¿Pueden rastrear al navegar en modo de incógnito?

Uno de los factores más importantes para los usuarios de Internet es su privacidad. Lo cierto es que a la hora de navegar por la red puede haber muchas formas por las cuales obtienen datos personales. Pueden recopilar información del uso que damos en diferentes plataformas, qué programas utilizamos, cómo navegamos… Se han dado casos en los que importantes servicios en la red han recopilado todo tipo de información para posteriormente venderla. En este artículo vamos a explicar por qué pueden rastrearnos incluso al navegar en modo de incógnito.

El modo de incógnito no es tan privado como pensamos

Los navegadores modernos hoy en día cuentan con la posibilidad de utilizar la función de modo de incógnito. Esto, al menos sobre el papel, puede ayudar a mejorar la privacidad. Las páginas web podrían tener dificultades para rastrearnos, dejamos menos datos, no se almacena información, etc.

Sin embargo la realidad es que incluso al navegar en modo de incógnito con nuestro navegador podrían llegar a rastrearnos. Hay diferentes formas de hacerlo y de ello vamos a hablar en este artículo.

Hay que tener en cuenta que navegar en modo de incógnito básicamente significa que el navegador no registra qué páginas visitamos. No se almacena en el historial de navegación, no se crean cookies e incluso puede deshabilitar algunas funciones del navegador. Si queremos máxima privacidad, como por ejemplo que los sitios que visitamos no puedan saber la procedencia de la conexión o que incluso nuestros datos no estén en peligro al entrar en redes Wi-Fi públicas, no es la opción ideal.

Cómo pueden rastrear en modo privado

Como hemos mencionado incluso al navegar en modo de incógnito podrían rastrearnos. Existen diferentes técnicas que pueden utilizar las páginas web para ello. Vamos a explicar cuáles son los métodos más frecuentes que podrían utilizar. Esto nos ayudará a comprender de qué manera la privacidad puede seguir en peligro y tomar medidas.

Tráfico que sale del equipo

Es cierto que podemos evitar que nuestro ordenador y el propio navegador registren los sitios que visitamos, por ejemplo. Sin embargo la red en la que estamos conectados podría rastrear todo el contenido que sale de nuestro equipo.

Esto quiere decir que si por ejemplo estamos en una red en un lugar de trabajo o de estudios, por mucho que estemos en navegación privada todo lo que visitamos podría quedar registrado. A fin de cuentas en determinadas redes pueden utilizar filtros para captar el tráfico. Eso es independiente de si utilizamos o no el modo de incógnito en nuestro navegador. Habría que utilizar otros métodos para cifrar realmente nuestra conexión.

Las páginas web pueden rastrearnos

También, independientemente de si estamos o no en modo de incógnito, las páginas web van a poder saber si nos conectamos. Por ello si utilizamos el modo de incógnito para evitar que una página sepa que entramos o no, no es la mejor idea.

Un sitio web, por ejemplo, podría saber desde dónde nos conectamos. Esto se puede ver si por ejemplo intentamos entrar en un sitio web que está restringido en nuestro país, como puede ser al entrar en la página de una televisión.

Rastrear la red

Otra manera es mediante el rastreo de red. Esto puede tener varios casos. Por ejemplo nuestra operadora podría seguir rastreando nuestra conexión, dónde navegamos, aunque estemos en modo de incógnito.

También podríamos ser víctimas de un ataque Man in The Middle. Básicamente esto significa que alguien rastrea nuestros datos y puede obtener información. Podría pasar al navegar en una red abierta por páginas sin cifrar, por ejemplo. Esto podría afectar a la seguridad, ya que si entramos en sitios sin cifrar e iniciamos sesión, esos datos podrían ser robados.

Malware o extensiones inseguras

Por otra parte, incluso aunque estemos navegando en modo de incógnito podemos ser víctimas de ataques de malware que tengan como objetivo rastrear todo lo que hacemos en Internet. Podríamos incluso tener extensiones que en teoría no funcionan en este modo del navegador, pero en realidad lo está haciendo y está rastreando todos nuestros datos.

Por tanto podemos decir que mantener el equipo seguro vuelve a ser algo fundamental. En caso de tener algún virus podría rastrear toda la información que introducimos en el navegador pese a navegar en modo de incógnito.

En definitiva, el modo de incógnito puede ser útil si no queremos que el navegador registre las páginas que visitamos, por ejemplo. Sin embargo todavía podrían rastrear nuestra información y poner en riesgo la privacidad.

Qué hacer para navegar con privacidad

Hemos visto que el modo de incógnito del navegador no es tan privado como pueda parecer. Podríamos exponer datos igualmente y los piratas informáticos podrían rastrear nuestra información. Vamos a dar una serie de consejos básicos que podemos tener en cuenta para mejorar en todo momento el anonimato en la red.

Utilizar VPN

Una de las cuestiones principales a tener en cuenta es la de utilizar una VPN para navegar por la red. Esto especialmente hay que tenerlo en cuenta si vamos a navegar desde una red Wi-Fi pública, como podría ser en un centro comercial o aeropuerto. No sabemos realmente quién puede estar detrás de esa red y cómo podría afectar a nuestra seguridad. Un programa de este tipo va a cifrar la conexión y evitar que la información pueda filtrarse.

Podemos nombrar como ejemplos NordVPN, ExpressVPN o ProtonVPN. Nuestro consejo es evitar las versiones gratuitas o de prueba, ya que no van a proteger correctamente la conexión y podemos tener problemas. Es mejor usar programas que sean totalmente fiables y no correr ningún riesgo.

Usar solo dispositivos y aplicaciones actualizados

Por supuesto debemos únicamente utilizar dispositivos que estén correctamente actualizados y aplicaciones que cuenten también con las últimas versiones. Si usamos un navegador obsoleto, que no esté actualizado, podría ser un problema para mantener la privacidad, ya que podría ser atacado por un tercero y recopilar datos personales. Siempre debemos tener todas las actualizaciones disponibles en nuestros equipos.

Esto hay que aplicarlo a ordenadores, móviles y cualquier equipo que utilicemos en nuestro día a día. Por ejemplo en Windows podemos ir a Inicio, Configuración, Actualización y seguridad y comprobar que tenemos todas las actualizaciones instaladas. Si faltara algo lo podemos instalar de forma manual.

Actualizar Windows

Mantener la seguridad en los equipos

Otro punto a tener en cuenta es la importancia de mantener los sistemas seguros. Un buen antivirus puede ayudarnos a evitar la entrada de malware que pueda comprometer la seguridad. Son muchas las amenazas que hay en la red, muchos tipos de software malicioso creados con el objetivo de robar información. Siempre debemos utilizar herramientas de seguridad, sin importar qué tipo de sistema operativo estamos utilizando.

Un buen antivirus es Windows Defender, que viene integrado de serie en el sistema operativo de Microsoft, pero tenemos muchas más opciones como Avast, Bitdefender, Kaspersky… Es importante que elijamos un buen programa que realmente nos proteja en todo momento al navegar.

No exponer más datos de los necesarios

En este caos estamos ante la aplicación de sentido común. No debemos exponer más datos de los necesarios al navegar por Internet. Con esto nos referimos, por ejemplo, a no hacer pública la dirección de e-mail o número de teléfono cuando ponemos un mensaje en un foro de Internet al que puede acceder cualquiera o al poner un comentario en la red.

Si no cometemos errores podremos mantener nuestra seguridad y privacidad. La mayoría de ataques van a requerir que hagamos clic en algún enlace o descarguemos algún archivo que en realidad es malware.

Por tanto, estos son algunos consejos importantes que podemos poner en práctica para mantener la seguridad al navegar por la red. La navegación privada realmente no va a proteger la privacidad en muchos casos y por ello es necesario tomar algunas medidas adicionales en los dispositivos.