Inclusión Remota de Archivos: conoce cómo te afecta esta técnica

Hay muchos tipos de malware y métodos de ataques que pueden usar los piratas informáticos para poner en riesgo nuestra seguridad e infectar los equipos. En este artículo vamos a hablar de qué es la Inclusión Remota de Archivos, una amenaza que puede poner en riesgo nuestros sistemas. Vamos a ver de qué manera puede afectarnos y qué podemos hacer para estar protegidos y evitar problemas.

Qué es la inclusión remota de archivos

En primer lugar vamos a explicar qué es esto de Inclusión Remota de Archivos o RFI (por sus siglas en inglés). De trata de un ataque que intenta acceder a URL externas y archivos remotos en la red. Es un problema relativamente común que afecta a sitios web específicos y pueden poner en riesgo su seguridad.

Es una técnica que pueden utilizar los piratas informáticos para atacar una web o aplicaciones web. Para que esto ocurra van a explotar vulnerabilidades de validación de entradas. Lo que hace se agregar archivos maliciosos de forma remota gracias a esos fallos de seguridad existentes.

Hay que tener en cuenta que esto solo puede ser posible para aplicaciones web que aceptan scripts y archivos externos de forma dinámica. No obstante, son muchas las páginas que pueden verse afectadas y comprometer la información que almacenan.

Este tipo de ataques puede ocurrir en la mayoría de aplicaciones web, aunque son las escritas en código PHP las que pueden ser vulnerables en mayor medida. Esto es así ya que incluyen funciones que pueden promover los ataques de Inclusión Remota de Archivos. En otros lenguajes es necesario llevar a cabo una serie de pasos adicionales.

Por qué los ataques RFI son tan peligrosos

Entonces, ¿Son realmente peligrosos los ataques de Inclusión Remota de Archivos? Lo cierto es que sí. Podrían poner en peligro la información confidencial de una página web, permitir la ejecución de código remota e incluso provocar que un sistema deje de funcionar por completo.

Si lo comparamos con otros ataques que también afectan a páginas web, los RFI están presentes en más de un 25% de las sesiones maliciosas en los sitios web. Además, son más comunes que otros métodos de ataque que igualmente pueden estar presentes en la red.

Algo que hace muy peligroso a estos ataques es que el pirata informático va a agregar un archivo a un servidor de forma remota. Esto puede hacer que ese atacante muestre cualquier contenido en una aplicación web. Puede crear un formulario falso para iniciar sesión, por ejemplo, y robar así las contraseñas de los usuarios.

El atacante, para poder incluir el archivo remoto, tiene que agregar una cadena con la URL del archivo a una función de inclusión de códigos PHP o de su equivalente en otro lenguaje de programación.

Para conocer el alcance exacto de un ataque de este tipo, dependerá cómo sean los archivos remotos incluidos y de los permisos de ejecución que tenga. Por ejemplo, si el archivo remoto tiene códigos maliciosos que se puedan ejecutar junto al contenido de la web, podría robar información confidencial o secuestrar servidores web.

Ataques de malware de firmware

Pasos para evitar estos ataques

Después de explicar en qué consiste este tipo de ataque y de qué manera puede afectarnos, vamos a dar algunos consejos para estar protegidos. El objetivo es que nuestro sitio web o aplicación web no se vean comprometidos y puedan dar un servicio correcto a los usuarios.

Mantener todo actualizado

Lo más importante es tener todo correctamente actualizado. Hemos visto que los piratas informáticos pueden aprovecharse de vulnerabilidades existentes para lanzar ataques de Inclusión Remota de Archivos. Si tenemos todos los complementos y sistemas actualizados a la última versión, tendremos mucho ganado.

Esto es algo que debemos aplicar en todo tipo de sistemas o programas que usemos. Pero especialmente cuando se trata de un servidor web debemos ser conscientes de que cualquier vulnerabilidad va a quedar expuesta en Internet y estará disponible para que cualquiera pueda explotarla.

Usar filtros de entrada

No es buena idea permitir que un servidor web procese todas las entradas de solicitudes HTTP, ya que esto podría aumentar las vulnerabilidades y hacer que no sea seguro. Esto puede ser utilizado por un atacante para lanzar ataques RFI y comprometer la información almacenada.

Por tanto, podemos crear filtros y asegurarnos de que todas las solicitudes se examinen correctamente y poder así detectar amenazas. De esta forma, en caso de detectar algo sospechoso lo bloqueará y no llegará a ser un problema importante.

Crear una lista blanca de archivos

RFI es un ataque que se basa en incluir archivos maliciosos, como hemos visto. Podemos crear una lista blanca para que la página web verifique si un archivo es fiable o no antes de ejecutarlo. En caso de que no forme parte de esa lista blanca, directamente lo anularía. De esta forma evitaremos que pueda ejecutarse y suponer un problema para nuestra seguridad.

Esto es básicamente como un cortafuegos que instalemos en un sistema y en el que creemos una lista blanca. Podremos agregar las direcciones IP que queremos permitir y de esta forma bloquear al resto y evitar problemas que puedan aparecer.

En definitiva, estos son algunos puntos básicos que podemos tener en cuenta para estar protegidos en todo momento y evitar ataques de Inclusión Remota de Archivos. Es sin duda una amenaza muy seria que podría afectar a nuestro sitio web, comprometer la seguridad y poner en riesgo también a los visitantes, con lo que eso supone de cara a la imagen.

Conclusiones

Por tanto, podemos concluir con que este tipo de amenazas es uno de los más importantes que pueden comprometer un servidor web o aplicaciones web. Debemos en todo momento estar protegidos, tomar medidas como actualizar los componentes del sitio, así como crear filtros o listas blancas para evitar la entrada indeseada.

El hecho de que un atacante pueda colar archivos maliciosos hace que pueda llegar a tener un control total sobre el sitio. Sin duda esto puede suponer la posibilidad de robar información de cualquier visitante que entre a la página web.

¡Sé el primero en comentar!