forma, el destino sabe también a qué red debe enviar la respuesta, en caso de que fuera necesario, y no habría ningún tipo de conflicto ni problema. Cuando el dispositivo se conecta a una red inalámbrica, el SSID pasa a ser compartido. Esta información no la va a tener solo el punto de acceso, sino también otros equipos que forman parte de él.

El nombre de la red Wi-Fi puede estar formado por un máximo de 32 caracteres ASCII, es decir, letras, números y símbolos. Eso sí, lo más habitual es encontrar los dos primeros tipos de caracteres. Es recomendable que un SSID no tenga caracteres «extraños» como puede ser la letra «Ñ» o símbolos raros, ya que de lo contrario podríamos tener problemas al guardar la configuración en el router, o incluso al conectarnos con ciertos dispositivos como pueden ser impresoras, dispositivos domóticos e incluso con nuestro smartphone y ordenador portátil. Hay algunos aparatos que no reconocen correctamente ciertos caracteres, especialmente algunos más antiguos.

La forma más sencilla, y sin utilizar un dispositivo, es encontrando la pegatina del fabricante. Si se trata del dispositivo de un operador, esta información suele estar ubicada en la parte trasera del router. Si el dispositivo es pequeño, como un router 4G portátil, lo más habitual es que esta información se encuentre alojada en el compartimento de la batería e incluso directamente en la guía de instalación rápida que tenemos disponible cuando adquirimos un aparato. Podremos ver esta información para saber cuál es el nombre del router.

Por qué cambiar el nombre del WiFi

Posiblemente te preguntes no solo cómo cambiar el nombre de tu red WiFi, sino si realmente es importante hacerlo. Lo cierto es que es un proceso muy habitual que incluso los usuarios realizan de forma periódica. Otros, en cambio, dejan el mismo que viene de forma predeterminada cuando su operadora le da un router o lo compran por su cuenta.

Pero sí, podemos decir que es algo muy aconsejable. Al cambiar el SSID de la red del router estamos quitando información que puede ser utilizada por un atacante para poner en riesgo la seguridad y llegar a entrar en nuestra red. Pongamos que tenemos un router que cuenta con una vulnerabilidad conocida y que, en caso de ser explotada, podría dar lugar a que entrara un intruso.

Normalmente el nombre que viene de forma predeterminada va a dar pistas sobre qué modelo y operadora estamos utilizando. Esto es lo que puede ser utilizado para saber de qué manera podrían explotar esa vulnerabilidad y tener acceso a él. Es información que estaría disponible para cualquiera que encontrara la red disponible.

Pero también hay que pensar en la privacidad. Igual que esos datos pueden ser utilizados para tener acceso ilegítimo al router, también pueden obtener cierta información personal, aunque sea simplemente qué compañía telefónica tenemos contratada.

Por tanto, cambiar el nombre del WiFi es muy importante tanto por seguridad como por privacidad. El objetivo siempre es dificultar al máximo que un posible intruso llegue a comprometer la red o que pueda recopilar datos personales de cualquier tipo.

Pasos para cambiar el SSID en el router

Para cambiar el nombre del WiFi o SSID hay que seguir una serie de pasos sencillos. Esto puede variar ligeramente según el dispositivo que tengamos, pero en líneas generales es similar. Como veremos, en cuestión de minutos habremos puesto el nombre que queramos a nuestra red. Solo tendremos que disponer de acceso al aparato y conocer los parámetros para poder iniciar sesión.

Acceder al router

Lo primero que tenemos que hacer para cambiar el nombre del WiFi es acceder al router. Para ello tenemos que conocer los datos para poder entrar, que serían la puerta de enlace predeterminada, el nombre y la clave de acceso.

Normalmente la puerta de enlace para entrar va a ser 192.168.1.1. Sin embargo esto podría cambiar según el modelo de nuestro dispositivo. Además, el nombre y la clave suelen ser del tipo 1234, admin123, admin y similares. También podría ser diferente, especialmente si la hemos cambiado.

Para conocer la puerta de enlace predeterminada que tendremos que poner en el navegador podemos utilizar un comando en Windows. Tenemos que ir a Inicio, entramos en el Símbolo del sistema y ejecutamos el comando ipconfig. Nos dará información y entre esos datos está la dirección para acceder al router.

Saber puerta de enlace predeterminada

Entrar en la sección del WiFi

Una vez dentro del router, para cambiar el nombre de la red tenemos que ir a la sección del WiFi. Esto puede variar también según el modelo. Por ejemplo en el caso del que estamos utilizando, ya en la primera pantalla una vez accedemos nos aparecen opciones como la de cambiar el SSID de la red o la contraseña.

Cambiar el nombre del WiFi

Si no nos aparece de primeras, tendríamos que ir al menú, pinchamos en WiFi y allí nos mostrará las diferentes opciones, entre las que se encuentra cambiar el nombre o SSID de la red. En algunos modelos podría aparecer en la sección Wireless, Configuración del Wi-Fi o similares.

Cambiar el nombre predeterminado o anterior

Llegado a este punto ya solo tendríamos que cambiar el nombre. Puede que estemos utilizando el SSID predeterminado que venía con el router o que en alguna ocasión ya lo hubiéramos cambiado con anterioridad.

Solo necesitaríamos poner el nombre que nos interesa y le damos a Aplicar cambios. Eso sí, hay que tener en cuenta que estamos limitados a un máximo de 32 caracteres. No podemos poner una frase muy larga como nombre, por ejemplo. Automáticamente la red inalámbrica ya mostrará ese nuevo nombre que hemos puesto para poder conectarnos y tener acceso desde otros dispositivos.

De forma alternativa, más allá de poder acceder al router a través del navegador, también podemos usar la aplicación del dispositivo para cambiar el nombre de la red. Esto no es posible con todos los modelos, pero sí podemos encontrarlo cada vez de forma más frecuente. Esto nos permitirá tener una forma más sencilla incluso.

Qué nombre poner a una red WiFi

¿Podemos poner cualquier nombre a nuestra red WiFi? Lo cierto es que sí, ya que podemos utilizar letras o números según queramos. Ahora bien, hay que tener en cuenta algunas cuestiones para saber qué nombre conviene más, para no tener ningún tipo de problemas. El nombre que vayamos a crear debe ser algo neutro, que no nos relacione. Por ejemplo, debemos evitar dar pistas sobre el modelo del router, la compañía que tenemos, poner nuestro nombre o cualquier dato personal.

La idea de cambiar el SSID del WiFi es crear uno que sea lo más impersonal posible. Poner alguna palabra y dígitos que no nos vinculen directamente, por ejemplo. Esto ayudará a mantener en todo momento la seguridad y privacidad y no tener así problemas de ningún tipo.

¿Merece la pena ocultar el SSID?

¿Y si quiero ocultar el nombre? Hemos explicado cómo podemos cambiar el SSID, pero hay una opción adicional a todo esto que es la de directamente ocultarlo y que no aparezca cuando un tercero realiza un escaneo para ver las redes disponibles. Incluso puede parecer una opción más de seguridad.

Hay que tener en cuenta que sí es posible hacerlo y que además nos interese que no aparezca ningún nombre. Básicamente lo que hacemos es ocultar la red y no aparecerá en búsquedas. Pero claro, eso puede valer si un usuario básico coge su móvil y realiza una búsqueda normal para buscar redes. Si un usuario experimentado utiliza herramientas, como pueden ser inSSIDer o Acrylic Wi-Fi, podría ver qué redes hay disponibles y están ocultas.

Entonces, ¿merece la pena ocultar el SSID? Como explicamos, si lo que queremos es que no aparezca la red inalámbrica para un tercero, por ejemplo un vecino que no pueda saber cuál es nuestra red y no sea ningún experto, puede valer. Es una medida más que sí que podría valer como privacidad, ya que de primeras no estaríamos indicando si tenemos o no una red Wi-Fi en casa.

Sin embargo no es una medida de seguridad realmente eficaz. Si hay alguien con los conocimientos necesarios para explotar nuestra red inalámbrica, con total seguridad va a usar alguna de esas herramientas que hemos nombrado y va a poder ver las redes ocultas. Por tanto, en cuanto a seguridad realmente no nos va a aportar gran cosa.

En definitiva, siguiendo este proceso que hemos explicado podemos cambiar el nombre o SSID al WiFi. Es sencillo y rápido, pero además como hemos visto es algo útil que puede venir muy bien de cara a mejorar la seguridad y privacidad de nuestra red. Incluso está la alternativa de ocultar el nombre a terceros.

1 Comentario