Las mejores distribuciones Linux ligeras y que ocupan poco espacio en el disco duro de 2017

Escrito por Rubén Velasco

Windows cada vez ocupa más espacio en los discos duros y necesita más recursos para funcionar sin problemas y sin ir lento. Si tenemos un ordenador relativamente nuevo no tenemos de qué preocuparnos, sin embargo, si nuestro ordenador tiene ya algún tiempo, es muy fácil que las últimas versiones de Windows empiecen a funcionar lentas, obligándonos a comprar nuevo hardware para que Windows funcione bien. Por suerte, si apostamos por Linux, esto no es necesario.

Dentro del ecosistema Linux podemos encontrar una gran variedad de distribuciones y sistemas operativos de todo tipo. Aunque la distribución más utilizada, completa y conocida es Ubuntu, existen muchas otras alternativas ideales para todo tipo de sistemas, desde servidores potentes hasta ordenadores antiguos con pocos recursos o poco espacio de almacenamiento, distribuciones que nos van a permitir dar una segunda oportunidad a nuestro ordenador ya antiguo.

A continuación, vamos a ver algunas de estas distribuciones ideales para equipos antiguos, con poco procesador, poca memoria RAM y poco espacio en el disco duro.

Las 3 distribuciones Linux más pequeñas y ligeras que podemos encontrar

Damn Small Linux

Dams Small Linux

Esta es una de las distribuciones Linux más pequeñas que podemos encontrar. Está diseñada para funcionar incluso en el hardware más antiguo, y es que con tan solo 16 MB de RAM podemos hacerla funcionar mientras esté instalada en un disco duro o una memoria USB. Además, podemos ejecutarla completamente desde la RAM si tenemos 128 MB de memoria para no tener que depender de los tiempos de espera de los discos duros.

Esta distribución viene con los paquetes básicos para funcionar, aunque cuenta con sus propios repositorios para que cualquiera pueda descargar lo que necesite.

Puppy Linux

Puppy Linux

Similar a la anterior, Puppy es otra de las distribuciones más ligeras que podemos encontrar. Esta es capaz de funcionar en cualquier ordenador con 128 MB de RAM y un procesador a 233Mhz. Además, podemos instalarla en solo 512 MB de espacio en el disco duro. Si no tenemos mucho más espacio libre, también podemos configurarla para que todos los datos se guarden en una memoria externa que podremos llevar a cualquier parte.

SliTaz

SliTaz

En tercer lugar tenemos esta distribución. Una tercera alternativa a las anteriores capaz de funcionar en un procesador i486 con 16 MB de memoria RAM (aunque se necesitan 192 MB de RAM para tenerla totalmente funcional). Podemos instalarla en tan solo 80 MB de espacio en el disco duro y, por defecto, viene con todo lo necesario para ofrecernos un sistema totalmente funcional.

Otras distribuciones Linux ligeras y más completas que las anteriores

Además de las distribuciones anteriores, de las que seguro que alguna vez hemos oído hablar, también podemos encontrar otras alternativas muy ligeras, ideales para ordenadores con pocos recursos, pero mucho más completas que las anteriores en funciones y herramientas instaladas por defecto.

ArchBang, por ejemplo, nos permite exprimir al máximo el potencial de Arch Linux en tan solo 700 MB de espacio en el disco duro y 256 MB de memoria RAM.

Elive es otra distribución Linux ligera capaz de llevar a cualquier equipo con un procesador de 300 Mhz, 128 MB de RAM y 700 MB de espacio de almacenamiento una experiencia muy similar a la que ofrece macOS junto con una gran variedad de aplicaciones instaladas por defecto.

Por último, wattOS es una de las más completas que podremos encontrar, y para hacerla funcionar solo necesitaremos 192 MB de RAM y 700 MB de espacio en un disco duro.

¿Conoces otras distribuciones Linux ligeras para ordenadores antiguos?