Antivirus cloud: qué ventajas e inconvenientes presentan

Escrito por Adrián Crespo

Desde hace varios años se ha intentado migrar aplicaciones software de escritorio a la nube. Aunque hablar de este término implica que venga a la cabeza de los usuarios los servicios de almacenamiento, la realidad es que no solo son estos servicios. La “nube” también afectó a los antivirus, y en esta ocasión hablaremos de los antivirus cloud y de sus ventajas e inconvenientes frente a los tradicionales.

Obviamente la principal ventaja es que el tamaño utilizado en el disco es mucho menor a un antivirus tradicional, suponiendo un ahorro considerable del disco. También se puede destacar como ventaja que no necesitan descargar actualizaciones de forma periódica. Esto quiere decir que la empresa desarrolladora tendrá una gestión de la herramienta de seguridad mucho más centralizada. Han sido muchos los que han defendido este tipo de productos. Sin embargo, posee muchos detractores y hoy vamos a averiguar el porqué de esta situación.

Hemos repasado las ventajas, pero ahora toca enunciar cuáles son los inconvenientes que tiran por la borda a estos softwares.

Inconvenientes de los antivirus cloud

Como todo producto tiene sus puntos a favor y otros que no lo son tanto. El problema es que se tratan de herramientas de seguridad, de ahí que los problemas se observen con lupa por parte de los usuarios y expertos del sector.

Interrupción de la conexión a Internet

Se trata del principal problema al que están expuestos este tipo de aplicaciones de seguridad. Esto significa que si el servicio se ve interrumpido no se podrá realizar la comprobación. Como consecuencia, la amenaza se ejecutará e infectará nuestro equipo o cifrará los archivos. Hablando de software cloud la disponibilidad de la conexión a Internet siempre será un aspecto crítico.

Tiempo de consulta

La reacción respecto al proceso pregunta-respuesta debe ser rápido, y esto muchas veces no lo es, permitiendo que la amenaza pueda ejecutarse. Pero esto según estudios no es así. Solo unos pocos bytes se envían y el tiempo de respuesta obtenido en un estudio realizado es inferior al segundo en el 98% de los casos. Esto quiere decir que, aunque lo hemos marcado como un punto negativo se trata de algo que está controlado y optimizado de forma correcta.

¿Y la privacidad?

Muchos expertos son bastante escépticos en este aspecto. Al contrario que sucede con los tradicionales, si hacemos uso de uno que se encuentra en la nube los archivos tendrán que enviarse a esta para ser analizados. Esto quiere decir que se enviarán a través de Internet y tal y como hemos comprobado con otros servicios, la privacidad no se puede considerar el punto fuerte.

Marketing puro y duro

Los expertos en seguridad lo tienen claro en este aspecto. Este término apareció hace varios años y las empresas desarrolladoras de soluciones lo incluyen en el nombre de sus productos para justificar de alguna forma entre otras cosas un incremento del precio. Con esto no queremos decir que todos los productos basados en la nube sean un engaño (si se puede llamar así), pero sí que es verdad que algunas empresas desarrolladoras de software abusan utilizándolo.

En definitiva: sin conexión a Internet el antivirus cloud no sirve para nada

Después de repasar todos los inconvenientes, parece que la decisión final es bastante clara. Para el día a día no se recomienda la utilización de una herramienta de seguridad de estas características. Sí que es verdad que como apoyo de un antivirus tradicional es muy valido. O lo que es lo mismo, una segunda opinión en caso de presentar alguna duda con respecto a un archivo.

Últimos análisis

Valoración RZ
9
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8