Crea una clave SSH fácilmente en Windows 10

Crea una clave SSH fácilmente en Windows 10

Javier Jiménez

Las claves SSH sirven para acceder a servidores dedicados o VPS de forma segura a través de la línea de comandos. Es por tanto una herramienta interesante para crear un túnel seguro sobre la red y poder transferir entre el servidor y el cliente de una manera segura y cifrada. Por ello en este artículo vamos a explicar cómo crear una clave SSH fácilmente en el sistema operativo Windows 10.

Qué es una clave SSH

Una clave SSH (tiene parte pública y privada) sirve para conectar un cliente a un servidor. Es interesante ya que evita tener que introducir una contraseña cada vez que queremos acceder a un determinado servidor. El proceso, una vez configurado, es automático. Un punto importante es que no tenemos que enviar la contraseña por la red.

Este tipo de claves también disminuye el riesgo de ataques por fuerza bruta y así evitar que un posible atacante adivine las credenciales correctamente. La seguridad es un factor muy importante y hay que tenerlo siempre presente.

Hay diferentes clientes que podemos utilizar para los diferentes sistemas operativos. Os dejamos un artículo donde mostramos los mejores clientes SSH para Windows. Una selección interesante con herramientas diferentes.

Cómo crear una clave SSH en Windows 10

Generar una clave SSH en Windows 10 es muy sencillo y rápido. Simplemente hay que seguir una serie de pasos que vamos a ir mencionando en este artículo. Lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de tener el cliente OpenSSH instalado en nuestro sistema. Lo normal es que así sea, pero podemos comprobarlo fácilmente.

Para saber si tenemos el Cliente OpenSSH instalado en Windows 10 tenemos que ir a Inicio, allí entramos en Configuración, vamos a Aplicaciones, Aplicaciones y características y una vez estemos aquí dentro hay que acceder a Características opcionales. Allí debería de aparecer OpenSSH, tal y como podemos ver en la imagen.

OpenSSH en Windows 10

En caso de que veamos que no esté disponible OpenSSH tendremos que agregarlo. Para ello hay que hacer clic en Agregar una característica, opción que veremos arriba de la ventana a la que hemos accedido. Posteriormente solo tenemos que buscar Cliente OpenSSH en la lista que aparece y le damos a instalar. Terminamos el proceso y reiniciamos el equipo para asegurarnos de que se ha instalado correctamente. A partir de ese momento ya lo tendremos correctamente instalado y disponible en nuestro sistema Windows 10.

Una vez nos aseguremos de que tenemos instalado OpenSSH, ya sea porque lo teníamos previamente o porque lo hemos agregado como hemos mencionado, podemos pasar al siguiente paso. Ahora tenemos que abrir el Símbolo del sistema con permisos de administrador. Para ello vamos nuevamente a Inicio y escribimos Símbolo del sistema. Tenemos que ejecutar el comando ssh-keygen.

Cuando ejecutemos este comando lo primero que nos pedirá es que elijamos una ubicación para alojarlo. Podemos elegir alguna carpeta de nuestro equipo o simplemente la que viene por defecto. Si optamos por esta opción solo tenemos que pulsar en Enter y pasamos al siguiente punto.

De forma predeterminada la ubicación será C:usersnombre.sshid_rsa, salvo que hayamos puesto otra diferente.

En este siguiente paso nos solicitará que introduzcamos una contraseña. Veremos que al empezar a escribir no aparece nada y es como si no estuviéramos introduciendo ningún valor. Sin embargo la contraseña se está generando. Cuando la pongamos le damos a Enter y nos volverá a pedir una segunda vez esa contraseña para generarse.

Una vez pulsemos Enter otra vez nos aparecerá ya la clave que hemos generado. Veremos que el algoritmo predeterminado es RSA 2048. Allí nos aparecerá la clave privada y también la clave pública.

Crear clave SSH en Windows 10

Si entramos en la carpeta en la que se ha generado la clave SSH veremos que está allí el archivo.

En definitiva, siguiendo estos pasos que hemos mencionado podemos crear una clave SSH en Windows 10. Ya sabemos que es el sistema operativo más utilizado hoy en día en equipos de escritorio.