¿Tienes una velocidad por WiFi baja? Revisa la velocidad de sincronización

Cuando nos conectamos con nuestro ordenador portátil con WiFi o con nuestro smartphone a una red inalámbrica WiFi, dependiendo de muchos factores que ahora os explicaremos, estaremos sincronizando vía WiFi a una velocidad mayor o menor. Esta velocidad de sincronización está muy relacionada con la velocidad real que vamos a conseguir con nuestro smartphone. En el caso de que tengas una velocidad baja por WiFi, lo primero que debes mirar es la velocidad de sincronización, si esta velocidad de sincronización es baja, es completamente normal que la velocidad real de la conexión sea baja. Hoy en RedesZone os vamos a dar todas las claves para ver si estamos consiguiendo la velocidad real WiFi esperada o una por debajo de lo esperado.

De qué depende la velocidad de sincronización WiFi

La velocidad de sincronización WiFi es un valor dinámico que depende de bastantes factores. Cuando nos metemos en el estado de la red WiFi en los diferentes sistemas operativos, siempre nos va a mostrar la velocidad de sincronización de la red inalámbrica WiFi, pero nunca nos va a indicar la velocidad real que tenemos, a no ser que hagamos un test de velocidad vía WiFi para comprobar la velocidad real que conseguiremos.

La velocidad de sincronización de un cliente con el router, depende de muchos factores

  • Número de antenas WiFi: cuantas más antenas WiFi tenga el router/punto de acceso WiFi y el cliente inalámbrico, mayor velocidad de sincronización conseguiremos gracias a la tecnología MIMO (Multiple Input Multiple Output).
  • Modulación: los clientes inalámbricos utilizan diferentes tecnologías de modulación, la más conocida y popular en los últimos estándares es el QAM. QAM es el acrónimo de Quadrature Amplitude Modulation y permite transportar dos señales independientes, mediante modulación de amplitud y fase de la señal portadora. Dependiendo de la cobertura recibida por el cliente inalámbrico, el router/AP y el cliente negociarán una modulación más agresiva o más conservadora con el objetivo de perder el mínimo número de paquetes posible. Cuando estamos cerca del router o AP lo normal es utilizar modulación de 1024QAM en el caso del WiFi 6, o 256QAM en el caso de WiFi 5.
  • Ancho de canal WiFi: el ancho de canal WiFi también es muy importante en la velocidad de sincronización que nos aparezca, generalmente en la banda de 2.4GHz tenemos un ancho de banda de hasta 40MHz, sin embargo, en la banda de 5GHz tenemos anchos de canal de 80MHz y 160MHz en algunos casos.
  • Estándar WiFi utilizado: también es muy importante el estándar WiFi que estamos usando, el último estándar WiFi 6 es el que mayor velocidad de sincronización (y velocidad real) nos proporcionará.
  • Guard Interval: es el tiempo que espera un router o AP para asegurarse que no hay interferencia en la comunicación. Lo normal es tener un Guard Interval de 800ns de tiempo, pero a partir de WiFi 4 se permite el «Short GI» que usa 400ns y nos permitirá un extra de velocidad.

Por supuesto, dependiendo de la cobertura recibida por el cliente y los obstáculos, usaremos una modulación u otra, por tanto, la cobertura recibida y los obstáculos también influye de manera indirecta en la velocidad de sincronización WiFi.

Os vamos a poner un ejemplo muy claro haciendo uso de los estándares WiFi 5 y WiFi 6, para que veáis la diferencia de velocidad de sincronización bajo unas determinadas circunstancias. Teniendo en cuenta dos antenas WiFi, con la máxima modulación del estándar WiFi, ancho de canal de 80MHz y un Short GI, tenemos que en WiFi 5 vamos a ser capaces de conseguir una velocidad máxima de 867Mbps y con WiFi 6 conseguiremos hasta 1.201Mbps de velocidad de sincronización.

Una vez que ya sabemos de qué depende la velocidad de sincronización, os vamos a enseñar cómo ver esta velocidad de sincronización en un PC con Windows y un smartphone Android.

Ver la velocidad de sincronización en Windows

La velocidad de sincronización en sistemas operativos Windows, se puede ver de diferentes formas. La más sencilla de todas ellas es pinchar en «Inicio / Configuración«, nos aparecerá el menú principal de configuración de Windows, y tenemos que pinchar en la sección de «Red e Internet«.

Una vez que estemos en el menú principal de estado de la red e Internet, tenemos que irnos a la sección de «Wi-Fi» que tenemos en la parte izquierda de este menú de configuración. En esta sección es donde podremos ver las redes WiFi y otras opciones de las redes inalámbricas.

En este menú, tendremos varias posibilidades a la hora de configurar la red inalámbrica WiFi. Podremos activar o desactivar la red, mostrar todas las redes WiFi disponibles, y también tenemos la sección de «Propiedades de hardware» que es donde tenemos que pinchar para ver la velocidad de sincronización.

En este menú podremos ver que la velocidad de vínculo de recepción y transmisión es de 780Mbps, es decir, la velocidad de sincronización es 780Mbps, pero no significa que podamos conseguir estas velocidades vía WiFi, una cosa es velocidad de sincronización y otra muy distinta la velocidad real que podemos conseguir.

Otra forma de ver la velocidad de sincronización es irnos a «Inicio» y poner en la barra de búsqueda «Panel de control«. En este menú tendremos que pinchar sobre «Centro de redes y recursos compartidos«.

Ahora tenemos que pinchar sobre la conexión inalámbrica actual, donde pone «Wi-Fi 2 (nombre de red WiFi que tengas)».

Al pinchar ahí, nos aparecerá la misma información que en el otro menú. Podremos ver que la velocidad de sincronización es de 780Mbps.

Por último, otra opción muy interesante para ver la velocidad de sincronización es abrir una consola de símbolo de sistema o CMD, y ejecutar el siguiente comando:

netsh wlan show interfaces

Al ejecutar este comando podremos ver la velocidad de sincronización y el estado actual de la red inalámbrica WiFi, tal y como podéis ver en la siguiente captura.

Una vez que hemos aprendido cómo ver la velocidad de sincronización en Windows, vamos a ver cómo se hace en sistemas Android.

Ver la velocidad de sincronización en Android

Ver la velocidad de sincronización en Android es muy sencillo, solamente tendremos que mantener pulsado sobre el botón de WiFi del menú superior, una vez que estemos en el menú de conexión WiFi de nuestro smartphone, pulsamos sobre la red WiFi a la que estamos conectados actualmente, y automáticamente nos mostrará el estado de la red inalámbrica. Nos informará que estamos conectados, la intensidad de la señal, la velocidad de sincronización actual del enlace y otros datos como direccionamiento IPv4 y IPv6, la banda de frecuencias a la que nos hemos conectado, el tipo de autenticación y la dirección MAC.

Una vez que hemos visto la velocidad de sincronización de ambos dispositivos en la misma habitación donde está el router principal, vamos a ver la velocidad real de la conexión inalámbrica y cuál es la diferencia respecto a la velocidad de sincronización.

Velocidad real de la conexión inalámbrica

Ahora que ya sabéis cómo podéis ver la velocidad de sincronización, os vamos a enseñar la velocidad real que hemos sido capaces de conseguir con la tarjeta Intel AX200 en un PC con Windows, y con nuestro smartphone Huawei P30. El punto de acceso WiFi utilizado es el D-Link DAP-2680 que es WiFi 5 3×3, nos hemos conectado en la banda de 5GHz tal y como habéis visto en las capturas de pantalla anteriores.

La velocidad de sincronización del PC con la Intel AX200 era de 780Mbps, es decir, casi la máxima velocidad teórica que nos permite el estándar WiFi 5. La velocidad real que hemos conseguido es de unos 550Mbps aproximadamente.

En el caso de nuestro smartphone Huawei P30, la velocidad de sincronización es también de 780Mbps, y la velocidad real que hemos conseguido es de unos 630Mbps.

La velocidad real que vamos a conseguir no solamente se basa en todos los factores anteriormente explicados de la velocidad de sincronización, también depende de la compatibilidad de los drivers del chipset WiFi del cliente con el chipset y el firmware del router o punto de acceso WiFi. Por este motivo, es posible que con unas tarjetas de red WiFi consigamos mayor velocidad en las mismas condiciones que otras tarjetas WiFi que usen un chipset diferente. También influye el número de clientes inalámbricos conectados en el momento de la prueba, y, por supuesto, si están transfiriendo tráfico vía WiFi tanto en descarga como en subida. En la velocidad de sincronización no se ve reflejado si en un determinado momento la red inalámbrica está más colapsada o no.

Si tienes una baja cobertura WiFi en tu dispositivo, ya sea en un ordenador o smartphone, lo primero que debes mirar es la velocidad de sincronización, si la velocidad de sincronización es adecuada teniendo en cuenta el número de antenas WiFi, estándar WiFi utilizado, ancho de canal etc., entonces la velocidad real es entorno al 40-60% de la velocidad de sincronización aproximadamente. Por supuesto, en caso de tener una buena velocidad de sincronización, pero una baja velocidad, puede deberse a problemas con los drivers, que hay muchos clientes WiFi conectados simultáneamente, y también al tráfico inalámbrico en ese determinado momento.