Los ultrasonidos pueden bloquear Windows e incluso romper tu disco duro

Escrito por Javier Jiménez

Existen muchas formas de infectar un equipo con malware. Las amenazas están presentes cuando navegamos de muy diversas maneras. Recientemente publicamos un artículo en el que hablábamos de cómo simplemente con un pendrive podrían bloquear un ordenador. Hoy nos hacemos eco de una investigación en la que demuestran que con ultrasonidos se podría bloquear un equipo con Microsoft Windows o Linux y causar la famosa pantalla azul. Además, con estas mismas señales acústicas se podría dañar un disco duro.

Logran bloquear un equipo con ultrasonidos

Estas señales ultrasónicas no son perceptibles por el oído humano. Sin embargo serían capaces de paralizar por completo un equipo con Microsoft Windows o Linux. Un tipo de ataque sin duda peculiar pero que podría dañar a los usuarios.

Estos sonidos podrían ser provocados desde el propio altavoz integrado en el equipo, así como cualquier otro dispositivo que pueda emitir sonido cercano a él. Esto afecta, como hemos mencionado, también a los discos duros que podrían quedar inutilizados.

Los discos duros están expuestos a vibraciones externas. Es por ello que los investigadores demostraron cómo las señales acústicas especialmente diseñadas podrían causar vibraciones significativas en los componentes internos de las unidades de disco duro, lo que finalmente conduce a un fallo en los sistemas que dependen de la unidad de estos dispositivos.

En la actualidad, los discos duros modernos cuentan con sensores que detectan el movimiento y mejorar su funcionamiento. Tienen como objetivo mejorar el trabajo del cabezal, para que se posicione con mayor precisión. Esto sirve para leer y escribir datos en él.

Sin embargo los ultrasonidos podrían producir un falso positivo, un mal funcionamiento de estos cabezales que provocarían un impulso innecesario y causar daños.

A través de ultrasonidos pueden bloquear Windows

Paralizan una cámara de vigilancia

En su investigación, al explotar esta vulnerabilidad de los discos duros, los investigadores demostraron cómo los atacantes podían llevar a cabo ataques exitosos en discos que se encuentran en sistemas de CCTV, por ejemplo. También en equipos de escritorio. Esto podría provocar que un sistema de vigilancia deje de grabar vídeos.

Durante su investigación, probaron discos duros de diferentes marcas. Los resultados mostraron que estas ondas ultrasónicas tardan entre 5 y 8 segundos en provocar un mal funcionamiento.

Si el tiempo se ampliaba, incluso hasta 105 segundos como las pruebas realizadas, provocaba que algunos discos duros en dispositivos de videovigilancia dejara de grabar desde el inicio hasta que se reiniciara.

Los investigadores también pudieron interrumpir discos duros en equipos de escritorio y portátiles con sistema operativo Windows y Linux. Tardaron únicamente 45 segundos en provocar que un portátil se bloqueara y 125 segundos cuando provocaron que el propio portátil reprodujera audio malicioso a través de su altavoz.

En definitiva, únicamente a través del sonido podrían interferir en el buen funcionamiento de un equipo. Además, de esta manera un atacante podría hacer que una cámara de vigilancia dejara de funcionar correctamente.

Fuente > The Hacker News

Últimos análisis

Valoración RZ
10
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
10