Todo lo que debes tener en cuenta antes de comprar o instalar un antivirus

Siempre que navegamos por la red corremos el riesgo de ser víctima de algún tipo de ataque de seguridad. Hay muchos tipos de malware que pueden comprometer nuestro sistema y, en definitiva, afectar también a nuestra seguridad y privacidad. Por suerte también podemos contar con múltiples herramientas que nos ayuden a protegernos. Hay muchos tipos, tanto gratuitas como de pago. Sin duda algo muy importante es contar con un buen antivirus. En este artículo vamos a hablar de ello. Vamos a explicar todo lo que hay que tener en cuenta a la hora de instalar o comprar un antivirus.

La importancia de contar con un antivirus

Contar con un antivirus es algo fundamental para proteger nuestros sistemas. Es una herramienta muy útil para detectar posible malware que intente entrar en nuestro equipo, así como analizar y eliminar el que pueda existir ya.

Hay que tener en cuenta que ningún sistema operativo está exento de sufrir alguna de las muchas amenazas que hay en la red. No importa tampoco el tipo de dispositivo que estemos utilizando. Siempre hay que contar con software de seguridad y, en este caso, con un buen antivirus. Solo así mejoraremos la seguridad y podremos evitar problemas.

Podemos hacer uso de herramientas tanto gratuitas como de pago. Sin embargo siempre que vayamos a instalar un antivirus hay que tener en cuenta ciertos factores importantes. Así podremos exprimir al máximo su funcionalidad y no tener problemas que más allá de no servir para proteger nuestros equipos puedan incluso perjudicar a nuestra seguridad.

Qué hay que tener en cuenta al usar un antivirus

No podemos fiar nuestra seguridad al primer antivirus que encontremos. Es conveniente analizar su funcionamiento, ver qué ofrece realmente, cómo trata nuestra privacidad, si consume muchos recursos, etc.

Antivirus hay muchos en Internet. Como hemos mencionado los hay tanto de pago como gratuitos. Ahora bien, ni mucho menos todos ellos son buenos y realmente sirven para protegernos en la red. Hay algunos que incluso pueden empeorar nuestra seguridad y facilitar la entrada de amenazas o distribuir adware.

Vamos a explicar una serie de puntos que hay que tener en cuenta a la hora de usar un antivirus.

Cómo trata nuestros datos y privacidad

Algo fundamental es consultar las políticas de privacidad de ese antivirus. Queremos que el software que instalemos no utilice nuestros datos para fines publicitarios, por ejemplo. A veces podemos toparnos con antivirus gratuitos que lo que buscan es sacar beneficio a través de nuestros datos. Ya sabemos que hoy en día nuestros datos en la red están muy cotizados.

Es importante que sepamos realmente cómo van a utilizar nuestros datos y si puede ser un problema para nuestra privacidad. Leer cuidadosamente la política de privacidad del software es una buena idea para evitar problemas en el futuro.

Seguridad de un antivirus

Qué tipo de análisis y detección realiza

Lógicamente algo muy importante y que debemos tener presente es que un buen antivirus debe tener escaneo en tiempo real. Solo así podremos protegernos realmente de posibles amenazas que intenten acceder a nuestro sistema.

El hecho de contar con análisis en tiempo real significa que va a escanear cada archivo que intentemos descargar o al que accedamos desde  el equipo. Funciona en segundo plano. Es, en definitiva, un factor muy importante a la hora de elegir este tipo de programa de seguridad.

Consumo de recursos

Hemos visto que por ejemplo a la hora de realizar análisis en tiempo real van a tener que funcionar en segundo plano. Esto significa que van a consumir recursos del equipo.

A veces un antivirus puede ralentizar de forma importante nuestro equipo. No está optimizado, cuenta con funciones que son muy pesadas y según los recursos con los que cuente nuestro sistema puede hacer que funcione muy mal.

Por ello también debemos observar las especificaciones de este tipo de programas y ver qué recursos requiere y su consumo. Quizás para nuestro equipo, especialmente si se trata de un dispositivo antiguo o limitado, sea mejor otra opción.

En caso de instalarlo en un dispositivo móvil también hay que observar que no agote la batería. Podemos toparnos con un programa que consuma mucha batería y eso sea un problema.

Posibles funciones extra de un antivirus

Un antivirus está diseñado para detectar y eliminar el malware. Evita la entrada de software malicioso en nuestro equipo. Sin embargo hay otras muchas amenazas que no actúan como archivos. Ataques Phishing, por ejemplo.

Muchas herramientas de seguridad ofrecen medidas adicionales. Por ejemplo lo que mencionamos de poder detectar posibles ataques Phishing, avisarnos si una página web puede ser un fraude, proteger nuestro equipo frente al ransomware…

Cuando vayamos a elegir un antivirus algo a tener en cuenta es si ofrece funciones adicionales. Pueden ser muy interesantes para hacer que nuestra seguridad sea aún mayor. Protección frente a spyware, que tenga firewall integrado o que incluso sea multiplataforma y podamos usarlo en varios dispositivos, son algunas opciones a tener en cuenta.

Que sea la última versión y esté actualizado

Por supuesto esto es muy importante. Necesitamos instalar siempre la última versión del antivirus que haya disponible, pero además que esté actualizado. De nada nos sirve contar con herramientas de seguridad que estén obsoletas y no estén capacitadas para hacer frente a las últimas amenazas.

En definitiva estos son algunos puntos importantes que hay que tener en cuenta. De esta forma podremos protegernos lo máximo posible y no cometer errores.