Evita que Google sepa de ti y te muestre resultados personalizados

Al navegar por Internet es común que nuestros datos puedan filtrarse. Lo podemos ver en muchos ejemplos, aunque sea simplemente entrando en una web para buscar algo en concreto y que posteriormente nos aparezcan anuncios relacionados. En este artículo vamos a explicar cómo podemos evitar que Google muestre resultados de búsqueda personalizados, algo que, en cierta medida, puede afectar a la privacidad. Es una función que podemos desactivar.

Qué son los resultados personalizados

En primer lugar vamos a explicar qué es exactamente eso de resultados personalizados. Esto ocurre cuando buscamos algo en concreto en el buscador y nos aparecen páginas relacionadas con nuestra ubicación, intereses o cualquier información que Google previamente ha podido saber de nosotros y cree que esos resultados van a ser más interesantes.

Esto puede ser útil. Por ejemplo si buscamos “qué tiempo va a hacer”, nos mostrará resultados donde nos aparecerá el tiempo que hará en nuestra ubicación. Lo mismo si buscamos algo del tipo “llamar a un fontanero”, nos aparecerán páginas con datos de fontaneros que estén en nuestra ciudad o alrededores.

Por tanto, esta personalización de los resultados de búsquedas aparece en función de la ubicación, la configuración de búsqueda o incluso en función de búsquedas anteriores que hemos realizado y Google ha ido recopilando esa información para mostrar algo más personalizado.

Ahora bien, si no queremos que nos muestre resultados de una ubicación en concreto o incluso en función de búsquedas previas que hemos realizado, podemos evitarlo. Es algo que muchos usuarios llevan a cabo simplemente para mejorar su privacidad en la red.

Pasos para evitar búsquedas personalizadas en Google

Google permite configurarlo para evitar que muestre búsquedas personalizadas en los resultados. Simplemente hay que seguir una serie de pasos sencillos que vamos a explicar y a partir de ese momento ya no nos mostrará resultados según la ubicación, por ejemplo.

Configurarlo en el ordenador

Para ello, en la versión de escritorio tenemos que entrar en Google e ir a Configuración, que aparece en la parte de abajo a la derecha. Allí se desplegará un menú y le damos a Configuración de búsqueda.

Configurar búsquedas en Google

En la sección de Resultados personales, tenemos que pinchar en Gestionar. Esto nos llevará a la siguiente ventana donde podremos elegir si queremos o no que nos muestre resultados personalizados cuando realicemos una búsqueda cualquiera en Google.

Evitar resultados personalizados en Google

De forma predeterminada vendrá marcada la opción de Mostrar resultados personales. Simplemente tenemos que desactivar esa función. A partir de ese momento no nos autocompletará las búsquedas en función del historial, ni nos ofrecerá respuestas personalizadas basadas en la información de la cuenta, datos de vuelos o ubicación.

Dispositivos móviles

Hemos explicado cómo desactivar los resultados personalizados en el escritorio, al utilizar un ordenador, pero también podemos hacerlo en el móvil. El proceso es muy similar e igualmente evitaremos que Google pueda ofrecer resultados en función de datos previos que ha obtenido.

El primer paso nuevamente es entrar en la web de Google. Allí tendremos que pinchar en Configuración, que aparece en la parte de abajo, y seleccionar Configuración de búsqueda. Bajamos hasta Resultados personalizados y pinchamos en Gestionar.

Configurar búsquedas en el móvil

Como hicimos en la versión de escritorio, lo que tenemos que hacer es desactivar la casilla que aparece marcada para Mostrar resultados personales. Desde ese momento, ya no nos mostrará nada en función de la ubicación o de búsquedas previas que hayamos realizado.

Consejos para realizar búsquedas privadas

Hemos visto cómo desactivar la función de mostrar resultados personalizados en Google al realizar una búsqueda tanto desde el ordenador como desde un dispositivo móvil. Sin embargo también queremos mostrar algunos consejos interesantes para poder realizar búsquedas de forma privada, sin que queden expuestos datos personales o de nuestra conexión. Podemos usar alternativas a Google o incluso contar con una VPN.

Usar un buscador alternativo

Aunque Google es el buscador más popular de todos, lo cierto es que tenemos una gran cantidad de opciones disponibles. Podemos utilizar cualquier otra para preservar la privacidad y evitar que nuestros datos puedan filtrarse en la red o mostrar resultados vinculados a otras cuentas.

Un ejemplo de estos buscadores privados que mencionamos es DuckDuckGo. Es uno de los más usados y cuenta incluso con aplicación para móvil, más allá de acceder a su sitio web para realizar cualquier búsqueda. Su objetivo principal es preservar la privacidad de los usuarios y no recopilar información de las búsquedas.

Otra alternativa es StartPage, que igualmente actúa como un buscador similar a Google pero que promete cuidar lo máximo posible los datos de los usuarios y no recopilar información de ningún tipo.

Navegar con una VPN

Por otra parte, para navegar con mayor privacidad y poder realizar también búsquedas sin mostrar nuestra ubicación real y otros datos similares, el uso de una VPN resulta interesante. Hay muchas opciones tanto para ordenador como para móvil. Hablamos de programas como ExpressVPN, NordVPN o ProtonVPN, entre otras muchas.

Lo que hace este tipo de servicio es permitir que naveguemos a través de una especie de túnel. Nuestros datos van protegidos y no mostramos información real, como por ejemplo la ubicación o la dirección IP. Es una manera de preservar la privacidad en la red.

Utilizar el modo de incógnito

Este método realmente no protege la seguridad, ni tampoco la privacidad en la red. Únicamente ayuda a que el navegador no almacene datos en el historial. Por ejemplo, no almacenará las búsquedas que realizamos en Google, ni las páginas visitadas. Tampoco navegaremos con nuestra sesión iniciada.

Por tanto, en cierta medida es otra alternativa más que podemos usar si queremos mejorar la privacidad en la red, al realizar una búsqueda en Internet o simplemente navegar por cualquier página sin que quede registro a nivel local de qué sitios estamos visitando.

En definitiva, siguiendo estos pasos que hemos explicado podemos evitar que Google nos muestre datos personalizados. Es una opción que podemos llevar a cabo tanto en el ordenador como también en cualquier dispositivo móvil. Muy interesante para poder mejorar la privacidad y evitar que nuestra información personal pueda filtrarse o sea utilizada por terceros mientras navegamos por la red.

¡Sé el primero en comentar!