Soluciona fácilmente el problema de conectividad Wi-Fi de Windows 10

Soluciona fácilmente el problema de conectividad Wi-Fi de Windows 10

Javier Jiménez

No hay dudas de que las redes inalámbricas están más presentes que nunca. Son muchos los dispositivos que tenemos a nuestra disposición que se pueden conectar por Wi-Fi. Esto hace que contar con una red potente, con buena cobertura y velocidad sea necesario. Sin embargo en ocasiones pueden surgir problemas que provocan un mal funcionamiento o que incluso no podamos conectarnos. En este artículo vamos a hablar de uno que afecta a Windows 10. Vamos a explicar cómo solucionar fácilmente el problema de conectividad Wi-Fi.

Cómo solucionar el problema de conectividad Wi-Fi en Windows

Como siempre hemos recomendado, tener los sistemas actualizados y con los últimos parches es algo vital. De esta forma no solo incluimos las posibles mejoras de rendimiento que haya presentes, sino que también solucionaremos posibles problemas de seguridad. En ocasiones puede haber vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques.

Sin embargo hay que mencionar que en ocasiones las actualizaciones pueden provocar problemas. Esto suele estar presente en muchas ocasiones en las redes inalámbricas. Hemos visto fallos con el Bluetooth después de una actualización y también errores con el Wi-Fi. Puede ocurrir por incompatibilidad con el sistema operativo, por ejemplo.

En esta ocasión nos vamos a centrar en un problema que afecta a la conectividad Wi-Fi en Windows 10 después de la última actualización. Afectó a algunos usuarios y este problema resulta en la imposibilidad de conectarse a la red Wi-Fi. El problema es que aunque Microsoft lo ha resuelto y ha lanzado un nuevo parche para corregirlo, no llega de forma automática a los usuarios. Esto quiere decir que vamos a tener que hacerlo de forma manual.

Hay que tener en cuenta que este parche únicamente tienen que instalarlo los usuarios que han tenido problemas de conectividad Wi-Fi después de la última actualización. Microsoft lanzó la actualización para las diferentes versiones del sistema operativo y cada una de ellas necesita un parche diferente.

Parches según la versión

Lo primero que tenemos que hacer es entrar en la página del catálogo de actualizaciones de Microsoft. Allí tendremos que buscar según nuestra versión. Esta es la lista que debemos tener en cuenta:

  • Windows 10, version 1909 (KB4554364)
  • Windows 10, version 1903 (KB4554364)
  • Windows 10, version 1809 (KB4554354)
  • Windows 10, version 1803 (KB4554349)
  • Windows 10, version 1709 (KB4554342)

Como vemos son parches diferentes según la versión de Windows 10 que tengamos instalada en nuestro equipo. Tendremos que conocer cuál es nuestra versión y posteriormente ver el código de actualización que se corresponde. Ese código de actualización lo tenemos que poner en el buscador que aparece en la web de Microsoft.

Solucionar problema conectividad Wi-Fi en Windows 10

Esto quiere decir que si por ejemplo estamos utilizando la versión de Windows 10 1909, tendremos que instalar el parche KB4554364 que encontraremos en la web de Microsoft. Estas actualizaciones en realidad no son más que la solución al error que mencionamos. Fueron lanzadas el pasado 30 de marzo.

Todos aquellos usuarios que hayan experimentado problemas a la hora de conectarse al Wi-Fi en Windows 10 en los últimos días y que hayan actualizado el sistema operativo a la última versión recientemente deberían probar esto que mencionamos. Es muy probable que esa actualización haya causado el error y que debamos agregar ese parche que se corresponde con cada versión para corregir el problema.

Hay que tener en cuenta que deberemos elegir cuál es el tipo de sistema operativo que tenemos. Es decir, como veremos nos mostrará la versión de 32 y de 64 bits, así como la versión de servidor. Tendremos que descargar la que se corresponda con nuestro sistema. Este fallo puede ocurrir en usuarios de la versión Home, Pro o Server.

Cuando se descargue el parche simplemente tendremos que ejecutarlo e instalarlo con normalidad. Posteriormente recomendamos reiniciar el ordenador y comprobar así si ese problema se ha resuelto y ya podemos conectarnos con normalidad a la red Wi-Fi.

En definitiva, si tenemos problemas con la conectividad Wi-Fi en Windows 10 y hemos actualizado recientemente el sistema operativo, puede que el fallo se resuelva simplemente instalando este parche.

Las redes Wi-Fi, cada vez más utilizadas

Es una realidad que hoy en día utilizamos mucho más las conexiones inalámbricas que hace solo unos años. Si echamos la vista atrás, antes lo normal era tener un ordenador conectado por cable al router. Pero eso poco a poco ha ido cambiando gracias especialmente al auge de los dispositivos móviles y también a las mejoras en las redes inalámbricas. Podemos lograr más velocidad, calidad y estabilidad de las conexiones, cosa que antes era más complicado.

Ahora bien, en ocasiones pueden surgir problemas como hemos visto. Intentamos conectarnos al Wi-Fi en Windows y vemos que hay fallos. Detrás de estos errores puede haber muchas causas. Tal vez se trate de un fallo de software, alguna actualización problemática de los drivers o una mala configuración del propio sistema operativo. Sea cual sea el problema, es importante que encontremos solución. El objetivo no es otro que poder conectar nuestros equipos con garantías.

En los últimos años también ha habido un aumento considerable de dispositivos conectados a Internet. Todo lo que conocemos como el Internet de las Cosas o dispositivos IoT ha hecho que sea necesario contar con redes fiables, que ofrezcan una buena conexión y que la velocidad esté siempre presente. Por ello debemos evitar esos fallos que puedan afectar a nuestras redes inalámbricas en el día a día y que se traduzca en la imposibilidad de conectarnos adecuadamente.

En definitiva, podemos decir que las redes Wi-Fi son cada vez más utilizadas. Esto hace que debamos cuidar nuestras conexiones, protegerlas, evitar que surjan problemas que puedan comprometer la estabilidad y especialmente solucionar los posibles fallos que puedan surgir, como es el caso del error del Wi-Fi en Windows 10 provocado por una actualización, como hemos visto en este artículo.

Por qué debemos mantener Windows siempre actualizado

Hemos visto que a veces pueden surgir problemas al actualizar Windows o una vez hemos actualizado el sistema operativo y esto ha generado fallos en el software o algún componente del equipo. Sin embargo hay que tener en cuenta la importancia siempre de mantener los dispositivos correctamente actualizados. Esto nos ayudará a evitar problemas que puedan afectar a nuestro día a día.

Para actualizar Windows a la última versión tienes que ir a Inicio, entras en Configuración y allí vas a Windows Update. Allí verás las diferentes versiones nuevas que pueda haber sin instalar y comenzará el proceso de forma automática. Debes asegurarte siempre de contar con todo lo más reciente y evitar así cualquier problema que pueda aparecer en un momento dado. Es algo que puedes revisar de forma periódica.

Mejorar el rendimiento

Por un lado podemos decir que actualizar Windows es muy importante para mejorar el rendimiento. Es una realidad que con cada nueva actualización incluyen algunas mejoras para lograr que funcione más rápido, más estable y tener también ciertas características añadidas que pueden venir muy bien.

Cada nueva actualización va a incorporar también mejoras de rendimiento. Por ejemplo poder tener una mayor velocidad a la hora de llevar a cabo alguna tarea a nivel de sistema, gestionar archivos más rápidamente o mejorar incluso la cobertura, en el caso de actualizaciones relacionadas con las redes Wi-Fi.

Esto es algo que también vas a tener que aplicar en cualquier otro componente del sistema, como pueden ser las tarjetas de red Ethernet o Wi-Fi. Esto te permitirá lograr una mejora considerable en la estabilidad y no tener posibles problemas que puedan afectar al rendimiento de tu conexión. Por ejemplo, podrías tener problemas para descargar archivos o reproducir vídeos en Streaming en buena calidad si tienes los controladores obsoletos.

Corregir problemas de seguridad

Pero además de esto también hay que hablar de la seguridad. Es un factor muy importante y que debemos cuidar a todos los niveles. Son muchos los ataques que hay en la red y los piratas informáticos utilizan técnicas muy variadas. A veces se basan en vulnerabilidades que encuentran sin parchear en los equipos. Gracias a las actualizaciones podemos incluir cambios y parches que solucionan esos problemas.

En muchos casos los sistemas pueden verse afectados por ciertas vulnerabilidades que afectan a la seguridad. Por ejemplo vulnerabilidades que puedan ser explotadas para la entrada indeseada de intrusos, fallos de seguridad que hagan que el antivirus no funcione correctamente o que una red inalámbrica llegue a estar desprotegida y cualquiera pueda acceder y comprometer la información personal.

Evitar problemas de compatibilidad

Con el paso del tiempo surgen nuevas versiones de los programas que usamos en nuestro día a día. Aparecen actualizaciones para programas como el navegador, aplicaciones para analizar redes, etc. Esto puede dar lugar a problemas de compatibilidad si estamos utilizando un sistema operativo obsoleto.

Por tanto, actualizar Windows con las últimas versiones disponibles también es muy importante para mantener la compatibilidad en todo momento. Nunca debemos dejar el sistema obsoleto y que eso provoque fallos al utilizar cualquier programa que tengamos instalado en el equipo. Especialmente cuando se trata de aplicaciones conectadas a Internet podemos tener errores en el funcionamiento.

Incluso puedes llegar a tener problemas de compatibilidad con aplicaciones propias del sistema. Hay programas de Microsoft que con el paso del tiempo dejan de estar disponibles o dejan de funcionar de la misma manera que lo hacían antes y resulta imprescindible actualizar el equipo para poder seguir utilizándolo correctamente.

Acceder a funciones nuevas

Otro motivo más para actualizar Windows es poder acceder a funciones nuevas que vayan surgiendo. Por ejemplo aplicaciones que solo estén disponibles para las últimas versiones del sistema o incluso características que vayan apareciendo y que puedan ser muy útil para nuestro día a día a la hora de trabajar o usar cualquier servicio.

Pero no solo es importante para poder usar nuevas funciones y características, sino también para poder solucionar dudas o problemas que surjan. Es decir, si por ejemplo quieres encontrar un manual en Internet para poder realizar algo en concreto, es más fácil que encuentres información sobre cosas más actuales que versiones más obsoletas. Por tanto, es otro motivo más por el cual deberías mantener siempre tu sistema actualizado correctamente.

En definitiva, actualizar Windows, al igual que cualquier programa o sistema operativo, es algo fundamental. Es algo que debemos tener en cuenta en todo momento. Además debemos descargar siempre esas actualizaciones desde fuentes oficiales, para evitar problemas que puedan poner en riesgo tanto el buen funcionamiento del sistema como la propia seguridad. Si te encuentras con problemas con el Wi-Fi después de actualizar Windows, puedes llevar a cabo los consejos que hemos explicado.

2 Comentarios