Hijacker: qué es este tipo de malware y cómo evitarlo

A la hora de navegar por Internet podemos ser víctimas de muchos tipos de amenazas que pueden comprometer nuestra seguridad. Muchos tipos de virus, malware y ataques que realizan los piratas informáticos para robar nuestras contraseñas o poner en riesgo el funcionamiento de los sistemas. Vamos a hablar de qué significa Hijacker, una amenaza que podría ponernos en peligro en la red. También daremos algunos consejos para evitar ser víctima de este problema.

Qué significa Hijacker y cómo puede afectar

Hijacker es uno de los muchos tipos de malware que pueden comprometernos a la hora de navegar por Internet. Su misión consiste en modificar la configuración de un navegador web, como podría ser Google Chrome o Mozilla Firefox. También se conoce a esta amenaza como secuestrador de navegador.

Pero va más allá del propio navegador. También puede secuestrar páginas web, dominios o DNS. Esto se une a la configuración del navegador o los datos para iniciar sesión. Es un ataque que pueden conseguir modificar la manera en la que los usuarios, las víctimas en definitiva, ven un sitio web.

Por ejemplo podrían modificar los DNS de un dominio web. En este caso la víctima entra en una página, como podría ser RedesZone, y automáticamente es redireccionada a otra totalmente distinta. De esta forma podrían colar malware, ser un sitio que en realidad es Phishing y simplemente busca robar contraseñas, etc.

Por tanto, Hijacker es básicamente un ataque contra el navegador, contra un sitio web o los DNS que tiene como misión modificar lo que reciben los usuarios. Si volvemos al ejemplo del navegador, cuando la víctima inicia sesión esos datos irían a parar a un servidor controlado por los ciberdelincuentes. Lo mismo si entramos en un sitio web que ha sido previamente atacado.

Qué es el malware híbrido

Un Hijacker incluso podría instalar un complemento malicioso en nuestro sistema que paralice el antivirus. De esta forma al escanear no encontraríamos ninguna amenaza, lo que supondría un problema aún mayor para evitar ser víctima.

En resumidas cuentas, tenemos diferentes tipos de Hijacker:

  • Navegador: es el tipo más común que puede estar presente en cualquier navegador. Podría dañar seriamente la seguridad.
  • Páginas web: pueden secuestrar un sitio web e instalar complementos maliciosos para robar información de los visitantes.
  • DNS: consiste en modificar los DNS para que la víctima sea redirigida a otra web maliciosa.
  • De sesión: en este caso el atacante podría robar los datos de inicio de sesión, como las credenciales o contraseñas.

Cómo evitar ser víctimas de un ataque Hijacker

Hemos visto en qué consiste un ataque Hijacker. Es un problema bastante importante que podría comprometer nuestra seguridad y privacidad a la hora de navegar por la red. Podría poner en riesgo nuestros datos personales, las contraseñas y, en definitiva, el buen funcionamiento del equipo. Pero por suerte siempre podremos tener en cuenta algunos consejos para evitar ser víctimas de este tipo de problema.

Eso sí, hay que tener en cuenta que aquí entran en juego varias partes. Por un lado está la seguridad de nuestro equipo, para evitar la entrada de malware, pero por otra parte está la seguridad de las páginas que visitamos, lo cual no depende de nosotros.

Programas de seguridad

Son muchas las opciones que tenemos para instalar herramientas de seguridad en nuestros equipos. Hablamos por ejemplo de un antivirus, que puede ayudarnos a detectar y eliminar la entrada de malware que pueda comprometernos. Hay muchos tipos de software malicioso y siempre conviene detectarlos lo antes posible.

Pero además, otros programas como los cortafuegos podrían ayudarnos a evitar acceder a páginas web que han sido modificadas. Nos alertarían en caso de entrar en un sitio que ha cambiado la dirección IP. Por tanto, nos defendería frente ataques Hijacker de DNS. Tenemos muchos programas tanto gratuitos como de pago y además para todo tipo de sistemas operativos.

Validación de seguridad continua

Mantener el equipo actualizado

Por supuesto también es esencial tener el equipo correctamente actualizado. En muchas ocasiones pueden surgir vulnerabilidades que son aprovechadas precisamente por los piratas informáticos que podrían llegar a atacar los equipos.

Esto hace que sea muy importante instalar todas las actualizaciones a nivel de software que pueda haber. Debemos corregir cualquier fallo que pueda surgir. Son los propios desarrolladores quienes lanzan estas nuevas versiones y debemos aplicarlas en los navegadores, programas que usemos, sistemas operativos…

Proteger nuestra página web

Si tenemos una página web y queremos evitar ataques Hijacker debemos protegerla adecuadamente. Debemos registrar el dominio en un sitio web que agregue protección contra secuestros. Esto es algo indispensable hoy en día a la hora de crear una web, ya que de lo contrario estaríamos dando un servicio inseguro a los visitantes.

Por tanto, si somos responsables de un sitio web y queremos evitar este tipo de problemas debemos protegerlo adecuadamente. Debemos evitar esas filtraciones de datos y esos fallos que podrían aprovechar los piratas informáticos para lograr sus objetivos.

Observar bien la URL al entrar en un sitio web

Si somos usuarios domésticos y queremos evitar ser víctimas del secuestro de DNS al entrar en una web, debemos observar muy bien la URL que aparece en el navegador. Si encontramos cualquier cambio, cualquier señal que nos indique que ese sitio no es seguro, no es el original, deberíamos salir de la página y por supuesto nunca exponer nuestros datos.

Simplemente con observar bien la URL, la dirección del sitio, podemos comprobar que estamos en una página legítima o podría tratarse de una estafa. Es un consejo más a tener en cuenta para evitar ser víctima de la amenaza de Hijacker. Sin duda se trata de uno de los problemas más comunes de este tipo de amenaza. Es también uno de los puntos más visibles que podemos ver.

Sentido común

Por supuesto el sentido común debe estar presente en todo momento. Muchos tipos de ataques, y también los relacionados con Hijacker, van a requerir la interacción de los usuarios. Por ejemplo descargar un archivo sospechoso de Internet, abrir un e-mail que hemos recibido y que contiene un archivo adjunto peligroso, filtrar información sin darnos cuenta en sitios públicos en la red…

Todo esto, todos estos pequeños fallos, podrían comprometer nuestra seguridad y favorecer este tipo de amenazas. Por ello debemos evitar errores, mantener en todo momento el sentido común y reducir el riesgo lo máximo posible.

En definitiva, Hijacker es una de las amenazas que podemos encontrarnos al navegar por Internet. Podría suponer un problema muy importante para nuestra seguridad y privacidad. Esto hace que sea necesario tomar medidas, seguir consejos y recomendaciones como los que hemos dado en este artículo. El objetivo, una vez más, es proteger nuestros equipos y no tener ningún problema en la red.

¡Sé el primero en comentar!