Qué son los ataques APDoS

Qué son los ataques APDoS

Javier Jiménez

Todos sabemos que en Internet hay múltiples ataques que pueden poner en riesgo nuestros equipos. Es algo que ocurre al utilizar cualquier dispositivo o sistema operativo. Una de las variedades de ataques es lo que se conoce como DDoS. Como sabemos el objetivo puede ser denegar el servicio al intentar acceder a una plataforma o página web, por ejemplo. Por suerte existen métodos y herramientas que podemos utilizar para intentar mitigar este problema. En este artículo vamos a hablar de qué son los ataques APDoS y por qué son más peligrosos.

Qué son los ataques APDoS

Los ataques DDoS generan una gran cantidad de solicitudes que van orientadas a un servicio, página web o plataforma. Muchas peticiones de acceso que pueden generar problemas y hacen que el servidor no responda y que por tanto no puedan acceder usuarios legítimos al contenido.

Esto es algo que hemos visto en muchas ocasiones. Ha habido muchos ataques de este tipo apuntando a diferentes empresas y plataformas online. Utilizan botnets, que son dispositivos que previamente han sido infectados y actúan como zombis, para llevar a cabo estas peticiones masivas.

Se trata de un problema importante, ya que puede dejar un sitio sin acceso durante un tiempo. Algo que podría causar pérdidas económicas en una empresa, por ejemplo. Sin embargo, como hemos indicado, hay diferentes funciones y herramientas que pueden tener en cuenta los usuarios para evitar o al menos disminuir el efecto de estos ataques.

Pero aquí entra en juego los ataques APDoS. Significa ataque avanzado de denegación de servicio persistente. Es una amenaza que cada vez está más presente. Podemos decir que se nutre de las características más potentes a la hora de llevar a cabo los ataques y además lo combina con una campaña de ataque multivectorial que se dirige a todas las capas de la infraestructura, como puede ser el servidor, la red o el sistema.

Ataques DDoS de forma masiva y persistente

Podemos decir que son ataques DDoS de forma masiva y persistente. Inundan la red, el sistema y el servidor con múltiples ataques repetidos. Pueden usar de cinco a ocho vectores de ataque al mismo tiempo y esto involucra varias decenas de millones de solicitudes por segundo.

Estos ataques APDoS son una gran cantidad de vectores de ataque combinados en una sola campaña, y por lo tanto representativos de una serie de tendencias y atributos de seguridad cibernética que se ven en el mercado hoy en día. Los ataques APDoS se dirigen al «punto ciego» de una organización al aumentar el número de vectores de ataque lanzados en paralelo dirigidos a diferentes capas de la red y el centro de datos.

Hay que tener en cuenta que puede no solo incluir la organización objetivo, sino también los proveedores de servicios y en las capacidades para mitigar ataques DDoS. Simplemente con que no se detecte uno de los vectores de ataque podría dar lugar al éxito del mismo y eso podría suponer resultados destructivos.

Tipos de ataques en aplicaciones web

Es importante conocer que este tipo de ataques APDoS están cada vez más presentes. Los ataques simultáneos de múltiples vectores que combinan ataques de red y aplicaciones han ido en aumento.

La automatización va unida a los ataques APDoS, como podemos imaginar. Son muchos los bots que utilizan para, en su conjunto, llevar a cabo ataques. De esta forma los piratas informáticos pueden amplificar el volumen y el alcance de un ataque de forma rápida.

Utilizan para ello trucos y características como imitar el comportamiento de un usuario legítimo al usar un complemento basado en el navegador, así como herramientas que imiten el comportamiento. Las técnicas incluyen ejecutar JavaScript, descargar imágenes y otro contenido referenciado.

Cambian la dirección IP de origen permite que las herramientas mantengan una baja tasa de actividad por IP, evitando así los sistemas de detección basados ​​en IP.

En definitiva, los ataques APDoS se están convirtiendo en una técnica muy utilizada por los atacantes para lograr su objetivo.