En qué se diferencian un firewall de software y de hardware

Tener los equipos protegidos es algo imprescindible para que funcionen bien y evitar problemas. Es una manera de mantener nuestros datos personales a salvo y evitar intrusos que afecten al rendimiento. Ahora bien, para protegernos podemos hacer uso de diferentes métodos y herramientas. Una opción es la de contar con un cortafuegos. Puede haber firewall de hardware y de software. ¿Cuáles son sus diferencias? ¿Cuál es mejor utilizar? De ello vamos a hablar en este artículo.

Diferencias entre un firewall de hardware y software

Un firewall es una opción más que nos permite proteger nuestros sistemas. Podemos decir que es una barrera entre nuestro dispositivo y la red. Permite analizar las conexiones y determinar cuándo puede haber alguna insegura que ponga en riesgo un ordenador, móvil o cualquier equipo. En caso de que haya algún riesgo, la bloquea.

Podemos configurar diferentes aspectos, como crear una lista blanca y que permita determinadas conexiones, que bloquee programas para que no puedan acceder a Internet, puertos, etc. Normalmente utilizamos un firewall de software, que básicamente es un programa informático que instalamos. Los hay gratuitos, como puede ser el propio cortafuegos de Windows, pero tenemos un amplio abanico de opciones.

Pero además, también podemos contar con un firewall de hardware es una opción más que podemos tener en cuenta para proteger los sistemas y evitar problemas en la red. Pero, ¿cuáles son sus diferencias?

Estructura

La primera diferencia clara es que un firewall de software es un programa, algo intangible, mientras que un firewall de hardware es un dispositivo físico. Aunque tengan el mismo objetivo de controlar las conexiones, hay un punto diferencial en su estructura. No es lo mismo una aplicación que un equipo informático.

Es similar a cuando vemos una VPN física y otra a nivel de aplicación. En el caso del software lo vamos a poder instalar en el sistema, mientras que un firewall de hardware será un dispositivo independiente a nuestro ordenador.

Facilidad de uso

Esta cuestión es importante de cara al usuario doméstico. ¿Es más sencillo utilizar un firewall de hardware o de software? Sin duda es un factor clave para elegir una u otra opción en la mayoría de casos. Aquí la diferencia es clara y va a ser mucho más sencillo de utilizar un cortafuegos de programa.

En el caso del software únicamente vamos a tener que instalarlo en el sistema. Incluso algunos no requieren configuración o ésta es mínima, ya que viene preconfigurado con lo más básico para poder proteger las conexiones. En cambio, si utilizas un firewall de hardware va a requerir instalación física y una mayor configuración. Está más orientado a usuarios más experimentados.

Seguridad

Claramente la seguridad es uno de los motivos por los que utilizamos un cortafuegos. Queremos mantener al máximo la protección y no tener problemas con malware o ataques que puedan comprometer nuestros sistemas. Pero, ¿cuál de las dos opciones es más segura para nuestros sistemas?

Hay que indicar que las dos van a protegernos, siempre y cuando utilicemos una opción correcta. Es decir, no todos los firewall van a proteger igual, de la misma forma que no todos los antivirus nos protegen bien, etc. No obstante, un cortafuegos de programa va a recibir actualizaciones más frecuentemente y eso le aporta un plus. En cambio, un firewall de hardware va a proteger la conexión que entra a un equipo informático sin importar qué sistema operativo estamos usando en ese momento.

Usabilidad

También existen diferencias en cuanto a usabilidad. Un firewall de software lo podemos instalar en nuestro ordenador o móvil, por lo que es un programa que va a permanecer ahí. Si cogemos ese equipo y nos trasladamos a otro lugar y nos conectamos a otra red, igualmente va a seguir protegiéndonos.

En cambio, un firewall físico lo normal es que esté conectado al router. Va a ser menos flexible para poder trasladarlo de un lugar a otro. Por ello, a nivel de usuario doméstico realmente lo más útil es un software y no un dispositivo físico.

Firewall de software

Precio

En cuanto a precios vamos a encontrar claras diferencias. Un cortafuegos de software puede ser gratuito, como puede ser el propio de Microsoft o muchas otras opciones que encontramos en Internet, o por un bajo coste. Por otro lado, un firewall de hardware sí que va a ser más costoso y es una inversión que tendremos que realizar.

Por tanto, si buscas proteger tu equipo y no quieres realizar un desembolso económico, sin duda la mejor opción es un firewall de programa. Vas a evitar tener que adquirir un dispositivo, con lo que eso puede suponer en cuanto a precio.

Cuál elegir

Después de haber explicado las principales diferencias entre un firewall de software y de hardware, vamos a hablar de cuándo utilizar una u otra opción. De esta forma podrás elegir cuál te conviene más según el uso que le vayas a dar y de qué manera quieras proteger tus dispositivos.

Proteger un dispositivo o muchos

Lo primero que debes pensar es en qué vas a proteger. No es lo mismo un único dispositivo, como podría ser un ordenador o móvil, que toda una red, a la que vas a poder conectar muchos dispositivos de todo tipo. Esto será clave para elegir qué te conviene más y adquirir un dispositivo físico o un programa

Si únicamente vas a proteger un equipo, como puede ser un ordenador, te conviene más utilizar un firewall de software. En cambio, si quieres proteger toda una red lo ideal es que utilices un firewall de hardware. De esta forma protegerás todo lo que conectes a tu red.

Ataques contra dispositivos IoT

Usuario doméstico o empresa

Pero si hay un motivo claro para elegir una opción u otra es ver si lo vas a usar a nivel doméstico o para una empresa. Lo normal es que para usarlo de forma personal, para proteger un ordenador o móvil, lo mejor sea utilizar un firewall de programa. No vas a requerir más que eso y así no tienes que gastar nada o muy poco.

Si quieres proteger una empresa, donde va a haber muchos aparatos de todo tipo conectados, en ese caso sí puede ser interesante utilizar un cortafuegos físico. Es lo que va a permitir bloquear las conexiones maliciosas para toda la red y evitar así problemas que afecten a componentes esenciales de una organización.

Dónde lo vas a usar

El lugar donde lo vayas a necesitar también será un factor clave para elegir una u otra opción. Si vas a usar un ordenador en diferentes redes, como puede ser en tu casa, en el trabajo, en una biblioteca, de viaje… Sin duda lo ideal es tener un firewall a nivel de software, ya que lo vas a poder llevar a cualquier lado.

Por otra parte, si lo vas a usar únicamente en tu vivienda, trabajo o cualquier sitio fijo, entonces sí que podría interesarte un firewall de hardware. En ese caso no lo vas a poder mover, pero tampoco tendrías necesidad para ello.

En definitiva, como has podido ver tienes la opción de utilizar un firewall de software o de hardware. Son dos opciones diferentes, pero tienen el mismo objetivo: proteger tus conexiones y evitar la entrada de amenazas a tu red y a tus dispositivos. Según sea el caso, puede que te convenga más utilizar una u otra opción.

¡Sé el primero en comentar!