Cómo crear una contraseña fuerte y que sea difícil de romper

Escrito por Javier Jiménez

Mantener contraseñas seguras es una de las principales técnicas que debemos cuidar para mantener nuestra privacidad y seguridad. Hace unos años, una década, no era algo realmente importante. En aquel entonces, pocas personas tenían acceso a Internet y aún menos tenían cuentas en línea en varios portales. S consideramos las contraseñas sin conexión, necesitábamos contacto físico con el dispositivo. Pero hoy en día es un aspecto muy importante. En este artículo vamos a hablar de cómo crear una contraseña fuerte.

Crear una contraseña fuerte

Hoy en día tenemos cuentas bancarias online, cuentas de correo, aplicaciones de todo tipo. Lo normal es que tengamos varias contraseñas. Si un ciberdelincuente se hace con una clave nuestra, podría desencadenar la pérdida de varias cuentas, por tanto. Incluso algunas sensibles como la que hemos mencionado del banco.

Diversas técnicas de hackeo y de ingeniería social han permitido a los crackers engañar a las personas para que proporcionen sus contraseñas. Aún así, 123456 fue la contraseña más popular durante el año 2016.

Crear una contraseña fuerte, segura, que sea difícil de descifrar es una necesidad hoy en día. Es posible que ya nos hayamos dado cuenta porque muchos servicios en línea no permiten que las personas usen contraseñas simples, incluida información de identificación personal. Incluso términos sencillos y populares de diccionario.

Como siempre, comencemos con las cosas básicas que necesitamos para crear una contraseña segura que tenga suficiente longitud. Con ello logramos que sea difícil de adivinar para los demás y, sobre todo, debería ser muy fácil de recordar para nosotros.

El alfabeto

Lo primero que necesitamos para nuestra contraseña es su estructura básica. Comencemos por escribir un conjunto de letras. Ya hemos mencionado que no debe constituir ninguna palabra del diccionario o alguna otra palabra conocida, como el nombre de algún miembro de la familia o datos nuestros.

Podemos intentar fusionar dos palabras y crear algo irreconocible.

Los números

No hay que incluir la fecha de nacimiento o números de teléfono. Para cada persona, podría haber una secuencia de números que él o ella pueda recordar fácilmente. Hay que intentar mezclar los alfabetos y los números, en lugar de ponerlos uno al lado del otro.

Añadir caracteres especiales

Poner caracteres especiales como $, #, &, etc. en una contraseña sería una buena idea. Si se usa de manera eficiente, podría hacer que una contraseña sea casi imposible de descifrar, a menos que le digamos la clave a alguien.

Mayúscula y minúscula

No hay que olvidar hacer al menos una de las letras en mayúscula. Lo mismo ocurre con las minúsculas, en el caso de que la contraseña sea en mayúsculas. Además de dificultar el ataque, también cumple con los requisitos de contraseña de muchos servicios en línea. Si ya es difícil que averigüen una contraseña con letras, números y caracteres especiales, más aún si le incluimos alguna mayúscula por medio.

La longitud ideal

Bueno, esto forma parte de la decisión de cada uno. Sin embargo se recomienda mantener la longitud entre 12 y 20 caracteres. Lo ideal, claro, es que sea lo máximo posible. Además así cumplimos con las exigencias de algunas páginas.

Lo mejor es no ser predecible. Utilizar palabras, letras, números, caracteres que no nos identifiquen. Si no somos muy imaginativos, siempre podremos crear una utilizando un generador de contraseñas.

Esto es válido para cuentas personales, registros, claves WiFi y cualquier otra acción que requiera de una contraseña.