Aprende a conectar dos ordenadores entre sí sin un router WiFi

Aprende a conectar dos ordenadores entre sí sin un router WiFi

Javier Jiménez

Hoy en día todo lo inalámbrico ha ganado peso frente al cable. Tenemos una gran variedad de dispositivos que conectamos sin necesidad de cableados. Podemos navegar por la red a través del Wi-Fi, por ejemplo. Sin embargo en ocasiones nos conviene más conectar equipos por cable o no tenemos más opción que esa. En este artículo vamos a hablar de cómo conectar dos ordenadores entre sí. Pero vamos a ver cómo hacerlo sin necesidad de utilizar un router Wi-Fi.

Opciones para conectar dos ordenadores sin router

En muchos casos resulta interesante conectar dos equipos entre sí para compartir información, para trabajar en común o utilizar cualquier tipo de recurso. Conectar dos ordenadores entre sí es sencillo si ambos están conectados a la misma red. Pero claro, para ello vamos a necesitar un router. ¿Y si estamos en un lugar en el que no tenemos router pero queremos pasar archivos de un ordenador a otro?

Existen alternativas a través de las cuales podemos conectar dos ordenadores entre sí mediante cable. Por ejemplo si queremos conectar dos ordenadores portátiles. Eso sí, vamos a necesitar ayuda de hardware, como vamos a ver. También veremos que es posible incluso sin utilizar cable, a través de Bluetooth.

Respecto al hardware que vamos a necesitar en algunos casos, lo principal será contar con un cable de red. Además, en ambos ordenadores vamos a necesitar que tengan una tarjeta Ethernet, ya que vamos a conectar el cable a ella y de esta forma acceder al otro equipo. Pero también podremos necesitar un aparato, como es el caso de un switch de red o un dispositivo Bluetooth, si no viene integrado con el equipo.

Mediante cable cruzado

Una de las opciones para conectar dos ordenadores entre sí sin utilizar un router es hacer uso de un cable Ethernet. Aunque hace años era necesario utilizar un cable cruzado, hoy en día todas las tarjetas de red incorporan Auto MDI/MDIX, por lo que las tarjetas de red se auto configurarán correctamente. No obstante, también podrías utilizar un cable cruzado si es que ya lo tienes, de lo contrario, con el típico cable de red plano es suficiente y te funcionará bien, justamente por esta funcionalidad de las tarjetas de red.

Vamos a tener que realizar una serie de pasos también a nivel de software. Esto lo podemos hacer fácilmente en Windows 10 y antes de conectar el cable. Tenemos que ir al Panel de control. Una vez aquí buscamos Sistema y asignamos un nombre de equipo diferente en cada caso. Además tendremos que asignar un nombre de grupo de trabajo. En este caso tiene que ser el mismo en ambos casos.

Panel de control

Si en vez de Windows 10  tienes Windows 11, el proceso es muy similar. En este caso tienes que ir a Panel de Control, entras en Sistema y seguridad, Sistema y allí verás el nombre del equipo. Solo tienes que pinchar en el botón de Cambiar el nombre de este equipo y le das a Guardar. Si pinchas en Dominio o grupo de trabajo, podrás ver el que corresponda. Debes poner el mismo en ambos equipos para que puedan conectarse.

Hecho esto tenemos que ir a Conexiones de red (Redes e Internet). Entramos en Centro de redes y recursos compartidos y Cambiar configuración del adaptador. En la opción Ethernet hacemos clic con el botón derecho y damos a Propiedades. En Protocolo de Internet versión 4 y Propiedades. Debemos asegurarnos de que la dirección IP en cada caso es diferente, para que no se cree un conflicto. Por ejemplo poner 192.168.0.1 y en el otro 192.168.0.2.

Una vez realicemos estos pasos iniciales ya podemos ir a la carpeta que queremos compartir, le damos con el segundo botón a Propiedades, Compartir y Uso compartido avanzado. Marcamos la casilla Compartir y aceptamos. Posteriormente vamos a la carpeta que se ha compartido, segundo botón del ratón y Conceder acceso a, seleccionamos Usuarios específicos. Ahí tenemos que seleccionar Todos y podemos también agregar nuevos usuarios. Le damos a Compartir.

Desde ahora ya podremos acceder a esa carpeta desde el otro equipo. Ambos estarán conectados a través de un cable cruzado, sin necesidad de utilizar un router como intermediario. Podremos guardar ahí archivos, fotos, vídeos o lo que queramos y estará todo accesible desde ambos equipos.

Conectar dos ordenadores con un switch

Otra opción que tenemos para conectar dos ordenadores entre sí sin necesidad de usar un router es usando como intermediario un switch. Nuevamente vamos a necesitar un hardware adicional, que en este caso es este aparato. El switch en este caso hace de intermediario de los datos, usa una arquitectura de Store-and-forward, por lo que todos los datos pasan por el switch para posteriormente transmitirlo a un ordenador secundario.

Básicamente lo que hacemos es conectar una red LAN, pero sin necesidad de utilizar un router o tener acceso a Internet. Estos aparatos tienen la función de facilitar la conexión a varios ordenadores. Lo que vamos a necesitar en este caso es tener dos ordenadores con conexión de red por cable, un cable de red RJ45 y el switch o hub que se encargan de conectar ambos equipos. Lógicamente, necesitaremos también realizar una configuración de red como la anterior, deben estar en la misma subred, por ejemplo un PC tendrá dirección IP 192.168.0.2/24 y el otro PC usará 192.168.0.3/24.

Los switches de red son también muy usados para conectar más aparatos por cable al router sin necesidad de utilizar la red inalámbrica. Esto va a aportar siempre más estabilidad y además poder llevar la línea a otros rincones de la vivienda donde quizás no tengamos una buena cobertura o incluso que directamente no llegue la señal Wi-Fi.

Vas a tener la opción de usar un switch gestionable y no gestionable. Los primeros son los más populares hoy en día, ya que aportan más opciones y vas a poder tener un mayor control. En cambio, los segundos son algo más económicos aunque realmente en la actualidad la diferencia es pequeña.

Conectar dos ordenadores por Bluetooth

Sí, también podemos conectar dos ordenadores por Bluetooth. Una alternativa más que podemos tener en cuenta y usarla de una manera muy sencilla. En este caso no vamos a tener que usar cables, algo que puede ser una ventaja importante en algunos casos.

Lógicamente ambos ordenadores van a tener que contar con conectividad Bluetooth. Los portátiles generalmente tienen esta característica integrada, pero podemos adquirir un dispositivo a bajo coste en caso de que no tengamos. Para usarlo basta con ir a Configuración, entramos en Dispositivos y allí en Bluetooth. Hay que asegurarse de que lo tenemos activado. Le damos a Agregar Bluetooth y comenzará una búsqueda. Debería de aparecernos el otro ordenador. Nos conectamos y nos mostrará un código de seguridad en ambos dispositivos.

Conectar dos ordenadores por Bluetooth

Hecho esto ya tendremos nuestros dos ordenadores conectados por Bluetooth sin necesidad de utilizar un router. Igual que en los casos anteriores vamos a poder enviar y recibir archivos. Esta tecnología es más lenta que si los tenemos conectados por cable LAN, pero para pequeños archivos por ejemplo puede venir muy bien.

La mayoría de ordenadores portátiles cuentan con un dispositivo Bluetooth integrado. Si en tu caso no tienes, siempre puedes comprarle uno y se lo conectas de forma externa, a través de un puerto USB. Son económicos y, más allá de servir para conectar dos ordenadores sin un router, los puedes usar para vincular auriculares y otros muchos dispositivos.

Compartir archivos en red, una opción interesante

Vamos a mostrar algunas de las principales razones por las que es interesante compartir archivos en red. Esto es una alternativa a tener que utilizar otros dispositivos, como pueden ser memorias o dispositivos físicos que puedan ralentizar el proceso o suponer incluso un problema para la seguridad.

Intercambiar archivos

Son muchos los métodos que podemos utilizar para pasar información y archivos entre dispositivos. Podemos compartir esos archivos a través de discos duros, memorias USB, la nube… Cada una de las opciones tiene sus ventaja y puntos negativos también. Sin embargo, al conectar en red dos ordenadores podemos aprovecharlo también para enviar y recibir carpetas.

Todo esto lo podremos hacer sin necesidad de recurrir a redes inalámbricas, algo que puede funcionar peor. Así, al conectar dos equipos entre sí en red, a través de cable, podremos fácilmente intercambiar información. Es muy útil si quieres pasar grandes archivos de un equipo a otro y no tienes a mano un disco duro o ves que al hacerlo por Wi-Fi pierde velocidad y funciona muy lento.

Crear copias de seguridad

Lo podemos utilizar para crear copias de seguridad fácilmente. Podemos guardar archivos en otro ordenador que tengamos conectado por alguno de los métodos que hemos explicado. Eso sí, no todos son igual de rápidos. No es lo mismo conectarlos a través de un switch de red que mediante Bluetooth. La velocidad puede ser clave por tanto.

Una copia de seguridad puede ser muy útil si queremos liberar espacio en un disco o incluso prevenir ataques informáticos, como puede ser el ransomware. Vamos a tener todo almacenado en otro lugar y de esta forma reducir el posible impacto que puede tener un ataque cibernético de este tipo.

De esta forma, puedes usar otro equipo para almacenar esa copia que has creado. Todos los archivos estarán disponibles para que en un momento dado puedas acceder a ellos y poder restaurar documentos o llevar a cabo algún cambio que necesites en tus dispositivos.

Mejorar la seguridad

Pero además, si nos centramos en la seguridad podemos decir que es una opción muy interesante para evitar tener que hacer uso de almacenamiento en la nube, donde dependemos más de usar servicios cifrados o de contar con un servidor NAS propio. Al tener conectados los equipos en red de forma segura podemos evitar problemas que puedan afectarnos.

Esto va a permitir tener los archivos disponibles en diferentes equipos. Podemos liberar espacio también, trabajar indistintamente en uno u otro, etc. Tenemos ahí un abanico de posibilidades a tener en cuenta. Pero sobre todo vamos a garantizarnos de que esos documentos que estamos almacenando van a estar protegidos, ya que estaremos usando dispositivos que son nuestros y no servicios de terceros que puedan sufrir problemas de seguridad.

Puntos fuertes y puntos débiles

Utilizar dos ordenadores sin router tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles, a continuación, puedes ver qué ventajas y desventajas tenemos.

Ventajas

Los routers sin duda alguna han evolucionado mucho, y siguen mejorando año a año para facilitarnos cada vez más la vida en cuanto a conectividad se refiere. En algunas ocasiones, nos olvidamos que antes de utilizarlos de manera masiva, utilizamos otro tipo de conexiones para poder enlazar dos equipos como la conexión LAN directa con cables cruzados o incluso mediante infrarrojo o Bluetooth, que son un poco más obsoletas pero que dependiendo de nuestras necesidades pueden reportarnos grandes ventajas.

Dentro de las principales ventajas que podemos destacar en cuanto la conexión de dos equipos sean portátiles o de sobremesa sin la utilización de routers es que nos proporciona un medio para que podamos compartir nuestros archivos sin la necesidad de un dispositivo intermediario. Sin la necesidad, por supuesto, de exponer nuestra información al exterior de nuestra conexión local y mediante internet. Esto, a su vez, nos proporciona otra de las grandes ventajas que es la seguridad de nuestra información, ya que, al no estar expuestos a las amenazas externas, es muy difícil que otras personas manipulen nuestros archivos sin estar físicamente en contacto con nuestros equipos.

Además de esto, la velocidad de transferencia, según el hardware del que dispongamos, por ejemplo, las velocidades de lectura y escritura de nuestros discos duros, sean sólidos o mecánicos, suele ser bastante eficiente y rápida, ya que no hay ningún factor externo a los dos equipos que pueda alterar la transferencia de dichos datos.

Desventajas

A pesar de que este tipo de conexión tiene muchas bondades, también tiene algunas desventajas, como el hecho de que, al conectarnos por ejemplo de una manera directa con un cable cruzado de un equipo a otro, es una red bastante complicada de escalar hacia otros equipos, ya que siempre tendrían que intervenir otro tipo de dispositivos como por ejemplo podría ser un HUB.

En definitiva, compartir archivos en red al conectar equipos como hemos explicado es un paso interesante que podemos dar. Una manera más de controlar y tener disponibles nuestros archivos y carpetas. Aunque si tenemos un router todo esto sería más sencillo y rápido, también podemos conectar dos ordenadores por cable si hacemos uso de los diferentes métodos que hemos descrito, así como por Bluetooth.

¡Sé el primero en comentar!