UltraSurf, un sencillo proxy para navegar anónimamente en Windows

Mantener la privacidad y seguridad a la hora de navegar por Internet es algo muy importante para los usuarios. Nuestros datos son muy cotizados en la red y pueden ser usados para lucrarse los piratas informáticos, incluirnos en listas de Spam o incluso llegar a organizar ataques cibernéticos. Hoy en día podemos hacer uso de muchas herramientas diferentes para estar más protegidos y no correr riesgos. Tenemos servicios VPN o proxy de red que nos permite ocultar nuestra dirección IP, ubicación real y, en definitiva, cifrar la conexión. En este artículo vamos a hablar de UltraSurf, un servicio proxy totalmente gratuito con el que podemos navegar por la red de forma anónima y segura.

UltraSurf, un proxy gratuito para navegar

Los proxy de red son una alternativa muy interesante a las VPN. Tenemos muchas opciones a nuestra disposición. Las hay tanto gratuitas como de pago y hay que tener en cuenta determinados factores como la velocidad o estabilidad. Algunos pueden ser realmente sencillos de utilizar, ya que simplemente hay que ejecutar un programa. Tienen una gran utilidad que puede ser necesario para llevar a cabo algunas acciones en la red o utilizar determinados programas.

Ese es el caso de UltraSurf. Es un software que está disponible para Windows y que nos permite navegar a través de un proxy de forma anónima y sin necesidad de complicadas configuraciones. De esta forma lograremos que nuestra conexión esté cifrada, no mostraremos la dirección IP real y podríamos acceder a determinados servicios que puedan estar restringidos. Es común que nos topemos con aplicaciones o plataformas que únicamente funcionan en un determinado país o que estemos de viaje y no podamos entrar en contenido que esté limitado geográficamente.

Un proxy de red actúa como un intermediario entre nuestro dispositivo y el servidor final. De esta forma la información que enviamos pasa antes por ese intermediario, que sería el proxy. Así, de cara al servidor final no estaríamos mostrando nuestros datos, sino en este caso los de UltraSurf. Esto modifica información que puede indicar dónde nos encontramos, por ejemplo.

Esto permite mejorar la privacidad y seguridad al navegar por Internet. Podemos entrar en páginas web sin que nuestra IP pueda revelarse. Ya sabemos que a través de la dirección IP incluso pueden saber aproximadamente cuál es nuestra ubicación geográfica. Esto nos impediría incluso acceder a determinado contenido que pueda estar bloqueado.

Además, este tipo de servicios está disponible en dispositivos muy variados, por lo que no importará tampoco el sistema operativo que estemos usando. En nuestro caso vamos a probar un programa que funciona en Windows, que es hoy en día el más utilizado en equipos de escritorio. Es muy sencillo de utilizar, muy intuitivo y no cuenta con una compleja configuración, como sí podría ocurrir en otras herramientas similares.

Cómo utilizar UltraSurf en Windows

Lo primero que tenemos que hacer para comenzar a utilizar UltraSurf es descargar la aplicación para Windows. Podemos hacerlo de forma gratuita desde su página oficial. Hay que tener en cuenta que no es necesario instalarlo, puesto que se trata de un programa portable. Simplemente tenemos que bajar el archivo a nuestro equipo y ejecutarlo, algo que ahorrará tiempo.

Siempre recomendamos descargar este tipo de software desde fuentes oficiales. De esta forma evitaremos agregar programas que han sido modificados de forma maliciosa y que podrían poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad. Una manera más de lograr que todo funcione correctamente y de no poner en riesgo en ningún momento nuestros equipos.

Al ejecutarlo nos abrirá automáticamente el navegador que tengamos puesto de forma predeterminada o abrirá una nueva pestaña si ya está abierto. Funciona en Internet Explorer, Mozilla Firefox, así como en Google Chrome. En nuestro caso lo hemos probado en este último navegador para comprobar su funcionamiento. Sería similar en las demás opciones.

Utilizar UltraSurf

Cuando abramos por primera vez el programa nos aparecerá una ventana como en la que podemos ver en la imagen de arriba. Veremos que hay tres servidores que podemos utilizar y nos marcará uno de ellos de forma predeterminada. Podemos notar diferencias en cuanto a la velocidad según el que elijamos.

Podemos darle al botón de Opciones para acceder a diferentes parámetros que podemos configurar. Por ejemplo, para poder mejorar la privacidad, podemos marcar que elimine automáticamente las cookies y el historial al cerrar. También tiene un botón para eliminarlo en cualquier momento, sin necesidad de cerrar el navegador. Las principales son las que podemos ver en la imagen de abajo. Algunas vienen ya seleccionadas, pero podemos desmarcar o marcar las casillas que nos interesen.

Configurar un proxy con UltraSurf

Hemos probado si realmente oculta nuestra dirección IP y la respuesta es afirmativa. Esto es importante, lógicamente, ya que una de las misiones de cualquier servicio proxy es precisamente ocultar la dirección real y mantener así la privacidad a salvo. En este caso nos muestra una IP y ubicación que corresponden a Estados Unidos.

Dirección IP oculta con UltraSurf

No obstante, como puede ocurrir con cualquier servicio de este tipo, hemos notado una bajada de velocidad. Para una navegación normal, para simplemente entrar en páginas web, foros, descargar algún archivo… puede pasar desapercibido. Sin embargo sí se notaría bastante más si queremos realizar grandes descargas, subir contenido a la nube, etc. También vamos a tener un ping más alto de lo normal.

Por ejemplo no sería la mejor opción si vamos a reproducir vídeos en Streaming en máxima calidad o queremos conectarnos a un servidor de un videojuego que se encuentra en otro país, ya que la latencia sería elevada y eso podría suponer un problema importante. Eso sí, como decimos es una alternativa interesante a una VPN para un uso corriente, cuando no vamos a exigir nada extremo y no necesitamos que la calidad de la conexión sea máxima.

En definitiva, UltraSurf es un proxy muy sencillo de utilizar en Windows 10. Simplemente hay que descargarlo, ejecutar el programa y comenzar a navegar a través de él. De esta forma nuestra conexión quedará filtrada y podremos ocultar la dirección IP real. Es importante para conectarnos en redes públicas y poder así mantener el anonimato en todo momento.

¡Sé el primero en comentar!