Razones por las que el estándar 802.11ad (WiGig) apenas lo usaremos, sobre todo a corto plazo

Escrito por Sergio De Luz

Hace dos días la Wi-Fi Alliance hizo pública la versión final del estándar IEEE 802.11ad, el conocido WiGig. En el año 2010 en RedesZone ya os informamos sobre esta tecnología, y hoy se ha hecho oficial, siendo capaz de proporcionar un mayor rendimiento que el estándar 802.11ac, sin embargo, es muy probable que apenas lo usemos y sigamos apoyando el Wi-Fi AC que todos conocemos.

Principales Puntos fuertes del WiGig

El principal punto fuerte del estándar 802.11ad o WiGig, es que proporciona un mayor rendimiento que otras tecnologías inalámbricas actuales como el Wi-Fi AC, llegando hasta los 4.600Mbps en los routers actuales y que muy pronto aumentará hasta los 8Gbps de velocidad al usar otra modulación de frecuencia, por lo que este estándar sí se puede considerar ya un Wi-Fi Gigabit y con el que los puertos a 1Gbps sufrirán el temido cuello de botella que en RedesZone venimos anticipando desde el año pasado.

Otro punto fuerte de esta tecnología es que el rango de frecuencias en el que trabajará es desde los 57GHz hasta los 66GHz, por lo que estaremos libres de interferencias de las populares bandas de 2.4GHz y 5GHz que usamos actualmente. Los anchos de canal podrán ser de hasta 2.16GHz, por lo que el rendimiento será muy elevado.

Los ingenieros han trabajado mucho en que este nuevo estándar tenga un bajo consumo de energía, de esta forma, podremos ahorrar batería en dispositivos móviles como portátiles, ultrabooks, smartphones y tablets. Además, este estándar permite transferir vídeo de manera inalámbrica con un alto bitrate, por lo que podrá ser el sustituto del cable HDMI.

Puntos negativos de WiGig que hará que su uso sea mínimo

El principal problema de esta tecnología es su cobertura, y es que utilizar una banda de frecuencias entorno a los 60GHz hace que la señal se atenúe rápidamente. Esto significa que no podremos cubrir nuestro hogar con WiGig, y únicamente podremos usarlo en la misma habitación donde coloquemos el router inalámbrico con tecnología 802.11ad. Si con el Wi-Fi AC en la banda de 5GHz ya notamos que la cobertura llega mucho más débil que si utilizamos la banda de 2.4GHz, aquí encontraremos una grandísima diferencia que hará que siempre nos conectemos al Wi-Fi AC en la banda de 5GHz si queremos obtener el máximo rendimiento.

Debido a esta limitación en la cobertura, creemos que esta tecnología no servirá para conectarnos a Internet, sino simplemente para enviar vídeo a nuestra TV estando en la misma habitación, algo así como el Wi-Fi Direct pero pasando por el router. ¿De qué nos sirve una grandísima velocidad si la cobertura es tan limitada? ¿Para qué nos servirá esta gran velocidad si los puertos de nuestro router actualmente con Gigabit Ethernet con el correspondiente cuello de botella?

Es muy posible que próximamente las nuevas TV y dispositivos móviles usen el Wi-Fi Direct en la banda de 60GHz para este tipo de usos, además uno de los puntos fuertes es el bajo consumo de energía (en teoría) por lo que debería funcionar realmente bien.

Otro punto débil que vemos a esta nueva tecnología es que las tarjetas Wi-Fi y routers inalámbricos que tenemos actualmente no nos servirán, deberemos comprar equipamiento nuevo, tanto routers WiGig, repetidores WiGig (que serán más necesarios que nunca debido a la baja cobertura), PLC con punto de acceso WiGig… y lo más importante, renovar todos nuestros smartphones, tablets, portátiles y tarjetas Wi-Fi para que sean compatibles con esta nueva tecnología. El ingente gasto de dinero por el cambio a esta tecnología no está para nada justificado, y creemos que no solo no tendrá la misma popularidad que el Wi-Fi AC, sino que su uso será muy minoritario, y más aún con los precios actuales.

Últimos análisis

Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
7