Google Cloud Shell, 5GB gratis para tus pequeños proyectos de Cloud Computing

Escrito por Rubén Velasco

Cada vez se utiliza más la computación en la nube para todo tipo de proyectos, desde pequeños proyectos personales hasta grandes plataformas como puede ser, por ejemplo, Netflix. Aunque existen muchas plataformas Cloud Computing actualmente, las 3 principales son Microsoft Azure, Amazon Web Services y, como no, Google Cloud Platform. En esta ocasión os vamos a hablar de la plataforma Cloud Computing de Google, concretamente de Google Cloud Shell, sus pequeñas instancias virtualizadas volátiles gratuitas para todos los usuarios ya registrados en Google.

Google Cloud Shell es una herramienta diseñada para permitir a los usuarios de toda la plataforma Cloud Computing de Google, conocida como Google Cloud, gestionar todos los recursos de la nube desde un único lugar. Esta máquina virtual pre-instalada viene por defecto con el SDK de Google, así como con otras herramientas útiles para que los desarrolladores puedan trabajar lo mejor posible directamente en esta plataforma.

Resumen funciones Google Cloud Shell

Qué nos ofrece Google Cloud Shell

Como podemos ver la primera vez que entramos a esta plataforma, Google Cloud Shell nos ofrece, de forma totalmente gratuita, las siguientes prestaciones:

  • Un sistema operativo basado en Debian preinstalado.
  • 5 GB de almacenamiento como directorio principal persistente (los datos no se borran).
  • Nos permite añadir, cambiar y guardar archivos.
  • Cuenta con todas las herramientas de Google Cloud (SDK, Docker, Git, editores de texto, etc).
  • Soporte para lenguajes de programación, como Python, Java, Go y Node.

A pesar de tener 5 GB de almacenamiento gratuito para nuestros archivos y proyecto, Google indica que las máquinas virtuales no son persistentes, sino que se borran después de 20 minutos de haber cerrado la sesión.

Cómo funciona Google Cloud Shell

Para utilizar esta plataforma, lo único que debemos hacer es acceder al siguiente enlace desde nuestro navegador y, si no lo estamos ya, iniciar sesión con nuestra cuenta de Google para poder utilizarlo y tener disponibles estos 5 GB de almacenamiento en la nube de Google.

Una vez que estemos dentro de esta instancia Linux virtualizada, ya estaremos utilizando nuestros 5 GB como almacenamiento persistente. Para ver los datos que tenemos almacenados en este directorio no tenemos más que utilizar el comando “ls”, igual que en cualquier otro Linux, para ver los datos del directorio.

Utilizando la terminal del sistema operativo podemos igualmente añadir nuevos archivos a la nube creándolos con aplicaciones como, por ejemplo, nano.

Usar Google Cloud Shell

Además, también podemos subir nuestros propios archivos desde el ordenador a este almacenamiento (un script ya creado, por ejemplo) para poder ejecutarlo en el sistema Linux, o descargar cualquiera de los archivos que tenemos en este almacenamiento persistente a nuestro ordenador.

Subir o bajar archivos de Google Cloud Shell

Como hemos dicho, Google Cloud Shell, así como sus 5 GB de almacenamiento gratuito, están pensados para pequeños proyectos debido a las limitaciones de esta plataforma (entre otras, que las máquinas virtuales se destruyen tras 20 minutos de cerrar la sesión), y, por lo tanto, solo nos queda el almacenamiento persistente, pero sin ninguna tarea en segundo plano.

¿Qué te parece Google Cloud Shell? ¿Qué ideas de uso se te ocurren para esta plataforma y sus 5 GB de almacenamiento gratis?

Últimos análisis

Valoración RZ
5
Valoración RZ
8
Valoración RZ
9
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10