Redes 4G y LTE: ¿En qué se diferencian realmente?

Redes 4G y LTE: ¿En qué se diferencian realmente?

Javier Jiménez

Las redes móviles representan una parte fundamental de las conexiones a Internet para los usuarios y el mundo. Prácticamente todos tenemos una tarifa de datos contratada en nuestro móvil y podemos acceder a Internet. Es cierto que los datos pueden ser limitados y eso provoca que no podamos descargar o usar la red con la misma libertad. Como ya sabrás, hay varios tipos de redes a las que podemos conectarnos, como el 2G, 3G o 4G. Pero, ¿realmente hay cambios entre el 4G y LTE?

En este artículo vamos a explicar las diferencias entre 4G y LTE. Son dos términos que, si bien engloban a tecnologías similares, tienen sus diferencias. Por lo que es importante conocer cuáles son los aspectos en los que se diferencian, para que no tengas dudas en el momento en el que estés utilizando desde tu smartphone una conexión móvil u otra. Y es que, aunque muchos utilizan estos términos como sinónimos, lo cierto es que no se refieren a la misma tecnología.

 

El uso de las redes móviles

Navegar por Internet ya no es cosa de tener un ordenador conectado por cable a un router. Esto ha cambiado en los últimos años gracias principalmente al auge de los dispositivos móviles, pero también a la mejora de las redes disponibles.

En muchos casos el móvil ha suplido el uso de equipos de escritorio para navegar por la red. Podemos hacerlo tanto por Wi-Fi como a través de datos móviles. Al igual que permite a los usuarios usar las conexiones móviles para compartir Internet con otros equipos, incluso se pueden convertir en routers portátiles gracias a esta posibilidad.

La red a la que uno de pueda conectar hará que la velocidad de Internet sea la adecuada o no. Es decir, no es lo mismo intentar reproducir un vídeo de YouTube cuando estamos conectados por 2G que hacerlo a través de 4G. Y lo mismo sucede a la hora de ver contenidos en streaming en plataformas como Netflix o jugar videojuegos online.

La capacidad de la red influye mucho según cuál estemos utilizando. A falta de que el 5G llegue a más lugares y tengamos más dispositivos compatibles, el 4G y LTE son las tecnologías que podríamos decir como más utilizadas cuando buscamos la mayor velocidad. Vamos a explicar cuáles son las diferencias entre 4G y LTE.

4G o LTE

  • LTE Advanced y LTE-A

Como hemos visto, LTE es un estándar de comunicación para dispositivos móviles que proporciona una buena velocidad en lo que a conexión a internet se refiere. En cambio, no es del todo equiparable al 4G, sobre todo cuando hablamos de velocidades como veremos más adelante. Por este motivo, apareció LTE Advanced. Tecnología que se ha desarrollado para mejorar al LTE convencional. De este modo se iguala mucho más con la cuarta generación.

Esta se caracteriza por disponer de una tasa de transferencia más rápida, con velocidades máximas más altas. Por lo cual este es uno de los motivos por los que se dice que son prácticamente lo mismo. Se encuentra presente en casi todos los dispositivos de gama alta hoy en día.

Por otro lado, tenemos LTE-A. La cual prometía una velocidad máxima de 1Gbps, pero lo más probable es que esta sea equiparable a una tasa de las más inferiores del 5G. Por lo cual también se ha desarrollado LTE Advanced Pro, la cual mejora considerablemente a LTE-A. Esto nos lleva a que seguramente esta tecnología funcione en muchos dispositivos, pero si queremos un 5G real tendremos que adquirir uno que tenga esa posibilidad.

Pero una vez están ambas tecnologías implementadas y disponibles para todos los usuarios, lo cierto es que a la hora de darle un uso normal a nuestros dispositivos las diferencias serán poco apreciables. En cambio cuando tratamos de realizar alguna actividad que requiera un poco más de potencia como puede ser el ver videos en 4K, si podremos encontrarnos con algún problema. Pero no será nada que nos impida ver el contenido, más bien estos se reducen a lugares donde la señal es un poco más débil que lo que nos podemos encontrar en una ciudad donde el 5G está totalmente implementado.

 

Diferencias entre el 4G y LTE

Aunque en ocasiones son términos que se utilizan indistintamente, lo cierto es que existen diferencias. Por ello es interesante saber exactamente qué cambios puede haber cuando tenemos cobertura 4G o cuando nos conectamos a LTE. Por ejemplo, 4G es la cuarta generación de las conexiones móviles, mientras que LTE hace referencia al estándar de evolución a largo plazo.

 

Velocidad

Esto es posiblemente lo que más interese a los usuarios. Cuando nos conectamos a Internet con el móvil dependemos de la cobertura que haya en ese momento. Esto significa que no siempre vamos a tener la misma velocidad cuando nos conectemos al 4G, ya que no es lo mismo estar en interior y con poca cobertura que si estamos en exteriores muy cerca de la antena.

Ahora bien, existen diferencias de velocidad entre el 4G y el LTE. Aquí tenemos que mencionar que existen diferentes categorías. Básicamente el 4G está compuesto por hasta 20 categorías diferentes, aunque no todas ellas son realmente utilizadas. A partir de la categoría 6 se podría considerar LTE y tenemos velocidades superiores tanto de bajada como de subida.

La velocidad teórica a través de redes 4G es de 300 Mbps. Lo normal es que no superen los 150 Mbps. Por otro lado, las redes LTE pueden superar incluso los 450 Mbps, aunque este suele ser el límite normal. Todo dependerá de las antenas y también lógicamente de la capacidad de nuestro dispositivo. Por lo tanto, con estos datos se puede puntualizar que la velocidad de las redes 4G está más limitada en comparación al LTE.

Por lo tanto, hay que tener en cuenta que el LTE no es más que una conexión 4G pero con algunas diferencias como la velocidad que veíamos. Por ejemplo, se da una pequeña mejora de velocidad de Internet. Sin embargo, no llega a los niveles del 5G o 5G+ de los operadores.

 

Compatibilidad de la operadora

Existen diferencias también en cuanto a la compatibilidad tanto por parte de las operadoras como de los dispositivos que utilicemos. Es decir, no todas las operadoras ofrecen LTE o también conocido como 4G+. En ocasiones, especialmente aquellas operadoras virtuales, podrían no ofrecer la máxima velocidad que permite el LTE.

Por eso mismo, antes de contratar una tarifa, lo cierto es que es importante conocer cuáles son las velocidades mínimas y máximas que ofrecen con sus líneas móviles. De esta manera, se puede saber si estás ante un operador con 4G LTE, más conocido como 4G+, o directamente no ofrece esta conexión móvil.

No obstante, se puede decir que la mayoría de operadoras ofrecen la máxima velocidad de 4G. No hay problema en este sentido e incluso cada vez son más las que se van uniendo a las redes 5G. Incluso, la tecnología LTE llegó para mejorar las conexiones móviles 4G. De hecho, ya son muchos los operadores los que ofrecen 5G a sus clientes. Por lo que van un paso por delante frente a otras compañías telefónicas.

 

Dispositivo compatible

También hay que tener en cuenta que necesitamos un dispositivo compatible. Por tanto, existen diferencias en cuanto a la compatibilidad. Hoy en día los terminales modernos soportan las categorías del LTE sin problemas, pero podríamos toparnos con dispositivos, principalmente si los compramos de otros países, que no ofrecen las velocidades máximas disponibles.

Aunque, lo cierto es que resulta ya raro encontrar dispositivos, especialmente smartphones, que no ofrecen como mínimo esta conexión o incluso 5G. Es cierto que smartwatches, tablets o similares pueden ofrecen solamente 4G y LTE. Por lo que es algo que hay que tener en cuenta.

No obstante, en cuanto a los teléfonos móviles, muchos de gama baja o media más antiguos no cuentan con compatibilidad con LTE, por lo que no podremos alcanzar el máximo de velocidad. Estaríamos más limitado. En cambio, los móviles de gama alta en general todos son compatibles con este tipo de red y no tendremos ningún problema.

En definitiva, entre el 4G y LTE existen diferencias, como hemos visto. Principalmente vamos a notarlo en la velocidad, aunque también debemos tener en cuenta que es necesario contar con un dispositivo compatible, así como que nuestra operadora ofrezca LTE o no. Y, después de esta conexión, lo más utilizado es el 5G, como sabemos. Ya que es la conexión de quinta generación que se está expandiendo entre los operadores en España. Al igual que cada vez hay más los dispositivos compatibles.

 

Uso como router portátil

Ya sabemos que podemos utilizar un router portátil para tener conexión a Internet en cualquier lugar. Ahora bien, para que funcione correctamente, para que realmente sea útil y nos sirva en nuestro día a día, la velocidad de navegación debe ser lo mejor posible y así adaptarse a lo que necesitamos.

En este sentido podemos encontrar diferencias a la hora de utilizar el 4G o el LTE para conectar nuestro router portátil. Esas diferencias van directamente vinculadas a la velocidad. Hemos visto que puede haber una diferencia considerable en determinadas ocasiones, por lo que podremos navegar mejor a través de redes LTE.

Qué tener en cuenta en un router portátil

Si vas a usar un router 4G para conectar múltiples dispositivos a Internet, por ejemplo, durante un viaje donde vas a necesitar enchufar el portátil, alguna tablet, móvil o cualquier otro aparato, lo ideal es que sea compatible con LTE. Esto hará que tengas una buena velocidad de Internet y puedas reproducir vídeos en Streaming sin cortes, descargar archivos o utilizar la nube sin mayores problemas.

 

Reproducir en streaming sin cortes

Aunque en ambos casos vamos a poder reproducir vídeos o música en Streaming sin cortes cuando la calidad de la señal es buena, lo cierto es que gracias al LTE podremos lograr una mayor estabilidad y reproducir vídeos en mejor calidad. Esto último, la calidad de reproducción, será mayor o menor en función de la velocidad de Internet que nos llegue. Mientras más rápido sea, más calidad podremos darle a un vídeo.

Por tanto, podemos decir que existen diferencias entre el 4G y LTE también a la hora de reproducir vídeos o música en Streaming y no sufrir ningún corte que pueda dañar el buen funcionamiento.

 

Menor latencia

Aunque no es algo en lo que notemos realmente una diferencia significativa, sí que podemos decir que con las redes LTE tendremos un menor ping. Es una tecnología superior, con mejor velocidad y más estabilidad. Por tanto, también va a hacer que tengamos una menor latencia, algo que viene bien en determinadas circunstancias al navegar, como por ejemplo realizar una videollamada o jugar por Internet.

En definitiva, estas son algunas de las principales diferencias que podemos encontrar en las redes móviles 4G y LTE. Como vemos, siempre dependerá fundamentalmente de la cobertura que nos llegue, de lo fuerte que sea la señal, en definitiva. Podremos navegar mejor o peor, así como hacer uso de diferentes servicios que hay disponibles en Internet.

 

Qué mejoras trae el 5G

Hemos visto que existen diferencias entre el 4G y la tecnología LTE. Ahora bien, las redes móviles actualmente también cuentan con la posibilidad de usar el 5G. Todavía no está muy extendido en todas partes, pero sí es algo que cada vez estará más presente.

Sin embargo, cada vez son más los dispositivos, especialmente los smartphones, los que se van lanzando al mercado que ofrecen compatibilidad a esta conexión. Y a esto hay que sumarle que también se van uniendo más operadores que tienen tarifas móviles con esta red móvil de quitan generación.

Por ello conviene saber cuáles son las mejoras que aporta, en caso de que dudemos si merece o no la pena comprar un móvil nuevo que tenga 5G.

 

Mayor velocidad

Es lógico pensar que el 5G va a aportar una mejora considerable en cuanto a velocidad. Estamos ante la conectividad móvil más veloz y trae un importante cambio frente al 4G. Ya sabemos que hoy en día tenemos cada vez más equipos conectados y algo que esperamos es contar con una buena velocidad y poder utilizar la nube, redes sociales y cualquier plataforma sin problemas.

Si comparamos la velocidad frente al 4G, podemos decir que puede alcanzar una velocidad teórica incluso 100 veces superior. Sin duda es un salto más importante y poco a poco hay más dispositivos compatibles, por lo que podemos aprovechar esta tecnología para navegar por la red y disfrutar de la máxima velocidad.

 

Menos latencia

El ping o latencia es otro factor muy importante para las conexiones. Es esencial, por ejemplo, para realizar videollamadas o jugar por Internet. Mientras más bajo sea, mejor. Aquí también hay novedades importantes gracias al 5G. La latencia llega a ser de 1 ms, algo realmente bajo que va a permitir utilizar múltiples programas y también vincularlo a lo que se conoce como el Internet de las Cosas.

Esto especialmente es útil de cara a jugar por Internet, realizar videollamadas o usar ciertos programas que necesitan una latencia mínima. Si lo comparamos con la tecnología anterior, el salto de calidad es bastante notable.

 

Mejora notable en la cobertura en interiores

Si hay algo que todos podemos ver es que al conectarnos a una red 4G desde el interior de un edificio la cobertura disminuye considerablemente respecto a la calle. Es una realidad y en ocasiones puede ser un problema importante, ya que podríamos incluso quedarnos sin conectividad. En este sentido, el 5G aporta un cambio interesante. Va a permitir una mejora considerable en la cobertura en interiores.

Esto es muy útil cuando estamos dentro de un edificio, en un garaje o cualquier lugar donde la cobertura móvil suele ir peor. Esta tecnología mejora eso debido a su frecuencia y esto va a permitir usarla en más lugares sin mayores problemas.

 

Más estabilidad

La estabilidad también va a ser mayor. Vamos a tener menos cortes, menos pérdidas de velocidad y cobertura. Esto va a permitir tener una conexión fluida en todo momento, no tener problemas al utilizar programas de todo tipo que requieran de una buena conexión de Internet. Esto aportará también un amplio abanico de posibilidades a los usuarios en su día a día.

Hay situaciones en las que necesitamos tener una gran estabilidad. Por ejemplo, al realizar una videollamada o iniciar una descarga. Si hay algún corte, la conexión va a dejar de funcionar y tendremos problemas. Ahí el 5G va a suponer también un cambio importante que vamos a poder aprovechar.

 

Combinación 5G y LTE

Cuando hablamos del 5G y LTE, debemos pensar que estamos ante dos tecnologías que son diferentes. Pero existe alguna posibilidad de que ambas se puedan combinar en un futuro. buscando ofrecer una experiencia de usuario mucho mejor gracias a las respectivas ventajas de cada una de ellas. Lo primero que debemos saber, es que el 5G es la tecnología de última generación y que esta ofrece velocidades significativamente más altas que el LTE. También cuenta con una latencia más baja, por lo cual la comunicación es mucho mejor. En cambio, con el LTE estamos ante una tecnología más antigua.

Una de las formas en las cuales se pueden combinar es utilizando tecnologías de agregación de portadoras. Esto permite a los dispositivos móviles conectarse a diferentes redes inalámbricas de forma simultáneamente. Por lo cual se aumenta la velocidad y capacidad de conexión. Con estas dos tecnologías agregadas, los usuarios pueden disfrutar de velocidades de descarga y capacidades de red mayores. Con resultados muy útiles en zonas donde el 5G es más limitado, pero si se dispone de buena cobertura LTE.

Las tecnologías de transición pueden ser otro método para combinarlas. Estas permiten que los dispositivos se puedan conectar a redes con tecnologías más antiguas, cuando no hay disponibilidad de redes más actuales como el 5G. De este modo, no tendremos falta de una conectividad más consistente, y que en general funcione mucho mejor para no notar tanta pérdida de unas redes a otras. Por lo cual, puede darse el caso de que estas tecnologías se combinen para proporcionar experiencias mucho mejores. Todo esto significa una mejora que puede ser considerable en los lugares donde la cobertura es más limitada. Dotando de conexión a Internet de alta capacidad a cada vez más usuarios, con todas las ventajas que eso conlleva.

Por tanto, el 5G tiene ventajas interesantes frente al 4G y LTE. Hemos visto cuáles son las principales y de qué manera realmente podría beneficiarnos. Es una tecnología que formará parte de nuestro día a día durante al menos la próxima década. Cada vez habrá más terminales compatibles y tendremos más posibilidades para navegar por Internet.

 

¿Qué es el 5G+?

El despliegue del 5G en España comenzó con la conexión 5G NSA, sin embargo, con el paso del tiempo, los operadores han ido lanzando una conexión de quinta generación real ajustada a las especificaciones que se esperaban de esta red móvil. En este caso, se conoce bajo el nombre comercial de 5G+, ya que en realidad es el 5G SA.

Esta conexión en particular tiene una serie de ventajas frente a la red móvil de quinta generación que se ha estado utilizando en nuestro país: mejor cobertura 5G en zonas de interior, una menor latencia, mayor duración de la batería de los terminales (en función de si la cobertura siempre está disponible), mayor número de dispositivos que pueden estar conectados (hasta 1 millón de conexiones por km2) y una mejor seguridad.

Por lo tanto, hay una mejora notable en esta red móvil de quinta generación. Sin embargo, hay que tener en cuenta que su despliegue no está al 100 %, y mucho menos está disponible en todos los operadores. De hecho, hay una gran mayoría de compañías telefónicas que no ofrecen a sus clientes 5G. Por lo que es una conexión móvil que todavía no está asentada por completo en nuestro país.

1 Comentario