5 consejos para ahorrar datos de Internet en Android

Escrito por Javier Jiménez

Aunque las tarifas de datos móviles cada vez son más amplias, la realidad es que consumimos más. Esto es así ya que hay más aplicaciones, más posibilidades para enviar y recibir datos pesados. También nuestros dispositivos han cambiado mucho en los últimos años y cada vez los utilizamos para más cosas. Por ejemplo el tema de la mensajería. Antes únicamente mandábamos texto y ahora realizamos más videollamadas o llamadas de voz, por ejemplo. Hoy vamos a hablar de algunos trucos para ahorrar datos en Android.

Ahorrar datos en Android

Como sabemos, Android es el sistema operativo más utilizado en móviles. Muchos usuarios necesitan ahorrar datos para no agotar su tarifa. Hay muchas formas de hacerlo y estos son algunos de los ejemplos más útiles.

Restringir datos en aplicaciones en segundo plano

Algunas aplicaciones siguen consumiendo datos móviles incluso cuando el teléfono no está en uso. Los datos en segundo plano nos permiten mantener las aplicaciones monitoreadas y actualizadas mientras realizamos otras tareas o cuando la pantalla está apagada. Pero cada aplicación no necesita usar datos en todo momento.

Para evitar esto vamos a Configuración > Uso de datos y podremos ver las estadísticas de qué aplicación está consumiendo y qué cantidad de datos.

Si pinchamos en una aplicación veremos el uso de datos en primer plano y en segundo plano de esa aplicación en particular. El uso de datos en primer plano es la información consumida por la aplicación cuando la estamos usando de forma activa. Los datos en segundo plano son los que se consumen cuando no se usa la aplicación y se ejecuta en segundo plano. No requiere acción y ocurre automáticamente. Esto puede incluir cosas como actualizaciones automáticas de aplicaciones o sincronización.

Si vemos que los datos en segundo plano son demasiado altos para una aplicación y no necesitamos que permanezca en segundo plano en todo momento, pinchamos en “Restringir datos en segundo plano de la aplicación”. Esto asegura que la aplicación consumirá datos solo cuando esté abierta.

Compresión de datos en Chrome

De esto ya hablamos en un artículo anterior donde mostrábamos algunos trucos para este navegador. Como sabemos, Google Chrome es el navegador más utilizado en Android. Existe la posibilidad de comprimir datos de navegación. Esto nos ayuda a ahorrar mientras visitamos páginas web.

Como podemos imaginar, al comprimir los datos no obtendremos la misma calidad. Aun así, es una buena opción para aquellos usuarios que tengan pocos datos en su tarifa y quieran seguir navegando.

Todo el tráfico, una vez activado, pasa por un proxy de Google. Para activarlo hay que ir a Configuración, ir hasta abajo a Ahorro de datos. Aquí podemos activar el ahorrador.

Actualizar sólo desde Wi-Fi

Esto es algo más común. Si queremos ahorrar datos lo mejor es actualizar las aplicaciones únicamente desde una red Wi-Fi. Hay algunas que únicamente consumen unos pocos megas. Sin embargo otras pueden ser actualizaciones muy pesadas. Más aún si vamos a realizar una actualización del sistema operativo o descargar complementos grandes para ciertos programas.

Para ello vamos a Play Store, Menú > Configuración > Actualización automática de aplicaciones. Nos aseguramos de seleccionar “Actualizar automáticamente aplicaciones solo a través de Wi-Fi”. Alternativamente, podemos elegir “No actualizar automáticamente las aplicaciones”, pero no se recomienda, ya que tendríamos que actualizarlas a mano.

Limitar el uso de streaming

La transmisión de música y videos es el contenido que más datos come. Del mismo modo que las imágenes de alta calidad. Lo mejor es intentar evitarlos cuando estemos usando datos móviles. Podemos optar por almacenar música y vídeos localmente o descargarlos cuando estemos conectados a una red Wi-Fi.

Al transmitir con datos móviles, podemos disminuir la calidad de la transmisión y así ahorrar en el uso de datos. Youtube consume una gran cantidad de datos, por lo tanto, una buena idea es reducir la resolución del vídeo mientras estemos conectados por datos móviles.

Cuidado con las aplicaciones que más consumen

Hay aplicaciones que pueden consumir mucho más de lo normal. Hay que prestar atención a ellas. Es posible que no nos demos cuenta de que la aplicación Google Fotos podría estar sincronizando imágenes en segundo plano cada vez que hacemos clic en una. Las aplicaciones de redes sociales como Facebook e Instagram consumen una gran cantidad de datos. Hay que tener cuidado a la hora de ver vídeos o GIF en estos programas.